Los 5 miedos que impiden que alcances el éxito en el trabajo

Si hay algo que puede impedirte alcanzar el éxito en el trabajo, lograr tus metas y avanzar, ese es el miedo del que tantas veces hemos hablado…

exito en el trabajo

El miedo supone un freno que evita que puedas desarrollar todo tu potencial en el ámbito laboral. E irremediablemente, este hecho tiene como consecuencia que no puedas sentirte bien contigo mism@.

¡ GRATIS PARA TI !
¡ GRATIS PARA TI !
3 Pasos para poner límites a TU stress de Beatriz Palá

Hoy quiero hablarte de nuevo del miedo. Concretamente quiero centrar el post de hoy en identificar cinco miedo habituales que frenan tu crecimiento el trabajo.

Los 5 miedos que impiden que alcances el éxito en el trabajo

1- Miedo al fracaso

Este es, sin ninguna duda, uno de los miedos más frecuentes y habituales en profesionales y emprendedores. Y se presenta, sobre todo, cuando hay una gran necesidad de reconocimiento a cualquier precio o cuando se tiende al perfeccionismo.

El miedo al fracaso, con frecuencia nos paraliza, impidiendo que tomemos decisiones para así evitar equivocarnos. Si lo observas, es precisamente este miedo el que anticipa el temido fracaso, y el que hace que realmente llegue.

Sin acción no hay resultados

En solitario y por uno mismo, no siempre es evidente saber como gestionar y superar este miedo al fracaso. Muchas veces, se requiere de una introspección profunda que ayude a identificar los motivos de este miedo. Una buena ayuda profesional externa puede ser de gran ayuda en estos casos. El objetivo es liberarse de este miedo, al mismo tiempo que se elabora y activa un plan de acción coherente y motivador. Y de momento, y para tu propia auto gestión, puedes preguntarte: ¿Que es lo peor que puede pasarme si fracaso? y, ¿Que es lo mejor que puede pasarme si alcanzo lo que deseo?. Haz balance, y date cuenta de que el único fracaso es permanecer inmóvil, y que el resto es precisamente sacar de los aprendizajes para mejorar cada día, con la motivación y fuerza de nuestros verdaderos recursos en acción.

2- Miedo al cambio

Me atrevería a decir que este es el gran miedo que alberga y propicia todos los anteriores.  Te invito a observarte a ti mism@ para detectar si te cuesta aceptar o hacer frente a cambios, por pequeños que sean; si e generan mal estar nuevas ideas o las ves como una amenaza; si salir de tu zona de confort se vuelve complicado…

Incorpora pequeños cambios en tu vida

La mente se entrena. Y la flexibilidad también. Cuanto más practiques la flexibilidad más ágil serás para gestionar tus cambios. Si realizas pequeños cambios en tu vida, te sentirás más feliz y adquirirás confianza, sabiendo que existen más opciones de las que inicialmente pensaste. En este post te hablaba de ello, con propuestas fáciles para el día a día. Además, y antes de realizar un cambio que tenga grandes implicaciones en tu vida, deberás evaluarlo con rigor y también con un cierto margen de riesgo, sabiendo que siempre existirá y que siempre puedes medir. Entonces, y cuando apuestas por la vida, lo haces también por ti mismo. Juegas así con la vida y a favor de ella.

3- Miedo al rechazo

Aquí entra en juego el archiconocido “qué dirán”, “qué pensarán”… Y lo vemos en miedos tan habituales como el miedo a hablar en público, a hablar en un idioma que no controlamos al 100%, etc. Este miedo además de tener su propio origen y razón de ser -a revisar y trabajar- , la mayoría de las veces, se alimenta del juicio crítico hacía los demás. Cuanto más duro seas con otras personas, de pensamiento y de palabra, mayor será tu juicio hacía ti mismo, y por tanto tu miedo al rechazo, hacer el ridículo, etc…

 Admira a los demás

Un buen ejercicio para reducir el miedo al rechazo o el juicio ajeno, es primero quitarlo uno mismo del resto de las personas. Para ello, fíjate en lo bueno de otras personas, y admira sus méritos. Si tienes miedo a presentar en público, admira a todos quienes lo hagan. Reconoce su mérito, también sus imperfecciones.No conozco a nadie que critique que esté bien consigo mismo, y sólo aceptando a los demás -quienes muchas veces nos hacen de espejo de nuestros propios miedos- nos aceptamos a nosotros mismos.

4- Miedo a no llegar a final de mes

La crisis ha potenciado, sin duda, este miedo. Este miedo aparece casi por instinto de la necesidad de proteger aquello que nos permite vivir.

¿Cuántas veces te has aferrado a un trabajo que no te llenaba?, ¿o cuántas veces has sentido este miedo al mirar tu cuenta corriente?

 Piensa en lo que si quieres

Sea cual sea tu momento actual, serán tus pensamientos los que creen tu realidad. Si crees que tienes que conformarte, sientes miedo por no tener suficiente dinero, o crees que puede ser peor que ahora, entonces estás creando tu escenario perfecto para mantener tus miedos activos. Y, puesto que el miedo es la antesala de las premoniciones que tanto teme, es necesario cambiar los pensamientos de miedo por los de nuevos objetivos. Y este es el reto al que la vida nos invita, mantener el temple frente a la tempestad. Y sé bien que aún pareciendo sencillo puede resultar muy complejo, pues como la “fe”, es intangible en el momento presente, y requiere de mucha persistencia y perseverancia. Sobre ello habla magistralmente el biólogo molecular Joe Dispenza en este artículo “Tu mente crea tu realidad”.

5- Miedo a perder poder en la empresa

A todos nos gusta tener y sentir que ejercemos cierto poder o influencia en nuestro trabajo. Y eso no es malo. El problema llega cuando el miedo a perder ese poder nos impide avanzar. Y es proporcional la necesidad de poder e influencia con la grandeza del miedo. A mayor necesidad de poder, mayor será el miedo.

 ♣   Tus logros 

Lista tus logros ya alcanzados. Y los tienes. Escribe que cosas ya has logrado por las que te sientas orgulloso de ti, te hayan felicitado otras personas, o dicho que has hecho bien. Si te cuesta poner atención en ello, pregunta a personas que te aprecien, para que te contesten con sinceridad. Sabiendo y reconociendo de lo que ya has sido capaz, tendrás fuelle para tirar de tus puntos fuertes y lograr nuevos logros. Y, recuerda que el poder no es lo que mide tu valía, sino la forma en como la ejerces. Para ello, disfruta con lo que haces, o encuentra motivos para ello. Sonríe y sé generoso activando tus pensamientos de admiración hacía otros, activando así tu confianza, felicidad y éxitos. Y, como explica Harvard, cuanto más felicidad, mayores son los éxitos…

¿Te sientes identificad@ con alguno de estos miedo?, ¿crees que también a ti te está paralizando e impidiendo que alcances el éxito en el trabajo?

Me encantará conocer tu experiencia, descubrir cómo le has hecho frente o si has descubierto ahora estos miedos…

Vital-Coaching-Barcelona-Gratis

Si quieres conocer cómo

 contáctame y…nos conocemos

En una primera “sesión de diagnóstico gratuita“, sin compromiso alguno.

 Te cuento COMO y EN QUE puedo ayudarte

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Coach personal Barcelona, vitalcoachingbarcelona.com 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.