6 pasos para controlar tus emociones en el trabajo

Pasos que puedes seguir para controlar tus emociones en el trabajo-Vital Coaching Barcelona

La manifestación de ciertas emociones pueden crearnos ciertos problemas y dificultades, especialmente en el trabajo.

Si eres de los que no puede esconder lo que siente; tu cara lo dice todo, se te notan las emociones, por ejemplo, de ira, a la hora de hablar, entonces es momento de que aprendas a pensar positivo, cuando todo va mal, calmar y gestionar la mente, a tu favor.

¡ GRATIS PARA TI !
¡ GRATIS PARA TI !
3 Pasos para poner límites a TU stress de Beatriz Palá

¿Que dice tu cara?

Dicen que la cara es el reflejo del alma, y lo cierto es que cuando algo nos sienta mal, emitimos pensamientos a la misma altura que esas emociones. En realidad, toda expresión de algún modo está mostrando al mundo cómo piensas y sientes respecto a una situación, o a un estímulo en particular. Necesitas gestionarlo.

¿Por qué? Porque hay ciertas situaciones que nos generan emociones incómodas y difíciles de gestionar. Por ejemplo, cuando nos asalta la rabia, el ira, el enfado, etc, muchas veces se nota, y no sabemos guardar la compostura.  No se trata de evitar sentir tu emoción, sino de evitar actuar “sin filtros”, cosa que podría tener consecuencias en el trabajo y en la vida. En cambio, en la vida y en el trabajo, cuando aprendes a gestionar y controlar tus emociones de forma favorable, con profesionalidad y aplomo, puedes lograr grandes beneficios.

¿Cómo gestionar y controlar mis emociones, en el trabajo?

A priori, podría parecerte difícil, sin embargo, siempre hay formas para lograr que, en ciertos momentos de tensión en el trabajo, logres tranquilizar tu mente. El objetivo, tu objetivo es no perder nunca tu profesionalidad.

No es malo sentir cosas, pero si es negativo dejar que estas emociones manejen tu trabajo y vida. 

A continuación, te brindo los siguientes “tips”, con seis pasos que puedes seguir, para controlar tus sentimientos y emociones en la oficina:

6 PASOS PARA CONTROLAR TUS EMOCIONES EN EL TRABAJO

1- Identifica el sentimiento, analízalo, y acéptalo

Ante una situación que te tensiona, pregúntate: ¿qué sientes exactamente? Identifica tu emoción: ¿es rabia?, ¿miedo?, ¿tristeza?, ¿sientes nervios?, ¿envidia? Es fundamental que sepas que es lo que sientes, pues solo así podrás ganar el control sobre el sentimiento. Una vez logres identificarlo, analiza el porqué de este. Traza tu día, los movimientos, las interacciones, todo lo que haya llevado a que surja esta emoción. Ya cuando lo hayas estudiado, es hora de aceptarlo. Si logras aceptar que existe el sentimiento, pierde un poco de fuerza, y se puede disipar.

Control-Emociones-Trabajo-Vital-Coaching-Barcelona

2- Recuérdate a ti mismo tus virtudes y éxitos

En lugar de pretender evitar o dejar de pensar en la emoción—cosa que nunca es realmente posible—enfoca tu energía en recordar otras cosas. Si logras reenfocar tu mente en cosas positivas, como tus habilidades, tus logros, tus metas, tus éxitos etc., lograrás que la emoción disminuya, y poco a poco puedes hasta olvidarla sin siquiera darte cuenta.

emociones-control-coaching

3- Meditación rápida

Encontrar tiempo y espacio para meditar en tu oficina puede ser tarea complicada, pero no tienes que invertir mucho tiempo en hacerlo. Ve a un lugar tranquilo—quizás el baño, o la cocina—y siéntate. Cierra los ojos y concéntrate en un pensamiento concreto. Puede ser tu mascota, tu casa de campo, tu familia, o cualquier cosa que te ayude a sentir felicidad y calma. Toma unos minutos y procura solo pensar en esa única cosa, mientras lo haces, también enfócate en tu respiración. Haz tres respiraciones profundas, inhalando por la nariz y exhalando por la boca. Luego respira con normalidad y hazlo muy despacio, prestando atención únicamente a tu respiración.

4- Escribe

En lugar de expresar tu emoción por medio de palabras, o expresiones corporales o faciales, ¿por qué no escribir lo que estás sintiendo? La escritura es una forma muy sana y terapéutica de expresar y dejar salir tus sentimientos, además de esta forma, no corres el riesgo de herir a nadie. Claro, si es algo que puede perjudicarte, escríbelo en un diario personal, o hasta en un papel que después destruyas. El solo acto de escribirlo ya te hace sentir mejor y la emoción disminuye de a poco.

emociones-control-Vitalcoaching

5- Háblalo con una persona cercana

Obviamente hablar de tus sentimientos en mitad del día de trabajo no es algo común, pero sí puedes hacerlo siempre y cuando lo hagas con alguien que no tenga nada que ver con tu vida laboral. Si vas a decir algo, vete a un lugar privado, y procura que sea lejos de los demás empleados. Una vez estés lejos, llama o envíale un mensaje a una persona que te sepa escuchar y entender, pero que no te juzgue y que tal vez te dé consejo o palabras de aliento para salir de ese momento emocional. En esta conversación, procura no criticar, sino de exponer los hechos y tus emociones tal como son para ti, y con sentido de la auto responsabilidad.

control-emocional-trabajo-Coaching-Barcelona

6- Si es necesario, toma un día personal

Muchas empresas permiten a sus empleados tomarse días personales. Date la oportunidad de calmar tu mente y tus emociones con un día libre, si es que es necesario. Saber parar y decir que necesitamos un rato libre puede resultarte de gran ayuda en estos momentos, y te puede hacer mejor persona. Siempre es mejor admitir que necesitamos tiempo personal, a perjudicar nuestro trabajo y desempeño.

Controlar las emociones en el trabajo, nos permite mantener la calma y tomar distancia, de este modo podremos gestionar, y hacer frente positivamente a situaciones difíciles en el trabajo. 

Si después de estos pasos, sigues teniendo dificultades en el manejo emocional, te ayudará e inspirará, leer este artículo: 8 estrategias para calmar la ira emocional, así como también algunos de estos libros de superación personal, que espero te resulten de interés y útiles.

Y, si la dificultad persiste, se hará necesario, además de gestionar la emoción “in situ”, una revisión más profunda de la situación, de tus emociones, de sus causas y de las medidas que requieres emprender para un posible cambio. Muchas veces, la dificultad, especialmente si es persistente, es una señal que nos muestra “algo” más que debe ser revisado y/o cambiado. Tómalo como una oportunidad, pues si actúas con agilidad y conciencia, puedes lograr grandes cambios positivos y mejoras en tu vida.

 

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera “sesión de diagnóstico gratuita”, sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.