5 Claves para una Navidad más feliz

qué es para ti la navidad

Parece que fue hace muy poco cuando estábamos hablando aquí, en el blog, de la Navidad y de los retos del nuevo año. ¡Y ya ha pasado un año!

Las calles vuelven a estar llenas de luces, adornando sus rincones mágicos…
Muchas son las personas que sobre la mesa inician el debate, ¿Navidad sí? o ¿Navidad no?. Yo, en lugar de sí o no, en este post te propongo que hablemos de qué son para ti las Navidades y de cómo hacer que tus Navidades sean más felices.

Hay quienes adoran esta época del año y la viven como un momento mágico que están deseando llegue y lo disfrutan muchísimo. Y hay quienes, por el contrario, están deseando que la Navidad acabe desde mucho antes de que, si quiera, hayan comenzado. ¿A qué grupo perteneces tú?

Lo cierto es que, cada uno de nosotros recibe y vive, la Navidad, con mayor o menor ilusión. Si eres de los que no te apetece que llegue la Navidad, te invito a leer también este otro artículo que en su día escribí: cómo disfrutar de la Navidad si no te gusta

Sea como sea, las Navidades, pueden gustar más o menos a los adultos, pero, estaremos de acuerdo que los niños lo viven diferente. Ellos suelen ser los grandes protagonistas y en este caso no hay discrepancias, todos los niños viven la Navidad con ilusión y con muchísima intensidad. Y es normal, para ellos se trata de una experiencia mágica y diferente, en la que todo tiene cabida…; música, luces, colores, reuniones familiares, horarios diferentes, regalos, etc. Ellos hacen que se contagie la ilusión y la alegría de sus ojos brillantes e inocentes. Pero hay algo importante a tener en cuenta por parte de los adultos; y es que, tenemos la responsabilidad de que los más pequeños de la casa no acaben viviendo la Navidad como simplemente un montón de regalos y comidas familiares, sin otro trasfondo.

Claves para una Navidad más feliz

1- Regalos sí, pero en su justa medida

Los regalos están presentes en la Navidad, eso es algo inevitable, y también, francamente muy hermoso. ¿Quién no guarda en su corazón el recuerdo de uno de esos maravillosos regalos? Hace ya unos años en Mi Carta a los Queridos Reyes Magos, yo lo expresaba así… “aún recuerdo con emoción la llegada de mi bicicleta roja. Con ella aprendí a caerme y también a levantarme. Llegaron también los muñecos, la cocina, los juegos de mesa, vestidos, risas y sonrisas que hoy me remontan a un tiempo ilusionante que todavía guardo en mi corazón.”

En mis años de infancia, tuve muchas atenciones y regalos. Llegaba Papá Nóel y los Reyes Magos, y también los villancicos, brindis, buenos deseos, oraciones previas a los regalos, de los que había unos pocos para cada hermano. Hoy todo es a lo grande; los regalos también… Todo es poco, en un mundo en el que todo parece fácil y al alcance de la mano. Los niños acaban sin abrir algunos de sus regalos. No saben dónde poner su atención, ni cuál escoger para jugar. “Se casan de todo”, comentan los adultos. Lo cierto, es que, somos nosotros quienes los cansamos de todo. Las cosas, pierden su valor, y dejan de saborearse, cuando por su exceso nos empachamos de ellas, del mismo modo que nos pasa con la comida. Debemos evitar vestir las Navidades, de los excesos de este lado más frívolo y menos beneficioso para todos, sobre todo para los niños.

Si sobre regalamos en Navidad a los niños podemos hacer que pierdan de vista el verdadero sentido de esta época, y sus valores fundamentales.

Precisamente, uno de los objetivos en Navidad es, disfrutar y compartir lo que somos, nuestro amor, costumbres, creencias, tiempo en familia, valores, juegos, experiencias, celebraciones, etc… El problema es que cuando los niños acaban sobre regalados, jugarán un día con cada juguete y luego se cansarán y querrán más. Los niños no valoran un regalo realmente si ese regalo está acompañado por otros 10 regalos más.

Y sí, por supuesto que sí, los niños, niños son, y es natural que ellos pidan por pedir. Es obligación de los adultos poner límites a ello. Saber dónde está el límite es la clave. Y según los expertos, 4 es el número adecuado de regalos.

Para evitar que tus pequeños acaben sobre regalados en Navidad, te sugiero que guardes los regalos sin que lo sepan. Y, llegado el momento en que merezcan una recompensa, sacarlos e entregándoselos poco a poco.

Navidad-Feliz-VitalCoachingBarcelona

2- Plantea retos

Por tradición, la mayoría de nosotros pasamos la Navidad en familia. Sin duda, una de las formas de pasar una Navidad más feliz es plantearse retos que nos permitan conocer mejor a nuestros familiares y amigos, también explorar y mostrar facetas propias, que quizá ni siquiera nos habíamos planteado antes.

No se trata de crear complicaciones. A lo que me refiero con estos retos es a que con las cosas más sencillas disfrutemos y hagamos disfrutar a los nuestros: es tan simple como ayudar en las tareas de la casa, o simplemente buscar la manera de hacer reír a toda la familia. Estas son las pequeñas cosas que harán diferente tu Navidad y que la convertirán en inolvidable.

Pero además, para los más pequeños de la casa, este tipo de retos se convertirán en un juego, que, no solo les mantendrá entretenidos, sino que despertará su ingenio y creatividad mientras aprenden de las relaciones y de nuestros valores.

3- Pon el foco en las cosas positivas

No porque llegue la Navidad debe pararse la vida. En Navidad es importante seguir con nuestra vida, y algunas de las rutinas diarias que tan bien nos funcionan. Si no lo hacemos, podemos perder el foco, o dejamos pasar muchas cosas, a nuestro alrededor, de las que perdemos el detalle. Me refiero a ese tipo de cosas que, si les prestamos atención, tienen mucho que ofrecer.

Para estas Navidades, te propongo un reto: juega y busca tu foco. Por ejemplo, estoy convencida de que si te propones fijar el foco en todas las emociones positivas que sientes, tu Navidad será diferente y, desde luego mucho más feliz: Busca sonrisas, regala la tuya, demuestra tu gratitud, trabaja la empatía… Y todo esto, transmíteselo también a los más pequeños de la casa. Ayúdales a buscar y apreciar las cosas positivas y bonitas, enséñales a ofrecérselas también a los demás, hazles ver la importancia de ayudar y de agradecer. Al fin y al cabo las emociones positivas nos conectan y vinculan con los lazos de amor y con las personas con las que nos relacionamos.

No quiero decir con esto que por el hecho de que sea Navidad no debamos experimentar emociones negativas o debas ignorarlas. Este tipo de emociones pueden estar, de hecho es probable que aparezcan. Lo importante es reconocerlas, aceptarlas y trabajarlas. Puedes también compartirlas, y eso te ayudará a bajar tu nivel de exigencia, con una nueva conciencia; y haciéndolo ya estarás trabajando sobre ellas.
Las relaciones, los encuentros familiares, los lugares del pasado que visitamos, evocaran nuestros recuerdos de infancia. A veces, también pueden reabrir viejos conflictos y generar discusiones o enfados. Si aplicas técnicas para gestionar tu enfado, identificas tus emociones y las aceptas, podrás orientarte a solucionar temas pendientes que te ayuden a mejorar, mucho más allá de la Navidad…

En general, mi recomendación es que aproveches estas Navidades para aprender de ti, de tus emociones y de tu gestión emocional. Tómalo como un reto, y experimenta el juego de gestionar tu mundo emocional, disfrutando de ti, de tus aprendizajes y de formas creativas para resolverlos.

Feliz-Navidad-VitalCoachingBarcelona

4- Tus 3 minutos para el éxito

Para estas Navidades te propongo que, antes de juzgar o criticar a otra persona, -de pensamiento o de palabra- , hagas una pausa. Durante 3 minutos piensa en lo positivo que tiene la persona a la que estás juzgando. Todos tenemos “algo” positivo, y por lo que ser admirado. Por ejemplo, la simpatía de esa persona, pues aunque te moleste o la catalogues de “fantasma”, probablemente su “gancho” te iría muy bien a ti… Este es un solo un ejemplo, pero en realidad lo que quiero decirte es que, habitualmente criticamos lo que podemos admirar. Eso sí, para hacer uso del “don” que otra persona posee, deberás hacerlo acorde a tus valores y forma de ser, con autenticidad. Sea como sea, te invito a que estas Navidades, estés alerta, y a que, en tus 3 minutos para el éxito, aprendas a través del otro, antes de juzgarlo o criticarlo. Una vez hayas realizado este análisis y reflexión positiva sobre el otro, opina y expresa lo que desees. Y, si puedes, te recomiendo que lo hagas con todo el respeto y apreciación por la situación y vida de esa persona. Digo esto, porque, a veces, cuando las personas nos ofuscamos en los supuestos defectos ajenos, podemos caer en la llamada “cosificación” – que no es otra cosa que la consideración de una persona como una cosa-.  Esta forma de ver y sentir nos perjudica mucho, y no tanto al otro, sino a uno mismo. ¿Por qué? Pues porque la vida nos devuelve siempre aquello que emitimos, y en su efecto bumerán lo hace a gran escala y de forma exponencial. De modo que no entregues lo que no quieres recibir. No sale a cuenta, y, además y según Neville Goddard, ocurre siempre que lo que desees a los demás, es lo mismo que cuando alguien te lo desea a ti, lo aceptarás como una verdad de ti. De modo que, aunque sólo sea por uno mismo, merece la pena tener buenos deseos hacía los demás.

En general, la vida nos demuestra que cuanto mejor es la actitud frente a la vida, y hacía los demás, más felices somos… Así de sencillo. Sólo tenemos que recodarlo, insistir y persistir, porque debido a nuestros miedos y carencias, tendemos a olvidarlo con demasiada frecuencia…

Si haces de estas Navidades tu momento para practicar tu actitud positiva, aprenderás mucho de ti, mejorando tu vida, mucho más allá de estas Navidades 🙂 Un gran regalo para estas Navidades ¿no crees?.

Navidad-Feliz-Coaching-Barcelona

5- Sube el volumen

Una de las cosas por las que la Navidad es fácilmente reconocible es por la música. Las calles, las tiendas, las casas… Todos lados hay alguna canción que se reproduce. Y lo cierto es que esto es genial porque la música es muy importante en nuestras vidas, aunque muchas veces no le damos la importancia que realmente tiene, y mucho menos, recurramos a ella como elemento terapéutico.

Te propongo que en Navidad, cada mañana, comienza el día con música. Estoy segura que el mundo lo verás desde un prisma más alegre y más divertido…
¡Prueba! Nada tienes que perder y sí mucho que ganar.

Elige las canciones que más te gusten, esas que sabes que, al escucharlas, te llenan de energía.
O puedes también integrar en esta iniciativa a toda la familia y que cada día un miembro elija la música con la que comenzar el día. Será muy divertido, te lo aseguro.

Yo, hoy elijo y comparto contigo, una canción que, me gusta especialmente por su pasión rebosante de alegría y energía positiva: “Celebra la VIDA”


La Navidad está ya a la vuelta de la esquina. Y yo deseo de todo corazón que estos consejos te ayuden a vivirla más intensamente, para disfrutar al máximo de ella, y hacer así que permanezca vivo, en ti y en toda tu familia, todo el año el auténtico sentido de la Navidad. 

Si quieres contarme, recibiré tus comentarios en este artículo, como un regalo muy valioso para mí.

Me encantara saber tu opinión: 

¿Qué le pides TU a estas Navidades? y ¿Qué vas a hacer para lograrlo? 

¡ Feliz Navidad! y GRACIAS siempre por tu lectura y compañía… 🙂 

Feliz-Navidad-Beatriz-Palá-Calvo

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres saber en qué y cómo puedo ayudarte…

Nos vemos

Reserva YA tu primera “sesión de diagnóstico gratuita”, sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

La comunicación remitida quedará incorporada a los sistemas de información de Vital Coaching Barcelona, pasando a formar parte de su lista de distribución, según los "Términos legales y la Política de Privacidad de Vital Coaching Barcelona"

En cualquier momento podrás ejercitar los derechos de ACCESO, RECTIFICACIÓN, OPOSICIÓN y, en su caso, CANCELACIÓN de tu suscripción, comunicándolo por escrito e indicando tus datos personales a beatriz@vitalcoachingbarcelona.com

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto los Términos Legales y la Política de Privacidad* *