¿Sabes qué son las creencias limitantes?

Tu creencias pueden estar condicionando tu vida, la forma en la que te relacionas y la forma en la que percibes la realidad. ¿Lo sabías?
Se trata de creencias limitantes que frenan nuestro desarrollo y, de alguna manera, hacen más complicado nuestro días a día y nuestra vida en general.

Creencias limintaes, ¿qué son?

creencias limitantes

  • No puedo…
  • No sé…
  • Sé que…
  • Nadie…
  • Todos…

Seguramente te suenan o has utilizado algunas veces alguna de las estructuras semánticas anteriores. Casi todos, con esas estructuras, formulamos creencias y frases que nos acompañan y repetimos continuamente a lo largo de nuestra vida.

¡ GRATIS PARA TI !
¡ GRATIS PARA TI !
3 Pasos para poner límites a TU stress de Beatriz Palá

La raiz del problema está en la educación y las experiencias que vamos teniendo desde que somos niños. A veces lo que aprendemos y experimentamos queda grabado en nuestra mente de forma inconsciente; y otras muchas veces ocurre de forma consciente.

Cuando hablo de “problema” me refiero a las creencias de carácter limitante, ya que también existen creencias que nos ayudan a vivir mejor, con mayor plenitud, siendo más libres.
Son las creencias limitantes las que nos condicionan, a veces distorcionando la manera en la que percibimos la realidad y condicionando nuestra forma de actuar o nuestro comportamiento. Por tanto:

“Tanto si crees que puedes como si crees que no puedes, en ambos casos tienes razón.”

Debemos otorgar a este tipo de creencias la importancia que realmente tienen. Y es que pueden afectar de una forma muy negativa a nuestra autoestima, mermar nuestro bienestar, condicionar nuestras relaciones, afectar a nuestra salud e incluso provocar un impacto negativo en nuestro trabajo. En realidad, acaban invadiendo cualquier ámbito de nuestra vida.

Creencias limitantes más frecuentes

Mi trabajo me permite continuamente identificar creencias limitantes en las personas con las que trabajo. Y quizá estas son algunas de las más frecuentes:

  • Debo hacer lo que mi jefe dice y quiere.
  • Si fracaso no me van a querer o me van a rechazar.
  • Si me echan de mi empresa no voy a conseguir otro trabajo mejor.
  • Ya soy muy mayor para encontrar otro trabajo.
  • Nunca tengo tiempo, etc.

¿Quizás tú también puedas identificar una u otra en ti o personas que forman parte tu entorno? Si es así, tengo una buena noticia: las creencias limitantes se pueden transformar. Pero de eso y de cómo lograrlo hablaremos con más calma en el próximo artículo…

Hasta entonces, gracias por estar ahí. Te envío un gran abrazo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.