Descubre por qué sientes tanto miedo al cambio. Y cómo superarlo

miedo al cambio

Cambiar da miedo. Al menos a la mayoría de nosotros… El miedo al cambio es algo que todos hemos sentido en algún momento de nuestra vida. Y quizá en este momento tú te encuentres en medio de ese miedo. Y es normal, es una reacción por instinto. Nuestra mente, ante lo desconocido, trata de protegernos. Lo malo de ese miedo al cambio es que sus consecuencias pueden ser muy negativas, por eso es importante que conozcas los motivos, para que puedas hacerles frente y contrarrestarlos:

Motivos del miedo al cambio. ¿Qué te impide avanzar?

Los motivos pueden ser muchos, he aquí algunos de los principales y más habituales:

  • Una baja autoestima

    ¿Qué tiene que ver la autoestima con el miedo al cambio?, te preguntarás. Pues mucho, tiene mucho que ver, porque cuando nuestra autoestima no está en el nivel adecuado y es débil, ante los cambios, esa baja autoestima se refleja a través de dos pensamientos:

No soy capaz de enfrentar todo lo nuevo, no soy capaz de resolver los problemas que se puedan presentar o no soy capaz de hacer todo lo que hace falta hacer para tener éxito.
– No lo voy a conseguir porque ni siquiera lo merezco.

  • Creencias limitantes

    Las creencias son aquellos pensamientos que nuestra mente da por válidos, como una verdad inexorable, sean ciertos o no.  Cuando estos pensamientos son negativos y nos limitan, les llamamos creencias limitantes. Algunas de las más frecuentes, y en relación al miedo al cambio, nos inducen a creer que cambiar es sinónimo de inestabilidad, inseguridad e incertidumbre. Incluso, a veces, asociamos los cambios a estados de crisis o situaciones extremas que obligan al  cambio de manera involuntaria y sin garantías.

  • Negatividad

    Pensar en clave negativa, dejar campar a sus anchas por la mente pensamientos catastróficos sobre todo lo malo que pueden traer los cambios.

  • La incertidumbre

    El no saber con certeza lo que va a pasar, no tener garantías; eso, aunque a unas personas más que a otras, acostumbra a dar miedo. Y esto es así, porque le mente, para ponerse en marcha con éxito y tranquilidad, necesita saber: qué va a hacer, cómo lo va a hacer, y que es posible alcanzar lo que se propone.

  • El “qué dirán” o el “qué pensarán”

    El cambio puede, provocar una respuesta negativa de las personas que nos rodean, personas que forman parte de nuestra vida o que simplemente nos conocen. Tu cambio, puede generarles angustia, a quienes se preocupan por ti; o quizá incomodidad en algunas personas del entorno, que pueden sentir rechazo, y/o criticar nuestro cambio.
    Todo ello, puede potenciar los propios miedos que ya existen en uno mismo. A veces, las otras personas reflejaran sus miedos en ti, y también otras activaran y potenciaran los tuyos. Sólo si tu lo tienes claro, podrás capear contra viento y marea, al margen de los miedos o reflejos ajenos.

  • Falta de autoconfianza

    Y esto está, quizá, muy ligado a la autoestima, que hace que no confiemos en nosotros mismos, que no creamos en nuestras propias posibilidades y capacidades. Cuando uno no cree en si mismo, falta confianza para afianzar sus propios proyectos con la energía y fuerza que requieren para su éxito.

Consecuencias del miedo al cambio

Sentir temor ante una situación desconocida, es normal. El problema surge cuando nos dejamos llevar por ese miedo o lo que es peor, alimentamos el miedo con pensamientos negativos.

Seguir en el más de lo mismo en relación a lo que te impide avanzar, generando nuevos síntomas que te afianzan en tu decisión a no dar pasos hacia adelante, para tu cambio y felicidad, tiene consecuencias. La mente aprende de cada experiencia, y todo lo que desea realizar y no consigue alcanzar, lo considera un fracaso, generando consecuencias que se convierten en nuevos síntomas de siguientes fracasos, los mismos que anticipa…

Lo importante es no tener miedo, -ni al propio miedo, ni al cambio-, y modificar así las ideas y creencias limitantes que mantienen ese miedo. Es posible y siempre se puede lograr. Es cuestión únicamente de poner conciencia, y tener una total disposición para gestionar, cuanto antes, las consecuencias de este miedo al cambio. Estas son:

1- Temor

Te sientes mal y sientes temor por todo lo que está por venir.
Es probable que a medida que pasan los años, puede que creas tener más en juego. Si tienes más responsabilidades, puedes tener más frenos, que te paralicen para tu cambio. En realidad, para realizar el cambio, no importa tu edad, sino las variables a analizar. En todos los casos, es imprescindible, poner las cartas sobre la mesa, conocer los recursos disponibles, evaluar opciones, y diseñar un plan de acción acorde a los tiempos que se precisen.

vitalcoachingbarcelona-miedo-al-cambioPhoto by Joshua Rawson-Harris on Unsplash

2- Autoboicot emocional

Desde pequeños aprendemos que el éxito poco o nada tiene que ver con “animarnos a hacer”, porque nos enseñan que tiene que ver con los resultados positivos, claro.
Esta creencia nos condiciona. Si tienes  miedo, o detectas ansiedad cuando piensas en tus objetivos, es porque, en lo profundo de ti, nos crees eres capaz de alcanzarlo. Si tu mente no tiene confianza, será muy difícil que logres, pues deberas nadar en contra corriente a tus pensamientos subconscientes, todo el tiempo. Y, como acostumbran a ganar ellos, nunca lo lograrás. Este es autoboicot emocional, será el que, en muchas ocasiones, tendrán también tus acciones.

3- Procrastinar

Procrastinar, es hacerte un maestro en el arte de posponer, de dejar para mañana… ¡Qué peligrosa es la procrastinación!
Y sí, la procrastinación puede ser una consecuencia del miedo al cambio.
Detrás de una persona que procrastina, se puede esconder el miedo al fracaso, miedo al éxito, miedo a hacerse responsable de las propias decisiones,…, pero sobre todo, miedo a no alcanzarlo, o no saber cómo hacerlo.

Se torna imprescindible hacer algo diferente…

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Albert Einstein

¿Cómo empoderarte y superar el miedo al cambio?

1. Claridad y coherencia con lo que quieres

Debes ser claro/a y coherente con tus propios objetivos.
Te invito a reflexionar sobre ello a través de esta pregunta: “¿Cómo me siento cuando pienso en haber logrado mi objetivo?” Comprueba tu felicidad, y si no la tienes, pregúntate, que hará que sí la sientas. Si necesitas mayor confianza y garantías, pregúntate, que sí te las dará. Define las acciones precisas para lograrlo.

2. Medir riesgos

Pregúntate: “¿Qué es lo peor que me puede pasar si me ocurre lo que tanto temo?“. Te aseguro que nada que no puedas gestionar.
Así pues, baja tu nivel de presión, nada es tan grave como tu mente te hace creer. Ahora, y conociendo el peor escenario, pregúntate “¿qué haría si no tuviera miedo?“, “del 1 al 120, ¿Cuánto me merece la pena?“.
Conecta con tu visión de objetivo conseguido y sigue con tu plan.

3. Ponte en marcha

Necesitas un plan, así que es momento de diseñar tu plan de acción e iniciar el camino hacia tus objetivos. Elabora y actúa, en base a tu plan de acción diario. En definitiva, organízate y comprométete, con toda la ilusión y fuerza de saber que tu objetivo es posible para ti.

miedo-al-cambio-vitalcoachingbarcelonaPhoto by Gentrit Sylejmani on Unsplash

4. Motívate para seguir adelante

Ponte objetivos retadores y realistas. Es importante que lo que te propones realizar sea alcanzable.
Y no olvides felicitarte por tus logros. Esta es la actitud que potencia, y es gasolina esencial, para alcanzar tus siguientes logros. ¡Felicidades!

5. Toma decisiones

Para superar el miedo al cambio, y alcanzar tus metas, tendrás que tomar decisiones. Y si has llegado hasta este punto, es momento de empezar…
Te invito a leer este artículo en el que hace algún tiempo decía que Para ser feliz hay que tomar decisiones.

6. Gestiona tus pensamientos y creencias

Habrá momentos de dificultad. Y cuando aparezcan, es importante que gestiones tus pensamientos y creencias y entiendas qué es lo que te detiene.
En este artículo, que es uno de los más leídos de mi blog, y que te recomiendo leas, te explicaba paso a paso, como hacerlo. Puedes leerlo aquí: ¿Sabes qué son las creencias limitantes?

“Ningún problema puede ser resuelto en el mismo nivel de conciencia en el que se creó.” Albert Einstein

Aprende a gestionar tus pensamientos y tus creencias para activar tus pensamientos positivos hacía tu cambio. Oriéntate a lo que sí quieres y a tus pensamientos de fuerza, no a la dificultad y carencia. Realiza afirmaciones y convéncete de que es posible para ti. Disfruta de cada paso dado, creyendo que ya lo has logrado.

7. Acéptate a ti mismo y a tus resultados

Acepta lo que vives y sientes como parte de tu proceso hacía el logro de tus objetivos. Aprende del trayecto, de tus resultados, y de ti mismo, en todo momento. Emociónate con tu vida, disfruta del momento presente, practica el arte de conectar con tu campo de posibilidades, y de creer en ti. Cada vez más sentirás la fuerza de todo tu potencial, hasta brillar con la luz de auténtico ser. Lo expresaba muy bien en su discurso, -como presidente electo-, Nelson Mandela (*)

Vencer el miedo, es posible. Y ahora que sabes por qué sientes tanto miedo al cambio y las consecuencias, ¿estás decidido/a a superarlo?

Beatriz-Palá-Calvo

Si…  quieres entonces, PUEDES 

Reserva YA tu primera “sesión de diagnóstico gratuita”, sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única para lograr tus objetivos de éxito.

(*) Discurso de Nelson Mandela como Presidente Electo de Sudáfrica, en 1994

nelson-mandela-VitalcoachingbarcelonaNuestro miedo más profundo es que somos poderosos sin límite.
Es nuestra luz, no la oscuridad lo que más nos asusta.
Nos preguntamos: ¿quién soy yo para ser brillante, precioso, talentoso y fabuloso?
En realidad, ¿quién eres tú para no serlo?
Eres hijo del universo.
El hecho de jugar a ser pequeño no sirve al mundo.
No hay nada iluminador en encogerte para que otras personas cerca de ti no se sientan inseguras.
Nacemos para hacer manifiesto la gloria del universo que está dentro de nosotros.
No solamente algunos de nosotros: Está dentro de todos y cada uno.
mientras dejamos lucir nuestra propia luz, inconscientemente damos permiso a otras personas para hacer lo mismo.
Y al liberarnos de nuestro miedo, nuestra presencia automáticamente libera a los demás.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

La comunicación remitida quedará incorporada a los sistemas de información de Vital Coaching Barcelona, pasando a formar parte de su lista de distribución, según los "Términos legales y la Política de Privacidad de Vital Coaching Barcelona"

En cualquier momento podrás ejercitar los derechos de ACCESO, RECTIFICACIÓN, OPOSICIÓN y, en su caso, CANCELACIÓN de tu suscripción, comunicándolo por escrito e indicando tus datos personales a beatriz@vitalcoachingbarcelona.com

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto los Términos Legales y la Política de Privacidad* *