Entradas

Dejar ir: Rendirse o soltar

Dejar ir : es inevitable

Lo cierto, es que yo creo, que todos nosotros, en algún momento de nuestras vidas, hemos tenido que » dejar ir » y, separarnos de alguna persona importante o querida. También, y en el devenir de nuestras vidas, en otros momentos, es posible que hayamos tenido que dejar de invertir tiempo y recursos, o incluso abandonar algún proyecto, en el que inicialmente habíamos depositado muchas ilusiones y esfuerzos.

Dejar ir

Todas estas cosas pueden pasar, y pasan… Y, cuando decimos adiós,  en ocasiones, se produce una ruptura con nuestra rutina y el mundo conocido… Y eso puede generar dolor y también resistencias. Porque nuestro cerebro y, nuestra mente, se resiste, por lo general  a los cambios, y en lo concreto a lo que nos confronta con nuestros retos, manifestando así sus miedos.

Este apego a lo conocido, y esta tendencia de nuestro cerebro a mantenernos en el mismo lugar de siempre aunque «algo» no funcione, hace que en el contexto nuestra rutina, nos resulte tan complicado, a veces, salir de nuestra famosa zona de confort, – a la que yo en ocasiones y, bromeando,  la he llamado «zona incómoda de confort». Este es el motivo, por el que, a lo largo de la vida y, frente a situaciones incómodas en las que aprieta el calzado, podemos repetirnos expresiones del tipo: “voy a aguantar un poco más” , “quizás las cosas cambien”… Craso error, porque OJO, si no hacemos nada diferente, seguiremos «en el más de lo mismo», y peor aún, cada vez con menos recursos y energía, estaremos perdiendo un tiempo muy valioso para emprender nuevos vuelos de éxito.

Cómo saber cuándo ha sido suficiente, y dejar ir

No es fácil. En nuestro día a día, si nos cortamos con un cuchillo mientras cocinamos, casi de forma inmediata nos curamos la herida y evitaremos, al cortar nuevamente, cometer el mismo error. Sin embargo, en la vida, muchas veces los cuchillos no los vemos y las heridas no son tan evidentes…

Las personas no van reconociéndose como  tóxicas, ni las situaciones a las que nos enfrentamos tienen colgado el cartel de “peligro”. Además tenemos ciertas necesidades que lo pueden complicar un poco más, como el apego, el trabajo, la afiliación, etc.

Todo esto hace que muchas veces tengamos que hacer malabares para llegar a la conclusión de que ha sido ya suficiente. Para lograrlo valora por ti mismo, como te sientes frente a la situación que vives. ¿Es eso lo que de verdad deseas para ti?, ¿Que puedes hacer diferente?, ¿Que pasa -o que es lo peor que te podría pasar, si «dejas ir»?,…

Dejar ir Vital Coaching BarcelonaHacerlo requiere un trabajo de introspección con conciencia y desde el auto conocimiento, para saber dónde estás, identificar que, de verdad te ocurre en lo profundo, y así resolver tu conflicto desde su origen y reconciliándote con él, y contigo mismo.  Cuando lo logras, has dado un paso adelante, mucho mayor que la resolución del conflicto que te ocupa en este momento, y así, estas en disposición de avanzar, o soltar, iniciar o emprender nuevos proyectos, y, sobre todo, estás en disposición de vivir. Si, de VIVIR la vida que de verdad si quieres, mereces y puedes vivir para TI. Y, siempre estás a tiempo de hacerlo….

Este es un tema que da mucho de sí y del que podríamos hablar largo y tendido. De hecho, quizá en próximos posts dedique algo de espacio a daros algunas pautas para saber cuándo ya ha sido suficiente y aprender a soltar y «dejar ir»… Y, precisamente sobre soltar y dejar ir…un libro muy recomendable es el de David R. Hawkins «Dejar ir». En él,  Hawkins, explica como lograr la claridad interior y superar los problemas que aparecen en nuestro camino, y él, lo expresa así: “no mediante la búsqueda de respuestas , sino deshaciendo las bases del problema».

Si quieres puedes…

En Vital Coaching Barcelona queremos ser parte de tu éxito y, ayudarte en tu camino de «soltar» y «dejar ir», para que, con conciencia, autenticidad, sinceridad, y honestidad, pongas rumbo a la dirección de tu éxito -personal y profesional-. 

Por ello, y si quieres, comprobarlo por ti mismo y, en primera personas, reserva ya, tu primera sesión gratuita, sin compromiso alguna. En ella, nos conoceremos y descubriremos todo lo que puedes llegar a conseguir con mi ayuda. Haz click AQUÍ, y…

 ¡ Apuesta por TI !

 

Para tener éxito rodéate de personas mejores que tú

 

tener-exitoUno de estos días, en plena calle cuando, justo al lado escuché a una chica muy joven decirle a otra con la que hablaba: «rodéate de personas mejor que tú«. Desconozco el resto de la conversación, pero me hizo pensar y reflexionar… ¡Qué gran verdad! ¡Qué gran necesidad! Sin embargo, no siempre aplicamos esta máxima en nuestras vidas.

Y es imprescindible hacerlo ya que existen motivos de sobrado peso para ello, algunos de ellos son:

La teoría del promedio de 5

Muchas teorías hablan y demuestran que somos el producto de las cinco personas con las que más contacto tenemos…  Date cuenta de con quien te relaciones y con quien quieres hacerlo, preguntándote: ¿Quienes hacen tu promedio? y ¿Quienes quiero que hagan mi promedio?

La importancia de mirar hacía adelante

Difícilmente lograremos obtener algo si nos rodeamos de personas que van algunos pasos por detrás de nosotros. Sí, algunos cumplidos y poco más. Para aprender, avanzar y crecer, es fundamental mirar a los que van algunos o muchos pasos por delante de nosotros, admirarles e intentar aprender de ellos.

Esto es perfectamente aplicable al trabajo y a los negocios. Si quieres emprender y montar tu propio negocio, entonces rodéate de personas que ya lo han hecho, que tienen experiencia, analiza qué han hecho ellos que tú no has valorado o no estás haciendo…
Busca referentes, sea lo que sea lo que quieres hacer o conseguir, seguro que tienes algún o algunos referentes. Analízalos, averigua lo que hacen y cómo lo han hecho y, si es posible, acércate a ellos para aprender de ellos.

No quiero decir con esto que copies ni imites a nadie, lo que digo es que aprendas de ellos.

Que nada te frene. Inspírate, aprende y pasa a la acción. Nadie nace aprendido, todos hemos empezado alguna vez y los errores son los que nos han ido ayudando a crecer, a mejorar, a superarnos a nosotros mismos. No digo que sea un camino de rosas, pero si que con pasión, compromiso y en acción, podrás superar cualquier obstáculo y tus propios límites.

Mirar a quien despierta tu admiración es muy motivador. Lo contrario, la envidia, te paraliza. Así que siempre es mejor elegir admirar de quienes podemos aprender y son nuestras referentes, eso sí con una visión y convicción, y esa es que: para ti es posible lograrlo. Si lo piensas bien, y esta es la realidad, ninguna de esas personas, las mires como las mires, son mejores ni peores que tú, simplemente han tenido la determinación de hacerlo. Del mismo modo que tu, todos la necesitamos. Y para hacerlo, es imprescindible tener claridad y pasión, elaborar un plan de acción coherente y consistente, y así mantener la fuerza, el foco y la persistencia que nuestros objetivos requieren.

Si de verdad tienes una meta que quieres alcanzar, despréndete de las excusas, enfócate, deshazte de la envidia, empieza a admirar -o admira más-  y rodéate de personas mejores que tú, que te empujen a ser la mejora versión de ti mismo

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres ser parte del promedio de las personas que suman…

Nos vemos

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Ventajas de delegar

delegarDelegar es una de las actividades que más complicadas, una de las que más nos cuesta llevar a cabo. Y no es de extrañar, ya que delegar una tarea no sólo supone encomendar su ejecución a otra persona, sino asumir los riesgos que ello supone. Al delegar otorgamos a otra persona la posibilidad de realizar esa tarea o actividad en nuestro nombre, automáticamente asumimos las consecuencias de algo que no controlamos de manera directa.

Teniendo en cuenta lo que supone delegar, es evidente que para hacerlo de manera efectiva, hay un factor imprescindible que debe estar siempre presente: la confianza. Para que la delegación de los frutos que se esperan, debe existir confianza y la total seguridad de que la persona a quien se encomienda la tarea, es capaz de realizarla y además muestra interés por hacerla.

Si tenemos en cuenta todo lo anterior, resulta sencillo entender por qué es tan complicado delegar, por pequeña que sea la tarea… Sin embargo, es importe saber y tener en cuenta también que, a pesar de no ser fácil, delegar ofrece muchas ventajas y se torna un proceso imprescindible para alcanzar el éxito

Ventajas de delegar

No somos omnipotentes, es muy complicado que una sola persona sea capaz de abarcarlo todo, de desarrollar y llevar a cabo todas y cada una de las tareas y actividades que requiere y exige cualquier proyecto, por pequeño que sea. Y es que, cualquier proyecto (o empresa) requiere del desarrollo de múltiples tareas que precisan de tiempo.

Todavía existen profesionales que quizá por muy diversos motivos, evitan delegar algunas tareas, lo que les lleva a trabajar de manera continua al cien por cien de sus posibilidades. Y esto, en muchos casos, puede ser contraproducente, más que positivo o beneficioso para el proyecto o la empresa.
Apostar por delegar, sin embargo, cuando sea hace de la manera adecuada, se logra multiplicar y potenciar las capacidades de las personas, obteniendo así resultados positivos en todos los sentidos: organización, tiempo, colaboración, participación, de cara al alcance de los objetivos, la calidad del trabajo, los resultados, etc.

Cómo delegar de forma efectiva

Delegar no es fácil, pero sí es imprescindible. Y saber cómo y a quién delegar, es muy importante.

A continuación os enumero algunas claves básicas a tener en cuenta al delegar una tarea o actividad para obtener los mejores resultados:

  1. No olvidar la tarea
    Cuando hablamos de delegar, a veces se tiende a pensar que es sinónimo de olvidar. Craso error. Que encomiendes a otra persona una tarea o actividad no implica que puedas olvidarte de ella. Y no debes olvidarte. La otra persona la realizará, pero tú debes saber y seguir lo que hace, llevar un control.
  2. Si te cuesta delegar, pregúntate si es realmente necesario que lo hagas tú
    No es fácil delegar, especialmente algunas tareas o funciones, pero se puede aprender a hacerlo. Probablemente al principio te cueste más… Te recomiendo que, en esas tareas en las que más te cuesta, te hagas esta pregunta: «¿realmente es imprescindible que sea yo quien lo haga?» «¿Cuánto cuesta que lo haga yo, en tiempo y dinero y, cuánto cuesta que lo haga otra persona, x?» Respóndete con sinceridad y valora todas las posibilidades y opciones que hay.
  3. Apuesta por la formación de las personas en las que vas a delegar tareas o funciones
    Para delegar y hacerlo de forma efectiva y eficaz, es imprescindible confiar en la persona a la que se le encomienda la actividad. Bien, pues para confiar en esa persona debemos tener la total seguridad de que es capaz de realizarla con el nivel de exigencia que exige la propia tarea. Y para conseguir esto, la formación juega un papel importante; no tengas reparos en invertir todos los recursos a tu alcance en la formación de  empleados o las personas con las que vas a trabajar…
  4. Crea un ambiente de confianza
    La confianza no se puede construir sobre una base de miedo e inseguridad. Por ello es necesario que el ambiente de trabajo sea de confianza y seguridad, de manera que cada una de las personas que participan en el proyecto o forman parte de la empresa, se sientan cómodas y sean capaces de tomar decisiones sin miedo a la equivocación.
  5. Motiva e implica a tu equipo
    Dale un sentido y un porque al trabajo encomendado y delegado a cada persona. Reconoce su contribución y hazle saber el valor de su aportación específica, al total del proyecto global al que pertenece. Ofrécele la oportunidad y el reto para que proponga propuestas de mejora en el desempeño de su trabajo dentro de este contexto global, y también la posibilidad de que su trabajo sea visto y reconocido en otros departamentos de la compañía.
  6. Establece objetivos claros
    Marcar los objetivos e indicar los pasos para conseguirlos es clave para una delegación efectiva. Procura que cada una de las personas con las que trabajas conozca muy bien los objetivos y sepa cuál es el camino por el que se va a andar para alcanzarlos.

Delegar no es tarea sencilla, pero los resultados se pueden multiplicar gracias a ello. Por eso, si te cuesta hacerlo, te recomiendo que comiences dando estos pasos con las tareas que menos responsabilidad requieren. Poco a poco comprobarás que delegar tareas te permite disponer de más tiempo que puedes destinar a funciones más relevantes, multiplicando así tus propias capacidades y también potenciando y acelerando el alcance de los objetivos.

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres saber en qué y cómo puedo ayudarte…

Nos vemos

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.