Motivar equipos y Incentivos emocionales

La motivación de las personas en el trabajo es imprescindible …

… para el éxito de cualquier directivo y compañía. Y ello es así porque es bien sabido, y está demostrado que, cuando los empleados están motivados, trabajan de manera más eficiente, colaborativa y profesional. Llegan así, los resultados, porque las cosas fluyen de forma natural, y los obstáculos se superan de una forma mucho más ágil y sencilla.

¿Cómo motivar a tu equipo?

La retribución económica es un factor importante. Sí, sin duda, tener un sistema de retribución justo, que compense e incentive los buenos resultados obtenidos, será siempre un gran aliciente, para los componentes de tu equipo. Pero este, no es el único factor del éxito para tu equipo, existen muchos otros incentivos emocionales, tan o más importantes, que, si quieres ser un buen líder de equipos, debes tener muy en cuenta.

motivación-equipos-trabajo-empresa-Vital-Coaching-Barccelona1- Derrocha aprecio y reconocimiento

Las personas, somos seres sociales y emocionales, y a todos nos gusta sentirnos parte integrante de nuestro grupo, equipo o manada. El aprecio y el reconocimiento, fomenta estos lazos de unión, a la vez que motiva, alienta y orienta a las personas hacía nuevos nuevos retos y objetivos, con mayor ilusión, claridad, convicción y optimismo.

Es por ello, que las personas que trabajan en tu equipo necesitan de tu impulso, aprecio y motivación. Este es tu rol, y te cueste más menos, debes practicarlo. Muchas veces, es tan sencillo, como agradecer y/o reconocer con unas palabras su capacidad, resultados y éxitos. Y es importante, porque la forma en cómo la persona se sienta emocionalmente, influirá, además de en sus resultados, en el ambiente y clima laboral, del equipo y de la empresa.

Por lo general, damos por sentado que la persona cumple con su obligación, y hacerlo bien forma parte del trato. Lo cierto es que cultural y socialmente, no tenemos la costumbre de dar “feed-back” positivo. No lo comparto, pero tanto si tu lo crees así, como si no, lo cierto es que quien es “tacaño” en sus expresiones positivas, pierde una gran oportunidad de obtener lo mejor de los otros, y muchas veces de sí mismo. A ti, como a tu equipo, también te hace falta que te des una palmadita en la espalda, felicitarte y celebrar tus éxitos.

Se generoso con las apreciaciones positivas, el reconocimiento y las felicitaciones, eso sí, siempre con honestidad y con la mirada puesta en el horizonte y en potencial de la persona, con la convicción de que juntos, alcanzaréis los nuevos retos que os proponéis.

2- Comunicación abierta y positiva

La comunicación es, probablemente, la forma más efectiva y poderosa para motivar personas. Felicitar a tu equipo periódicamente, no es suficiente, debes, además conocer a la persona, cómo es, cuales son inquietudes, preocupaciones, puntos de mejora, etc. No se trata de que hagas de psicólogo, no, e indagues en sus asuntos personales, sino que te intereses por él como profesional, y también por su carrera.

Muchas empresas, así lo hacen, y periódicamente tienen estipulada una reunión, en la que se abordan estos asuntos. Si tu empresa no lo tiene previsto, te recomiendo que lo instaures formalmente, con la periodicidad que tu consideres -1 o 2 veces al año-. Además, y de forma informal, mantén una comunicación abierta, colaborativa y positiva, que permita que tu equipo te perciba accesible e interesado por ellos. Todos sois un mismo equipo, y para lograr vuestro éxitos, se hace imprescindible unir fuerzas y remar todos en una misma dirección, con destreza, implicación y motivación.

3- Mantén el interés ​​en el día a día

La rutina es uno de los mayores enemigos de la motivación. Cuando las tareas son repetitivas, y no requieren atención, entonces nos convertimos en autómatas. Con el tiempo, se acaba perdiendo, la creatividad, la motivación y la alegría…

Ocurre también que los trabajos monótonos, que no implican retos, ni traen nuevos aprendizajes, acaban haciendo mella en la persona, su vida y resultados, y por ende en los de la empresa.  Compartir es una forma de mantener el interés, también lo es, potenciar una actitud colaborativa entre todos los componentes del equipo. Por ello, y para potenciar vivencias que  potencien el interés y la atención en el trabajo, es importante crear “momentos corte” en los que cambie la dinámica de trabajo. rompiendo la rutina con desafíos interesantes. Por ejemplo, puedes organizar una hora feliz los viernes, establecer un método rotativo en el que una persona cada semana, se ocupa de aportar ideas, y hacer propuestas de mejora. Permítele a tus empleados que creen sus propios retos.

Cada persona debe tener claro para que sirve lo que hace, y también encontrar el modo más simple de hacerlo. Crear procedimientos, y brindar ayuda en cómo optimizar procesos y la gestión del trabajo, contagiando motivación y pasión, te corresponde a ti. Si lo requieres o crees conveniente, puedes también pedir ayuda a algún experto, o atu departamento de RRHH´s.

Coaching-Motivación-emocional-equiposPhoto by rawpixel on Unsplash

4- Crea un entorno innovador y abierto

Promover la innovación es una de las mejores técnicas de motivación que conozco. Genera implicación, y un deseo de mejora constante por seguir aportando nuevas ideas.

En una reunión de “lluvia de ideas”, por ejemplo, en la “hora feliz del viernes”, o cuando quieras, establece el momento para compartir ideas, creativas e innovadoras. Premia la idea ganadora, y adicionalmente a la personas que, más veces, en seis meses, ha logrado que sus ideas prosperen.

Tu equipo es quien más sabe de su trabajo, y sus ideas pueden reportar mejoras de eficiencia, para sí misma y también para la empresa. Por ejemplo, si a una persona le llega información por duplicado de otros departamentos, o existen contradicciones que ralentizan procesos, seguro que puede dar ideas o realizar propuestas de mejora que ayuden a optimizar procesos.

Asimismo, cuando la empresa se abre a las ideas de innovación de sus empleados, para nuevos lanzamientos de productos, ocurren cosas maravillosas. La creatividad de tu equipo no tiene límites, y eso se constata en las empresas que lo han puesto en práctica. Por ejemplo, en algunas se han realizado con gran éxito “concurso de ideas” entre sus empleados. También las agencias de publicidad contratadas por empresas, a veces hacen jornada de puertas abiertas, para nutrirse de la imaginación de los empleados de la empresa de su cliente. Es sorprendente descubrir como un financiero tiene ideas brillantes de marketing, por ejemplo, y como un joven recién salido de la universidad, extrae conclusiones que permiten llegar a nuevos y exitosos diseños.

Photo by rawpixel on Unsplash

5- Empoderamiento 

El empoderamiento de los empleados es una herramienta ideal para la motivación con incentivos emocionales.

Una forma de lograrlo, además de potenciar sus fortalezas y felicitarle por sus logros, es darle un cierto grado de autonomía adicional. Hazlo de forma paulatina, y sin poner en riesgo los resultados del departamento, ni los de la empresa. Hacerlo así, te permitirá además de motivar a la persona, delegar más funciones, y quedar más disponible para acciones estratégicas y de mayor valor para ti, el equipo y la compañía. Eso sí, no cargues con sobre exceso de trabajo a una persona, se trata de dar mayor autonomía a la persona, pero también de medir sus límites.

Este tipo de motivación, hará que tu equipo este más motivado para alcanzar sus objetivos. Esto implicará que confías en ellos, y también para ti, que eres capaz de delegar, y por ende de crecer.

6- Tu eres esencial

Un buen líder debe sentirse seguro y motivado, para transmitir su fortaleza al equipo. Esta claro que no eres “Superman”, y que no siempre estarás “full”. Nadie espera lo imposible de ti, pero si que tengas claro tu rol y objetivos. Al sentir tu propia confianza, la inspiraras en el equipo, quienes se contagiarán de tu seguridad y la implementarán en sus propias tareas.

Y, por último, gana tu respeto como líder, defendiendo a tu equipo en foros ajenos, y gestionando los puntos de mejora en privado, sin necesidad de exponerlo. La imagen de tu equipo, te representa a ti. Cuanto más unido, profesional y exitoso, sea, más lo serás tu. Trabaja para ellos, como ellos lo hacen por ti, para recoger los frutos de vuestra buena cosecha. Hazlo, con criterio y determinación, -desde tu posición jerárquica-, a la vez que teniendo muy presente que todos somos personas, y que los deseos y motivaciones de las personas, por diferentes que seamos unos de otros, en lo profundo se asemejan mucho. Con perspicacia, humanidad y sentido común, seguro que lograrás, además de disfrutar del camino, grandes éxitos.

No preguntes qué puede hacer por ti el equipo. Pregunta qué puedes hacer tú por él.Magic Johnson

Y tú, ¿de qué manera has motivado a tus empleados todo este tiempo?

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera “sesión de diagnóstico gratuita”, sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Motivación equipos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

La comunicación remitida quedará incorporada a los sistemas de información de Vital Coaching Barcelona, pasando a formar parte de su lista de distribución, según los "Términos legales y la Política de Privacidad de Vital Coaching Barcelona"

En cualquier momento podrás ejercitar los derechos de ACCESO, RECTIFICACIÓN, OPOSICIÓN y, en su caso, CANCELACIÓN de tu suscripción, comunicándolo por escrito e indicando tus datos personales a beatriz@vitalcoachingbarcelona.com

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto los Términos Legales y la Política de Privacidad* *