Indicadores de que es momento de abandonar un proyecto

La palabra “abandonar”, en general, está muy mal vista. A menos que lo que vayas a abandonar sea algo negativo, como el tabaco un un mal hábito.
Pero si hablamos de un proyecto o negocio, está muy mal visto. Sin embargo, si no sabes identificar el momento de abandonar un proyecto, puede llevarnos a la ruina.

Inténtalo de nuevo“, “no debes rendirte jamás“; son solo algunas de las frases que escuchamos habitualmente y que nos alientan a continuar…

Y lo cierto es que a todos, una vez que comenzamos un proyecto, nos asaltan las dudas y comenzamos a pensar si  realmente seremos capaces de conseguirlo o realmente merece la pena seguir.
La clave para saber cuándo debemos seguir y cuando no está, sobre todo, en si el proabandonar un proyectoyecto que hemos emprendido continúa teniendo los valores y beneficios que tenía al iniciarlo. Si es así, adelante. Pero si no, continuar puede ser contraproducente y muy peligroso, por lo que abandonar a tiempo es la decisión más inteligente.

¡ GRATIS PARA TI !
¡ GRATIS PARA TI !
3 Pasos para poner límites a TU stress de Beatriz Palá

Cómo saber cuándo es momento de abandonar un proyecto

Cuando la razón por la que has comenzado ya no existe o no es válida

Cada cierto tiempo, pregúntate por qué haces lo que haces y para qué. Pregúntate por qué es importante para ti…

Y si llega un momento en que ha dejado de ser importante o ya no tiene peso ese motivo, no te sientas mal y actúa en consecuencia.

Cuando han cambiado tus prioridades

No siempre podemos prever o controlar todo. Y nuestra vida es algo que está en constante movimiento… Por lo tanto, tus prioridades podrían cambiar. Podrían cambiar tus ideas, tus ideales, tu manera de pensar y hasta tus objetivos.

Y no pasa nada. Pero si tus prioridades cambian, seguir insistiendo en un proyecto que ya no encaja con ellas, es un error y, probablemente, un pérdida de tiempo.

Cuando ya no te parece interesante ni divertido

Todos los proyectos tienen momentos buenos y momentos malos. Y por mucho que te guste lo que haces, siempre habrá tareas que no te gustan tanto. Todo esto entra dentro de lo normal.

Ahora bien, cuando la mayor parte de las tareas o el proyecto en sí se vuelve pesado, se convierte en solo una obligación y consume todas tus energías, es momento de comenzar a valorar si abandonar es una buena decisión.

No todo te va a gustar, pero sí deberías disfrutar al menos un poco de lo que haces. De lo contrario, todo el camino será cuesta arriba y superar las dificultades se volverá cada vez más pesado y complicado.

Cuando los resultados no justifican el coste

Todo proyecto requiere de inversiones: en tiempo, en dinero, en recursos…

Cuando esas inversiones superan las previsiones y lo que se obtiene no compensa el esfuerzo o la inversión, claramente estás ante un indicativo de que debes revisar si abandonar es una decisión a valorar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.