Aprende a decir no

aprender-a-decir-noResulta más frecuente de lo que puede parecer que nuestra infancia esté marcada por la insistencia de querer borrar de nuestro vocabulario la palabra “no”, el decir “no quiero”. Muchos son los adultos que identifican esta expresión o una negativa a la mala educación. Craso y caro error. Y es que educar a un niño bajo esta premisa, lejos de ayudarlo a gestionar lo que quiere y lo que no, lo lleva de cabeza a la sumisión… algo que, tarde o temprano, le provocará problemas la hora de decir “no”.

Las pautas que nos marcan desde muy pequeños a nivel social, en muchas ocasiones nos obligan a olvidarnos de nosotros mismos. Y ello puede afectar de manera directa a nuestra autoestima… Es importante entender y hacer entender a los más pequeños de la casa que decir no, no es el problema; lo que sí deriva en graves problemas es el decir sí cuando en realidad queremos decir no.

Existen ocasiones en las que no es posible decir ‘no’. Sin embargo, aunque no podamos negarnos, sí podemos mostrar, expresar, manifestar de la mejor forma posible nuestro desacuerdo, en definitiva SI podemos ser asertivos

Por lo general, cuando se trata de personas a las que no conocemos, nos resulta más sencillo decir no. Es el caso de las personas que en la calle que nos piden dinero; en estos casos por lo general no dudamos en decir ‘no’ si realmente es lo que queremos decir. Pero otro cantar es cuando nuestro jefe nos pide quedarnos a una reunión una vez finalizado el horario laboral, por ejemplo o cuando un amigo o familiar nos llama en nuestro día descanso para que le hagamos un favor; en estos casos no nos suele resultar tan fácil pronunciar el ‘no’.

Muchas veces decimos sí de manera automática cuando en realidad no queremos, no nos apetece o incluso no podemos. Y lo hacemos porque no somos realmente conscientes de las dificultades que nos puede generar ese no. Muchas veces olvidamos que decir ‘no’ es un derecho que tenemos todos; tenemos derecho a decir no cuando queremos decirlo, y los demás también tienen derecho a decirnos no. Nuestro derecho al no lo debemos aplicar; el derecho de los demás lo debemos aceptar.

Decimos sí cuando en realidad queremos decir no impulsados por el miedo: miedo al rechazo, miedo a perder el empleo, miedo a lo que piensen los demás… y el resultado es un total sometimiento, un castigo autoimpuesto.

El primer paso para acabar con el falso mito de que decir ‘no’ es algo malo es aceptar su verdadero sentido: no es malo, no es negativos, no es de mala persona; decir ‘no’ es simplemente una opción.
El segundo paso es que lo verdaderamente malo puede ser decir sí, cuando en realidad no es lo que se desea… Y es que actuando de esta forma machacamos nuestra autoestima y ofrecemos alimento a las inseguridades, la ansiedad y el estrés.

Ser del agrado de todo el mundo no sólo puede convertirse en un desgaste emocional demasiado grande. Igual que de pequeños, a muchos, nos han enseñado a nunca decir no, podemos aprender a decirlo. ¡Claro que se puede aprender a decir no!
El kid de la cuestión no está en decir no, radica en cómo se dice. A continuación te dejo algunas pautas que te pueden ayudar a aprender y comenzar a decir no:

  • La empatía es fundamental a todos los niveles de nuestra vida. Y a la hora de decir no, es muy importante recurrir a ella. Cuando decimos no a otra persona debemos decirlo de manera amable, haciéndole saber a la otra persona que entendemos su situación y explicarle por qué no es posible complacerle; pero sin caer en el error de caer en un sinfín de justificaciones, la explicación debe ser clara, breve, concisa y amable.
  • No se trata de ofrecer un no rotundo y dar el tema o la conversación por concluida. Siempre puedes ofrecerte a buscar otras alternativas, por ejemplo.

Lo cierto es que decir ‘no’, no es fácil. Nadie dijo que lo fuera… Es algo que no sólo tardamos en aprender, sino que incluso nos cuesta mucho interiorizar, pero se puede lograr. Y merece la pena ponerse a ello porque, con el tiempo, siempre ofrecerá beneficios, tanto a nivel profesional como a nivel personal.

Decir SIY para practicar la asertividad, y el arte de decir NO, si quieres puedes leer mi anterior artículo al respecto, titulado “ ¿Sabes deicr NO?”   Contiene reflexiones y pautas que espero sean de tu interés…

Y, ya para terminar y porque siempre que hablo de este tema recurro a esta frase, quiero ahora compartirla contigo: ¨Si has de ser esclavo de algo, que sea de tus deseos“. 

Beatriz-Palá-Calvo

Si lo has intentado muchas veces, y no lo consigues

Nos vemos

Reserva YA tu primera “sesión de diagnóstico gratuita”, sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

La comunicación remitida quedará incorporada a los sistemas de información de Vital Coaching Barcelona, pasando a formar parte de su lista de distribución, según los "Términos legales y la Política de Privacidad de Vital Coaching Barcelona"

En cualquier momento podrás ejercitar los derechos de ACCESO, RECTIFICACIÓN, OPOSICIÓN y, en su caso, CANCELACIÓN de tu suscripción, comunicándolo por escrito e indicando tus datos personales a beatriz@vitalcoachingbarcelona.com

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto los Términos Legales y la Política de Privacidad* *