El poder de la compasión

Cuanto mayor sea la compasión hacía los otros, mayor es el amor hacia uno mismo. 

Compasión-Bienestar-VitalCoachingB arcelonaImagen: https://www.pexels.com/photo/artistic-blossom-bright-clouds-207962/

La compasión es una llave maestra que abre grandes puertas y… la más importante y poderosa de todas: la del amor.  Sólo amando a los demás, y lo demás tal como es, entonces se está en disposición de amarse verdaderamente, a uno mismo.

La compasión es una emoción que nos invita a empatizar con las personas, permitiendo que cada uno sea cómo es, aceptamos así y sin juicio los aciertos y desaciertos desde una visión mayor que nos vincula con la grandeza divina de todos, siendo cada uno de nosotros quienes somos…

Aún así, la comprensión del término “compasión”, en general, dista mucho de todo lo explicado anteriormente, y se suele emplear habitualmente para expresar lástima o pena por otra, u otras personas. En realidad su empleo ha caído en desuso, y su verdadera práctica también.

“El problema humano básico es la falta de compasión. Mientras este problema subsista, subsistirán los demás problemas. Si se resuelve, podemos esperar días más felices.” Dalai Lama

Sentir “Compasión”

Sentir “compasión” no es sentir pena por otra persona, sino respetando y amando lo que el otro es, como a nosotros mismos. La realidad es que cuando se nos sugiere que pensemos con compasión, se acostumbre a pensar o sentir: “Bastante tengo con lo mío, cómo para pensar en los demás”. Y es que la vida que vivimos nos deja poco tiempo. Expertos en urgencias y sin tiempo para nada, creemos tener poco margen para ocuparnos de nosotros mismos, también de los demás y de lo de los unos con los otros.  Así, poco a poco, nos desvinculamos, deshumanizamos y hasta cosificamos. “Cosificar” significa convertir en cosa a alguien o algo. Y yo creo que esta es una práctica habitual, por ejemplo cuando andamos y no nos vemos ni miramos unos a otros, el camarero nos sirve un café y obviamos que tras ese café entregado hay un ser humano, etc… Lo hacemos sin darnos cuenta, sin tiempo para nada…

Sin embargo, y aún comportándonos así, descubrimos como paradójicamente todas las personas anhelamos que alguien se preocupe por nosotros, que otros se den cuenta de que existimos, buscamos y agradecemos el reconocimiento. Cuando esto no sucede, sentimos una gran distancia hacía los demás, alejándonos de ellos. Entonces las relaciones se debilitan y nuestro trabajo sufre, porque cerrar nuestro corazón afecta la forma en que pensamos y hablamos con los demás. Podemos preguntarle a la gente cómo están, pero con demasiada frecuencia nuestra mente está en otra parte. Lo que pensamos y sentimos lo transmitimos, y el alejamiento que entregamos lo recibimos en mayor medida. El costo es obvio.

En cambio, el momento en el que alguien muestra verdadera compasión por ti, sale el sol y tu corazón comienza a descongelarse. Para poder apreciar el poder de la compasión, es necesario practicar.

Si esto de verdad te interesa, no dejes de leer este artículo. Piensa en cómo te encuentras, o piensa en lo que puedes hacer para ser más compasivo. La compasión genera grandes beneficios en nuestra vida. Se puede practicar y merece la pena, pues cuanto más de ella entregas, más recibes, en forma exponencial.

Compasión-VitalCoachingBarcelona

Imagen: Clem Onojeghuo

Como practicar la compasión

1- Compasión por uno mismo

Hace un tiempo tuve un dolor en la rodilla un poco fuerte. En un primera momento me quejé para mis adentros. Luego, me di cuenta de que debía aceptar lo que me estaba ocurriendo. Hice una meditación compasiva hacía mi rodilla, acepté y me reconcilié con mi dolor. Bajó la intensidad, y como no era nada importante, pronto dejó de dolerme.

Hace tiempo que descubrí que tener compasión por uno misma, tanto en relación a dolores físicos como emocionales, es esencial para una misma y también para practicar la compasión con los demás. Trabajar el perdón hacía una misma, te conecta con la compasión hacía los demás. En este efecto bucle crece tu alegría, paz y amor.

2- Muestra preocupación genuina

Cuándo le preguntas a alguien cómo está, presta toda tu atención a la persona que tienes frente a ti. Deja ir lo que sea que sientas y abre tu corazón a tu visión sobre su bienestar.

Si bien al principio puedes parecer pretencioso, tu cariño será genuino y se notará la diferencia que estás haciendo. Al hacerlo mejoran las relaciones y se estrechan los vínculos entre las personas con las que te relacionas.

3- Escucha cuidadosamente

Cuando una persona te explica un problema, no tienes nada que lamentar ni porque ofrecerle una solución. Muchas veces, ni siquiera estará en tus manos. A cambio, solo escucha de la manera más generosa que puedas, y busca entender y apreciar lo que significa para la otra persona todo eso que está contando.

Evita la tentación de habla sobre ti mismo, o sobre las veces que tú has sentido lo mismo que él o ella, te está expresando. No es necesario ni útil. Recuerda las veces que alguien te ha escuchado y el alivio que has sentido. Tu puedes hacer lo mismo…

Compasion-Coaching-VitalCoachingBarcelona

Imagen: Priscilla Du Preez

4- Habla desde tu corazón

Cuando alguien me ha escuchado con compasión, lo único que necesitan decir es “lo siento, o entiendo”. Eso es todo lo que necesito escuchar porqué sé que de verdad lo siente en su corazón, que de verdad es sincero. No existe manera de fingir la compasión.

El camino de la compasión es natural, está dentro de cada uno de nosotros ser así. Toma mucha conciencia y una motivación para compartir tu nobleza. Ten presente que el mundo necesita de tu compasión, y ahora más que nunca.

5- Da rienda suelta a pequeños actos de bondad

Obséquiate regalos de bondad a ti mismo, a los que amas y a los que no conoces. Sonríele a un extraño. Hazle un cumplido a un compañero de trabajo. Recuérdale a tu amigo lo agradecido que estás por su presencia, presta atención, dona tu tiempo y haz voluntariado.

6- Ponte en modo “dar es recibir”

Cuando ayudamos otra persona, en esencia nos estamos ayudando a nosotros mismos. Hacer el bien a los demás nos abre la puerta para recibir y experimentar la felicidad y la paz en nuestras propias vidas.

Desecha tu mentalidad de escasez, esa que dice que no hay suficiente de esto o de aquello para todos, y reemplázala con una mentalidad generosa.

7- Enfócate en las similitudes

Imagina que el sufrimiento de los demás es tu sufrimiento. ¿No desearías que terminara ese dolor? ¿Qué tan feliz serías si tu sufrimiento se aliviara? Todos deseamos reconocimiento, afecto, amor, felicidad y paz. Todos deseamos evitar el sufrimiento, la desesperación, la soledad y el dolor.

Cuando reconocemos nuestras similitudes con los demás, incluso si eso es lo último que queremos hacer, volvemos a enmarcar la situación y crear un vínculo que alivie el sufrimiento: el de ellos y el tuyo. Crea siempre en tu mente, para ti y para los demás, la imagen de solución. Esta es una verdadera forma de ayudar, para ti y para los demás. Al hacerlo, y puede ser únicamente de pensamiento, generarás posibilidades reales y fuerza para que tu y la otra persona crea en ellas.

“Solo el desarrollo de la compasión y la comprensión para los demás puede traernos la tranquilidad y la felicidad que todos buscamos”. – Dalai Lama

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera “sesión de diagnóstico gratuita”, sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

La comunicación remitida quedará incorporada a los sistemas de información de Vital Coaching Barcelona, pasando a formar parte de su lista de distribución, según los "Términos legales y la Política de Privacidad de Vital Coaching Barcelona"

En cualquier momento podrás ejercitar los derechos de ACCESO, RECTIFICACIÓN, OPOSICIÓN y, en su caso, CANCELACIÓN de tu suscripción, comunicándolo por escrito e indicando tus datos personales a beatriz@vitalcoachingbarcelona.com

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto los Términos Legales y la Política de Privacidad* *