Consejos para enfrentar y resolver conflictos

resolver conflictos

Cuando escuchamos la palabra “conflicto”, tendemos a asociarla a algo negativo casi de manera automática. Si nos quedamos únicamente con la parte negativa de ellos y no sabemos como resolverlos, nos generá malestar. Sin embargo, los conflictos pueden ser positivos si aprovechamos la ocasión para aprender de ellos, sobre nosotros mismos y sobre cómo resolverlos. Y créeme que se puede…

Es por ello que hoy quiero darte algunas de las claves eficaces para resolver conflictos:

1- Toma perspectiva

Todos hemos mantenido alguna vez una conversación,  en la que si te fijas bien, se convierte en una discusión sin fin. Cuando esto ocurre, parecería que lo importante no es llegar a un acuerdo o conclusión, sino simplemente mantener nuestra postura de fuerza para demostrar que tenemos razón. Entonces no escuchamos y en cierto punto estamos negando el punto de vista del otro. Entonces, la comunicación real se ha cerrado.

Para evitarlo, mi consejo es que tomes perspectiva, y con ello me refiero a dar un paso atrás para ver mejor y más ampliamente. El objetivo es salir de esa situación de ceguera y ser capaz de ver la situación desde un enfoque más amplio.

Para tomar esa perspectiva, valora la situación, en función de la importancia que realmente tiene para ti, y preguntare: ¿Cuan importante es esto realmente para mi? Reflexiona acerca de que pasará si pensarás en ello dentro de un mes, o de un año, y preguntare si eso que estás discutiendo será importante o relevante, entonces.

Sé sincer@ contigo mism@ y actúa en consecuencia.

2- Valora la posibilidad de que exista más de una verdad

Cuando estamos totalmente seguros de lo que decimos, la tendencia es tratar de convencer a los demás de ello para que vea que es él o ella quien esta en el “error”. Sin embargo, lo habitual es que las demás personas se encuentren en el mismo punto y situación, por lo que ellos a su vez, tratarán de convencernos de que su idea y/o versión es la correcta. El resultado es una espiral que no permite avanzar a nadie.

Cuando esto ocurre, te recomiendo parar un segundo y pensar por un momento que la otra persona puede tener, como mínimo, algo de razón o motivos para sus argumentos… y desde ahí trates de sacar el aprendizaje para ti. Pregúntate:  ¿Qué puedes tú aprender de esa visión? ¿Que pasa si… tratas de llevar la situación a un punto en el que permita llegar a una conclusión, en lugar de tratar de convencer al otro de que tu tienes razón?

3- Empatía

Puede sonar poco original, pero te puedo asegurar que la empatía es un factor fundamental para la resolución de conflictos. Difícilmente podremos llegar a una solución si no escuchamos con atención al otro y no somos empáticos.

Para generar empatía escucha con atención a la otra persona, trata de ponerte en su lugar y entenderla y, sobre todo, hazle preguntas para saber o conocer y no solo para responder.

“Trata a la gente como si fueran lo que deben ser y los ayudarás a convertirse en lo que son capaces de ser” – Johan Wolfang Goethe

4- Mirar y ver

Es importante también que seas capaz de mirar y ver a la persona, con respeto, y eso está más allá de sus opiniones si no compartes su punto de vista. Ten en cuenta que cada persona tiene su propio modo de ver la vida e interpretar su realidad, en función de sus experiencias y aprendizajes previos. Tu también tienes las tuyas propias, y cada una de ellas es su verdad para cada cual. Por supuesto, tu puedes ,y debes manifestar la tuya, pero sólo como tu punto de vista y, siempre con respeto y asertividad, del mismo modo que deseas que los demás hagan contigo.

Cuando muestras respeto, escuchas y opinas con asertividad, tu comunicación mejora y es fluida. Argumentas y defiendes mejor, más serena y astutamente tu punto de vista, y eso no significa siempre convencer al otro. El o ella, como tú, también tiene la libertad de mantener su propio punto de vista, y tu de ser tu mismo, a la vez que te expresas y orientas a la solución. Y esa es la mejor solución…

5- Aprende a gestionar tus emociones

Otro aspecto básico y fundamental para la resolución de conflictos de manera positiva es una buena gestión emocional

La oportunidad de las relaciones nos permite conocernos mejor a nosotros mismo y, a la vez aprender a reconocer las emociones de los demás.  Y para la gestión y resolución de conflictos este aspecto es fundamental. Cierto es que no se trata de algo fácil, sino que es preciso un proceso de introspección,  contar con conocimientos y práctica en este aspecto. Cuando lo logras tu vida mejora notablemente.

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres avanzar de forma rápida, sencilla y consistente…

Nos vemos

Reserva YA tu primera “sesión de diagnóstico gratuita”, sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

La comunicación remitida quedará incorporada a los sistemas de información de Vital Coaching Barcelona, pasando a formar parte de su lista de distribución, según los "Términos legales y la Política de Privacidad de Vital Coaching Barcelona"

En cualquier momento podrás ejercitar los derechos de ACCESO, RECTIFICACIÓN, OPOSICIÓN y, en su caso, CANCELACIÓN de tu suscripción, comunicándolo por escrito e indicando tus datos personales a beatriz@vitalcoachingbarcelona.com

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto los Términos Legales y la Política de Privacidad* *