exito

Nada como lograr lo que otros te dijeron que no lograrías

“Es muy complicado”, “no podrás”, “no lo lograrás”…

¡Cuántas veces lo habrás escuchado! ¡Cuántas veces nos lo habrán dicho! O insinuado… Sin embargo, conseguir aquello que otros creyeron que no serías capaz no es solo un triunfo personal, sino un acto que sirve a muchas otras personas a creer también en ellas mismas, por encima de las opines ajenas.

Tenemos que reconocer que el entorno, por lo general, no es favorable al apoyo y los ánimos a quienes deciden avanzar y hacer algo diferente. Vivimos en una sociedad que nos limita desde muy pequeños a través de las etiquetas. Lo hacen en las escuelas, la sociedad en general y, a veces, también en el ámbito familiar sucede.

Este es el campo de juego en el que a cada uno de nosotros la vida nos invita a desarrollarnos, y muchas veces también toda una oportunidad para afrontar y trascender retos . Lo contrario, es decir comprar los mensajes ajenos que, muchas veces -y especialmente en el ámbito familiar- suelen estar sustentados por el amor y el miedo, puede tener efectos muy devastadoras, haciéndonos adoptar actitudes derrotistas.

Cuando conseguir un objetivo implica romper con todo

A veces, llegar a algo implica rebeldía. Y, casi siempre implica una revolución interna que no todo el mundo capaz de afrontar. Y es que, casi siempre, esa revolución es sinónimo de tener que hacer mil pedazos de algunos valores familiares inculcados, pensamientos limitantes que hemos ido adquiriendo a lo largo del camino… En fin, un proceso bastante complicado, que a la vez se hace necesario para el crecimiento y desarrollo personal.

Bert Hellinger -creador de las constelaciones familiares-,  lo expresaba así en este escrito:

La inocencia es una necesidad infantil. Es la necesidad de que los padres digan: “Eres bueno”. Una persona así tan solo mira a los padres y no a la realidad, ya no es capaz de distinguir lo que para él es bueno o malo, en el sentido de fomento o freno de la vida. No puede escaparse, si se escapa, se siente culpable, pero el desarrollo siempre va de la mano de la culpa. Nadie puede progresar sin encarar la culpa y asentir a ella, es un hecho inevitable. Ej. Un hijo abandona su familia y se casa con una mujer que no es del agrado de la familia, pero es la compañera de su corazón. Una persona así sólo puede casarse infringiendo las normas de sus padres. Todo hijo que se desarrolla tiene que transgredir prohibiciones, así se da el progreso. Los padres prohíben algo porque tienen que hacerlo, pero han de saber que en el fondo secretamente esperan que el hijo transgreda la prohibición. Si el hijo no lo hace, es fatal tanto para el hijo como para los padres. Si los padres se lo permiten todo a su hijo también es fatal para éste, ya que el hijo no puede orientarse ni desarrollar ninguna fuerza del yo, el hijo no puede ganar ninguna fuerza anímica si todo está permitido, por tanto, este desarrollo sólo es posible a través de una transgresión. Así cada vez se fortalece el yo, y al mismo tiempo, el hijo se encuentra unido a sus padres en otro nivel. “

Confianza-VitalCoachingB arcelonaLa confianza en uno mismo es el primer paso hacia el éxito

Tener éxito en la vida, en contra de lo que se suele pensar a priori, no tiene nada que ver con tener una cuenta corriente repleta de dinero; el éxito no es conducir un gran coche; ni tener una casa enorme; ni mucho menos acumular un montón de cosas que se pueden comprar con dinero, sean cuales sean.

El éxito puede ser todo lo anterior, pero nunca sólo eso, pues el verdadero éxito es poseer la libertad y el placer de poder ser uno mismo y sentirse orgullos@ de ello. El éxito también es disfrutar de los pasos del camino, mientras transitamos hacía nuestras metas y objetivos. De hecho, y como explica Harvard este es un requisito indispensable del éxito.

Pero, si el éxito es todo esto, ¿que hace que no lo alcancemos? La dificultad para lograr el verdadero éxito tiene sus raíces, sin duda, en esos esquemas de pensamiento que nos han inculcado y transmitido desde que éramos muy pequeños. Sus mensajes, los mandatos familiares, etiquetas, …. se pueden convertir en expresiones como estas: “no llegarás a nada” “No vales suficiente” “Todo cuesta mucho -sangre, sudor y lágrimas-“, entre otros… Y es que, en definitiva, las familias, muchas veces sin saberlo, pueden cortar alas trasmitiendo sus propios patrones de pensamientos a sus hijos. Estos se convierten, también para ellos, en sus propias “creencias limitantes” que trabajan y dirigen nuestra vida a nivel subconsciente.

Arranca todos esos vínculos que te limitan lo antes posible de tu vida y de tu mente. No será fácil, de hecho es un trabajo de vida, pero te permitirá ganar confianza, autoestima y libertad. Y el primer paso es darte cuenta de  cuales son, y una vez lo hagas date cuenta de que no es objetivamente real, sino que sólo lo es desde tu perspectiva, y por tanto puedes mirar con ojos diferente para cambiarla.

Si detectas creencias licitantes, te sugiero que las revises con ayude externa, porque llegar a donde deseas, lograr lo que quieres, al fin y al cabo, no es cuestión de ser más listo, más inteligente, más hábil; conseguirlo es una cuestión de mentalidad, de tener una mente flexible y creciente, no fija. Pero sobre todo es una cuestión de conciencia, actitud y disposición… Y eso, si quieres, siempre estás a tiempo de lograrlo. 

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera “sesión de diagnóstico gratuita”, sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Coach personal Barcelona, vitalcoachingbarcelona.com 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

La comunicación remitida quedará incorporada a los sistemas de información de Vital Coaching Barcelona, pasando a formar parte de su lista de distribución, según los "Términos legales y la Política de Privacidad de Vital Coaching Barcelona"

En cualquier momento podrás ejercitar los derechos de ACCESO, RECTIFICACIÓN, OPOSICIÓN y, en su caso, CANCELACIÓN de tu suscripción, comunicándolo por escrito e indicando tus datos personales a beatriz@vitalcoachingbarcelona.com

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto los Términos Legales y la Política de Privacidad* *