Entradas

¿Te cuesta avanzar?

Coaching BarcelonaSi ya lo has intentado todo…

Si te agota y desanima no saber qué hacer…

Si sigues dándole más vueltas…

Entonces es porque sólo lo has intentado…

Intentar es una palabra que nos aleja de los resultados porque intentarlo no tiene la fuerza de la acción, sino que «per se» ya nos anuncia que se trata de eso, de sólo «un intento». Este intento si no tiene la fuerza de la convicción nos restara energía y seguiremos intentandolo sólo un poco más, y cada vez con menos ganas. Pasar del intento a la acción con convicción marca la diferencia de los intentos fallidos y desgastantes que nos apartan de nuestros sueños. Porque sólo cuando estés realmente convencido de lo que deseas irás hacía ello con energía. Cuando eso ocurre entonces las ideas llegan y la acción forma parte del proceso de un modo armónico y fascinante. Los recursos se presentan de un modo sorpresivo y casi mágico, es lo que Deepak Chopra explica en su libro «Sincrodestino». En él nos describe la secuencia de sincronizidades que se producen cuando la persona está alineada con lo que de verdad quiere, en resonancia consigo mismo. Uno de los consejos que Chopra da es la escucha interna que te invito a practicar:  

«Escucha la sabiduría de tu cuerpo, que se expresa por señales de comodidad e incomodidad. Cuando elijas cierta conducta, pregunta a tu cuerpo que siente al respecto. Si tu cuerpo envía una señal de inquietud física o emocional, ten cuidado. Si tu cuerpo envía una señal de comodidad y anhelo, procede.» Deepak Chopra

Una vez tengas tu objetivo reconocido, te propongo que realices este ejercicio que te dará la pauta de cuan real y en que grado estás en sintonía con él, antes de pasar a la acción. Este punto es esencial, pues sólo cuando estas alineado te sabes ganador y, a diferencia de la actitud del perdedor o de la víctima, te haces responsable de tus actuaciones modificándolas y adecuándolas a tus objetivos, para alcanzarlos.

La fuerza te, moviliza hacía tu objetivo e invita a la acción constante, con consistencia y pasión.

Uno de los mayores inconvenientes que observo últimamente es el desánimo y la falta de claridad en el objetivo. Una idea vaga trae como consecuencia resultados vagos y difusos que retroalimentan el desánimo. Decimos saber lo que queremos, pero muchas veces es una idea abstracta sin nombre y apellido. Los motivos pueden ser muchos, desde tener miedo a nuestro propio valor, aprendizajes y experiencias pasadas, etc. Sea cual sea la razón, lo cierto es que sólo si sabemos lo que queremos lo logramos. Por supuesto que no podemos alcanzar todo lo que queremos, yo a estas alturas de mi vida no puedo ser tenista profesional, por ello mi objetivo está acorde a mi realidad, manteniendo mi ambición e ilusión por lo que sí sé que quiero.

Si quieres lograr tus objetivos, no hagas como Alicia dejando todas las variables abiertas al azar, pues en la medida en que concretes, así serán tus posibilidades de éxito. 

Coaching BarcelonaAsí pues la importancia de la claridad, la sinceridad y la concreción es el primer paso imprescindible lograr tus metas. El ejercicio de identificar el objetivo real requiere su tiempo y también sus recursos de apoyo, en muchos casos. Todo cuanto inviertas en ello, será poco en relación a los resultados que puedes lograr para dejar de permanecer en el «dándole vueltas a la misma idea sin avanzar»

PASAR A LA ACCIÓN

Todo objetivo requiere de su plan de acción y si estás decidido a conseguirlo obtendrás las fuerzas y los recursos para trazar el camino que te lleve a tu objetivo.

Cuando somos capaces de identificar nuestro objetivo real y acorde a nuestros valores el camino se allana y entonces ya podemos sentir como la emoción del logro ya conseguido nos moviliza con fuerza hacía él.

ANTES: CONCRETA Y ESCRÍBELO

  • Define con claridad y concreción lo que deseas, escríbelo, visualízalo fija un tiempo límite para lograrlo y toma acción.
  • Escribe lo que desees ser, hacer, tener en tu vida. La letra escrita es un compromiso que adquieres contigo mismo, te permite revisarlo, actualizarlo y dejar constancia de tus avances y aprendizajes.
  • Escribe tu intención como si ya fuese una realidad, como si ya tienes lo que deseas. Acabas de plantar una semilla en tu mente.

Un estudio de Brian Tracy reveló que las personas que simplemente pusieron sus deseos sobre papel y luego guardaron la lista, descubrieron que un año después el 80% de lo que escribieron se hizo realidad. 

¿Escribiste muchas metas? A veces las personas se sienten avaras cuando comienzan a pedir lo que desean. Sienten que están quitándole a los demás. La mejor manera de vencer esta creencia restrictiva es asegurarse de querer que los demás también prosperen. Lo creas o no, hay para todos y cuanto mejor le va a los demás, también mejor te va a ti en la medida en la que te alegras por ello. Prueba a experiementar la alegría de alegrarte con los éxitos de los demás y verás…

Contacto

¿Necesitas un cambio y no sabes por donde empezar?

Cambio Vital Coaching Beatriz Palá Calvo

Estas son algunas de las muchas preguntas que invaden nuestra mente, cuando no estamos obteniendo lo que deseamos. Si este es tu caso, si deseas alcanzar un nuevo objetivo, o bien si se te resiste alguno desde hace un tiempo, te propongo que realices el siguiente ejercicio:

PRIMER PASO: Identifica tu Objetivo

Como primer paso para alcanzar aquello que desees, se hace imprescindible tener claridad sobre tu Objetivo.

Esta fase requiere mucha atención y tiempo necesario para identificar lo  que verdaderamente deseas. Es imprescindible que tu objetivo tenga la fuerza de la pasión como para que todo cuanto requiera para lograrlo merezca la pena.

¿Cómo identificar si mi objetivo me apasiona?

Sabemos que nuestro objetivo es real cuando nos brilla la mirada al hablar de él, imaginando y sintiendo que ya lo hemos alcanzado. Entonces y sólo entonces seremos imparables.

Para comprobarlo aún mejor, puedes comunicárselo a las personas que elijas y sentir el grado de satisfacción y tipo de emoción que te provoca, a ti mismo. Mide entonces tu grado de emoción positiva en una escala del 1 al 10. Si la puedes puntuar por encima de 8, entonces estás en el camino hacia tu objetivo. Si tu puntuación está por debajo de 8, se sincero contigo mismo y planteate que quieres de verdad TU. Formula de nuevo tu objetivo, hasta que su puntuación sea como mínimo de 8.

Si tu objetivo tiene fuerza y te apasiona sentir que lo has logrado, pasa al segundo paso…

SEGUNDO PASO: Define y formula tu Objetivo

Una vez te hayas asegurado de que tu objetivo tiene fuerza, ahora es necesario que tu objetivo sea claro y conciso, y que lo puedas resumir en una sóla frase. Entonces, responde a las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué quieres, de verdad?  
  2. ¿Para qué lo quieres? 
  3. ¿Cuánto de eso quieres…? Cuantificalo
  4. ¿Cuándo lo quieres? Ponle una fecha concreta, día, mes y año 
  5. ¿Depende de ti? SI. Recuerda que sólo es posible alcanzar un objetivo que su consecución dependa de ti, si bien puedes requerir apoyo de otras personas, pero siempre dependerá de ti. Así pues, no sirve «lo conseguiré si el otro cambia». Si tu objetivo no depende de ti, entonces no es un objetivo. Debes refomurlarlo en la medida que si dependa de ti.
  6. ¿Es alcanzable? SI
  7. ¿Es realista? SI

Y ahora, vuelve a escribirlo, también en una sóla frase, de modo que sea muy concreto, si es posible cuantificado y siempre con una fecha.

Por ejemplo, si he escrito en un inicio “Quiero perder peso”, pero ¿Es este un objetivo? No, pues por el momento esta afirmación se trata tan sólo de un deseo, porque un objetivo sólo lo es cuando es específico, medible, cuantificable en el tiempo y además si podemos considerar que es realista y alcanzable. Así pues me hago el ejercicio de responder a las siguientes preguntas, para clarificar el objetivo:

1-     ¿Qué quiero, de verdad?  Perder peso

2-     ¿Para qué lo quiero? Para sentirme mejor, más saludable y atractivo

3-     ¿Cuánto quiero perder? y ¿Cuánto deseas pesar? Quiero perder 9 kilos y pesar 65 kilos

4-     ¿Cuándo? En Diciembre de este año

5-     ¿Depende de mi? Si, soy yo quien me cuidaré y es mi responsabilidad conseguirlo

6-     ¿Es alcanzable? Si porque mis experiencias pasadas o la de otras personas me dan la confianza de que así sea.

7-     ¿Es realista? Si, si me lo propongo lo puedo conseguir

NOTA: En el caso de que no sea realista y alcanzable, deberé modificar y adaptar mi objetivo, o bien dividirlo en fases en el tiempo, por hitos.

Otros trucos MUY IMPORTANTES que dan fuerza a tu objetivo son:

Formúlalo SIEMPRE

  • Cambio Vital Coaching Beatriz Palá Calvoen primera persona
  • en positivo
  • y en modo presente, como si ya lo hubieras logrado

 Así pues, ahora reescribo mi objetivo: Ej: “Yo peso 65 kilos en Diciempre del 2013” o «Yo peso 9 kilos menos en Diciembre del 2013»

TERCER PASO: Pasa a la acción

Decía Confucio que… “Si oigo, olvido. Si veo, aprendo. Si hago, entiendo”.  Así que ha llegado el momento de pasar a la acción para entender que puedes lograr lo que te propongas y comprobarlo por ti mismo. Para pasar a la acción te recomiendo que elabores tu propio plan de acción, con los pasos requeridos a alcanzar, con datos y fechas concretas para cada uno de ellos.

CUARTO PASO: Tu compromiso y evaluación

Y por último, recuerda que para llegar a conseguirlo es importante tu compromiso, así como ir evaluando los esfuerzos realizados. Esto puede ser difícil hacerlo uno mismo, pero es relativamente sencillo si se pide a un familiar o a un amigo que nos ayude a evaluar nuestros progresos.

Como material de apoyo para tener una buen plan de acción, y claridad en tus objetivos, puedes utilizar la Hoja de Ruta, que Vital Coaching ha creado y que utilizamos en nuestro taller presencial de Gestión del Cambio.

 

¿Y qué pasa si tengo dudas o no me siento bien sintiendo mi objetivo realizado?

Si tienes dudas, si te sientes incomodo o cansado antes de iniciar los pasos hacía tu objetivo. Si te asaltan miedos u otras emociones y sensaciones negativas que te hacen sentir incomodo, te invito a que hagas una reflexión profunda y sincera sobre ti respecto a tu objetivo. Pregúntate a ti mismo, ¿Es ese objetivo lo que yo realmente deseo? Muchas veces queremos conseguir un objetivo porque creemos que es lo que más nos conviene o porque siempre lo hemos creído así, sin cuestionarnos que es lo que realmente queremos nosotros, y ese es un gran obstáculo para alcanzarlo. Otras veces nuestras creencias limitantes sobre nuestras propias capacidades o fortaleza nos impiden avanzar con claridad, pues no basta con intentar aquello que deseamos, si no creemos que podemos alcanzarlo. 

 

Pero ¿y si tengo claro mi objetivo, pero de todos modos no alcanzo aquello que me propongo?
Cuando no estás alcanzando aquello que dices desear, o bien no sientes la fuerza que el objetivo requiere para ponerte manos a la obra, es tiempo de pararse a pensar que es lo que realmente está ocurriendo. Ser sinceros con nosotros  mismos es un trabajo que requiere práctica, pero que sin duda resulta imprescindible para tener una vida plena y alcanzar los éxitos deseados. Y es que más allá de nuestras explicaciones y justificaciones, siempre hallaremos una causa más sutil que bloquea y paraliza nuestras propias intenciones, y cuando sabemos eso, ya hemos avanzado mucho, en el camino hacia nuestros objetivos.

Sería algo así como poner el espejo de retrovisor para poder mirar y ver, todo lo que es y está sea o no evidente en este momento, y en este aspecto la ayuda de un coach es realmente muy valiosa.

Sesión GRATIS Vital Coaching Beatriz Palá Calvo

El objetivo de esta sesión es analizar tu situación personal o profesional, descubrir las posibles soluciones a tus problemas y ver cómo alcanzar los objetivos que deseas. La sesión gratuita no tiene ningún compromiso por tu parte. Si después de la sesión no quieres continuar con el coaching, no pasa absolutamente nada.