Entradas

Impaciencia: ¿Cuáles son las consecuencias y cómo gestionarla?

impacienciaCuando contamos con una actitud positiva es fácil darse cuenta que nuestros día a día es diferente, pero no porque realmente lo sea, sino porque una actitud positiva nos permite disfrutar más, descansar mejor e incluso establecer mejores relaciones. Si nos vamos al otro extremo, en el que nos dejamos arrastrar por la impaciencia también comprobamos fácilmente que, las consecuencias de esta experiencia pueden afectar a la salud, reflejándose en cuadros e ansiedad y estrés.

Muchos pueden ser los motivos que nos generen la actitud causante de estrés y ansiedad. En lo concreto, y en este artículo, quiero centrarme en uno de ellos: la impaciencia. Sí, ser impaciente tiene consecuencias. Y, desde luego, lo suficientemente importantes como para prestarles atención.

Consecuencias de ser impaciente

La paciencia es la fortaleza del débil y la impaciencia, la debilidad del fuerte”.  Kant

1- Frustración

La impaciencia puede provocar impulsividad, respuestas rápidas, poco conscientes, coherentes, eficientes y meditadas. La frustración está entonces servida.  No controlar esta actitud puede traer problemas en las relaciones personales y laborales.

En general, las reacciones impacientes transmiten poca confianza en uno mismo, y también en quienes las reciben. Cuando esto ocurre, es muy frecuente entrar en el bucle de la impulsividad-frustración.

2- Nos impide disfrutar del momento

Es fundamental disfrutar de cada momento porque, aunque muchas veces no nos damos cuenta. Lo cierto es que cada momento que pasa no volverá. Y la impaciencia es el peor de los enemigos que podríamos tener en este sentido, ya que pone todo tu foco en lo que está por venir, impidiéndote disfrutar del aquí y del ahora, y de todo cuanto puedes crear en tu vida, con una actitud mucho más positiva, eficiente y feliz.

3- Afecta a nuestro estado emocional

La impaciencia afecta negativamente al equilibrio emocional. Las personas impacientes suelen ser exigentes, y vivir en un estado de irritación constante. ¿Por qué? Porque cuando la tensión por la falta de tiempo se perpetúa, los resultados no llegan o con dificultad tardan en hacerlo, las  emociones de dolor se instalan en el cuerpo físico y emocional de la persona. Las reacciones son entonces desmedidas respecto a lo que ocurre. Haciendo una similitud, por ejemplo, cuando estás nervioso y en tensión, cualquier pequeño ruido te altera, mientras que cuando estás relajado, el mismo ruido, apenas lo percibes. La impaciencia genera estrés, y con la cuerda tensa, prácticamente cualquier acontecimiento es motivo de mayor tensión. Este efecto es intenso, exponencial y un auténtico bucle de dificultad, del que necesitas salir.

VitalCoachingBarcelona-ImpacienciaPhoto by Alexander Lam on Unsplash

4- Puede afectar gravemente nuestra salud

La impaciencia no solo tiene consecuencias emocionales, sino que también las podemos sufrir a nivel físico. ¿Sabías que patologías como la hipertensión, la obesidad e incluso el envejecimiento prematuro pueden ser provocadas por un exceso de impaciencia?

Pues sí, así es… la impaciencia nos puede llevar a descuidar nuestra alimentación y, como consecuencia directa, puede generar obesidad. Además, está demostrado científicamente y avalado por múltiples estudios, que las personas impacientes tienen más probabilidades de sufrir hipertensión debido al estrés que soportan. Estás son sólo algunas de las consecuencias de la impaciencia, pero hay muchos otros factores de riesgo, derivados de ella, que afectan a nuestra salud.

5- Acelera el envejecimiento

La Universidad Nacional de Singapur y las de Berkeley y Pensilvania, han descubierto y publicado, en Proceeding of the National Academy of Science, que las personas más impacientes envejecen más rápidamente. Esto es así, debido a que sus telómeros (extremos de los cromosomas del ADN) son más cortos que los de las personas más serenas. Estas estructuras, que protegen al ADN de su degradación, están asociadas a la longevidad, y los científicos creen que cuanto más rápido desaparecen estos, antes envejecemos.

¿Cómo gestionar la impaciencia?

Ya conoces algunas de las consecuencias de la impaciencia, y la buena noticia es que puedes cambiar y gestionar tu impaciencia. Sí, la impaciencia es una actitud aprendida. Y del mismo modo que la aprendimos, la podemos desaprender para aprender nuevamente como queremos vivir.

Aun así,  me gustaría que entendieras que no se trata de erradicar la impaciencia, eso sería lucha contra un gran gigante. La clave está en educarnos en emociones, de manera que, cuando aparezca la impaciencia, no logre hacerse con el control y nuble nuestra capacidad para pensar y actuar. Para hacerlo, los siguientes 4 pautas, te ayudarán enormemente:

1- Provoca la actitud de tu confianza.

La inmediatez en la respuesta y resultados, no se logran por la impaciencia desmedida, sino por la confianza en tus resultados.

Si vives con impaciencia, te pido que escojas «algo» que te impaciente en este momento. Párate, tómate un tiempo para mirar con distanciamiento, analizar que quieres y que vas a hacer, pensando en la solución y objetivo que quieres alcanzar.  Según sea la situación, dos minutos de reflexión, serán suficientes. Si el asunto es importante, puede requerir de más tiempo. Realiza entonces un análisis más exhaustivo, mira con nuevas perspectiva, e incluso, si lo precisas, pide ayuda externa. Te recomiendo que lo valores, pues si lo piensas bien lograr tus objetivos bien merece toda tu atención, dedicación y tiempo. Sea cual sea tu decisión, empieza a vislumbrar la imagen de solución de lo que quieres lograr, creyendo que es posible. Cuanto más lo creas mayores serán tus posibilidades, confianza y capacidad de gestión.

A veces, para avanzar de verdad, necesitamos parar, y… hacer «algo» diferente

Impaciencia-VitalCoachingBarcelonaPhoto by Eli DeFaria on Unsplash

2- Genera tu visión

Cuando hayas proyectado tu imagen de solución, es decir, cuando te veas con el resultado de lo que quieres, como logrado, busca el beneficio de lo que haces a corto, medio y largo plazo, dándote cuenta de que la mayoría de las veces merece la pena esperar y tener paciencia, porque el beneficio será mayor. Organiza tus pasos y acciones, en relación a la visión de lo que quieres, y sabiendo que tienes que hacer para lograrlo.

3- Tus 5 minutos al día

Cinco minutos al día te cambiarán la vida. Empieza con este tiempo, si luego decides dedicarle más, estupendo. Por el momento, toma aire, inhalando profundamente por la nariz y exhalando por la boca. Respira luego con normalidad y con conciencia corporal, es decir dándote cuenta de que tomas aire y de que lo expulsas. Al inhalar, tomas el aire de la vida, te nutres de ella, al exhalar expulsas aquello que te sobra. Hazlo en calma, a ser posible en una posición cómoda -sentad@ o @- fuera de ruidos y distracciones externas. En este estado de tranquilidad, conectad@ con tu respiración, déjate sentir e inspirar.

4- Sonríe

La sonrisa es un antídoto contra el estrés. Cuando ríes tu cerebro se relaja y transmite esa misma información a todo tu cuerpo físico y emocional. Practica tu sonrisa y hazlo tanto como puedas. Esta te conectará con tu paz interna, y con las demás personas en una actitud más confiada, optimista y serena. Y si… no crees tener motivos para sonreír, búscalos, porque sí, siempre los hay. Sobre ello, y los beneficios de tu risa y de tu sonrisa, puedes leer más en este artículo «Tómate la risa en serio» 

Y tú, ¿eres una persona impaciente? ¿Qué medidas estás tomando para controlar las consecuencias negativas que te genera esa impaciencia? ¡Cuéntame! Me encantará saber un poquito más de ti y de tu experiencia. Y, si puedo ayudarte lo haré encantada. 
Mientras tanto… comparto contigo el artículo «¡Lo quiero YA!» en el que abordo la importancia y el cómo lograr gestionar la impaciencia e ir «paso a paso»

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Coach personal Barcelona, vitalcoachingbarcelona.com 

¿Demasiado ocupado? Causas y cómo cambiarlo

¿Te sientes demasiado ocupado? ¿Te has fijado en que parece que cuanto más ocupo estás a lo largo del día, mejor crees sentirte?
Hoy quiero dedicar este post a romper el mito de que estar demasiado ocupados es sinónimo de ser importantes. Te aseguro que tu valor no depende de la cantidad de cosas que eres capaz de planificar en tu día…

estar demasiado ocupados

Por supuesto que en nuestra rutina diaria hay tareas ineludibles: trabajar, cocinar, limpiar, cuidar de nuestras familias, amigos… Hacerlas con el mejor de los ánimos es importante. A la vez  debemos ser conscientes de que muchas de esas tareas se apoderan de nuestro tiempo sin ser necesarias, nos hacen sentir demasiado ocupados y muchas veces sobre pasados.

¿Por qué estamos demasiado ocupados?

1- Asociamos ocupación a valía

El ritmo de nuestra vida se ha vuelto acelerado.  La impaciencia está de moda y la exigencia también. Sin ser realmente productivas ni beneficiosas, existe la creencia interna de que una persona muy ocupada, es más valiosa, que una ociosa. Admiramos a las personas que tienen una profesión estresante, porque las suponemos exitosas. Tu mente asocia, entonces, la idea de que si estás demasiado ocupado, eres valioso e importante. Y no es así. En realidad, si sigues creyendo que la cantidad de cosas que puedes hacer en un día determinará tu valor, vivirás en un sentimiento perpetúo de urgencia e impaciencia que nunca llegará a satisfacerte. Si no haces nada diferente, te mantendrás en el bucle de la urgencia e impaciencia, con su consecuente malestar, frustración y estrés.

Demasiado ocupado Vital coaching Barcelona2- Saltamos de una tarea a otra

Saltar de una tarea a otra a lo largo del día es demasiado habitual. Tendemos a pensar que es una necesidad, pero lo cierto es que no; en realidad se trata de un impulso provocado por la dopamina.

Podríamos definir la dopamina como una droga que produce nuestro cuerpo de forma natural y que activa el circuito cerebral de recompensa a corto plazo.
Al liberarse en nuestro cerebro, nos proporciona gratificación, nos hace sentir bien, nos relaja. El problema es que, una vez que es liberada, como cualquier droga, el cerebro pide más… y así nos vemos envueltos en una vorágine de acción-recompensa que nos lleva a una hiperactividad cansina, poco saludable e ineficiente.

Sí, la consecuencia de ello, y de estar demasiado ocupados, genera estrés, problemas físicos, emocionales, de concentración, comunicación, eficiencia, etc.

Por qué y cómo dejar de estar «demasiado ocupado»

La neurociencia ha llegado a la conclusión de que, altos niveles de ocupación tiene como consecuencia -justo lo contrario a lo que originariamente se pretende-: la pausa de nuestro cerebro.

Sí,  el exceso de presión, falta de descanso y el estrés sostenido en el tiempo, genera bloqueos y pérdida de agilidad mental ,física y emocional. Todos lo hemos experimentado alguna vez en nuestra vida, creo yo. También ocurre lo contrario; cuando nos sentimos motivados, confiados, y relajados, disponemos de tiempo libre para la inspiración llegan los auténticos éxitos. Es precisamente esta combinación, entre la organización personal y profesional, la que nos conduce al éxito en una vida con auténtico propósito.  La oportunidad es conocernos a través de las vivencias y retos que la vida nos presenta, para gestionarnos con herramientas y desde el auto conocimiento consciente, hasta trascenderlos

Para lograrlo, necesitas priorizar, liberar tiempo, y sobre todo, hacer una reflexión consciente, que te lleve a realizar acciones diferentes.

demasiado ocupado Beatriz Palá1- Cambia tu perspectiva

Si te identificas a ti mismo como una persona siempre ocupada y/o impaciente, pregúntate qué pasaría si ya hubieses alcanzado todo lo que dices que quieres alcanzar… ¿Crees que, entonces, ya no vivirías en la urgencia? Sinceramente, lo más probable es que, aun habiendo logrado todo cuanto deseas, siguieses corriendo de un lugar a otro.

  1. Trabaja la paciencia, y practica el amor, el perdón, agradecimiento y respeto hacia ti mismo y tu objetivo y, también, hacia los demás.
  2. Cambia tus creencias limitantes  Por ejemplo, si detectas que tu creencia es : «Estar muy ocupado me hace más exitoso» prueba con repetir y escribir: «Yo soy éxito» «El éxito es fácil para mi»

2- Haz pequeñas pausas conscientes

Es probable que te cueste desconectar del ritmo que llevas, que te parezca difícil, o que simplemente pisar el freno te genere impaciencia. Es muy probable que al principio estás cosas te ocurran y que sientas la necesidad de hacer más. No pasa nada, asúmelo y sé consciente de que hay una forma de salir de esa espiral…

  1. Pon alarmas que te avisen de que debes hacer un break.
  2. Cuando la alarma suene, para lo que estés haciendo. Detén también tus pensamientos y pon tu atención en tu respiración.
  3. Céntrate en relajar tu cuerpo y tu mente.
  4. Conecta con tu respiración y corazón.
  5. Visualiza tus siguientes pasos, acciones y día, viviendo por anticipado la experiencia de todo cuanto te propones, lográndolo con éxito y de una forma fluida y fácil.

Éstas breves pausas, de tan solo 5 o 10 minutos con estas pequeñas acciones y meditaciones te ayudarán a entrenar tu mente e ir poniendo poner freno al exceso de actividad, en pos de una mejor vida y resultados. Esta es una forma simple y efectiva de comenzar…
Te invito a ponerla en práctica introduciéndola de manera progresiva en tu día a día, junto con estas técnicas de mejora de la productividad  y de gestión del tiempo

3- Revisa tu día

Revisa tu día, cada día, y de forma más amplia al final de la semana. El viernes, al final de día, es un excelente momento. De este modo, además de permitirte organizar tu siguiente día y semana, con los ajustes pertinentes, podrás identificar áreas de mejora para tus siguientes pasos:

  1. Responde a estas preguntas: ¿Cómo te ha ido?, ¿Qué has logrado? , ¿Qué no has logrado?, ¿Has tenido imprevistos?,  ¿Cuales han sido tus mayores retos?, ¿Qué has aprendido?, ¿Qué cambiarias y mejorarías si volvieras hacía atrás?
  2. Felicítate por todo lo que has logrado. Incide en ello.
  3. Agradece tu valía y méritos, así como los regalos que el día te ha brindado.
  4. Planifica tu día siguiente -y el viernes, la siguiente semana completa-

Me encantará saber si estás pautas te ayudan, si notas algún cambio, y en qué medida te han servido.

Eso sí, no pretendas solventarlo todo de golpe y en un día. Actúa poco a poco. Si incorporas cada día una mejora en tu vida, en breve tu vida despegará a la altura de lo que de verdad deseas. Esta es una apasionante carrera de fondo.

¡ Apuesta por TI !


¿Cansado de «intentar» que las cosas cambien?

Si quieres nos conocemos

Reserva YA tu primera sesión de Coaching On Line gratuita y sin compromiso alguno 👉 AQUÍ.

Vital Coaching más de 10 años de experiencia sumando éxitos… 

Coaching Profesional y Personal

Me encantará conocerte en esta sesión, en la que ya haremos Coaching. De modo que, tanto si empiezas tus sesiones, como si finalmente no fuera así, siempre lograrás «algo» valioso para ti. 

¡ Merece la pena ! Si quieres saber que lograrás, te invito a leer los testimonios de mi WEB

 Te espero… 

¡ Apuesta por TI !

Conoce más sobre la sesión GRATUITA AQUI


El éxito está en tus manos…

 

«Empieza haciendo lo necesario, después lo posible, y de repente te encontrarás haciendo lo imposible.» San Francisco de Asís


FELICIDAD TENDENCIAL Conéctate y potencia tu vida

Felicidad-Tendencia-Vida-Coaching

Y…, si quieres avanzar por tu cuenta, gestionar este momento actual y salir fortalecido de esta situación, te invito a que leas mi libro: 📘 FELICIDAD TENDENCIAL Conéctate y potencia tu vida“ 

Un libro único de Coaching, con claves y herramientas para conseguir tus verdaderos objetivos de éxito y felicidad, que está teniendo una gran acogida entre sus lectores, por su sorprendentes y efectivas técnicas de muy diferentes ámbitos y recogidas en un solo libro. Deseo, de corazón, que también TU lo disfrutes, y que te resulte de de tanta utilidad como ya lo está siendo para tantísimas personas…

Testimonio libro «Felicidad Tendencial» publicado en Amazon
¡Magnífico!
Felicidad Tendencial es un libro práctico y sencillo para todo el mundo, y a la vez muy completo. La autora plasma a la perfección cada uno de los puntos esenciales para convertirnos en nuestra mejor versión a través de preguntas, ejercicios y una hoja de ruta. 100% recomendable

Si quieres saber más sobre «Felicidad Tendencial. Conéctate y potencia tu vida» AQUI


¿DÓNDE COMPRAR EL LIBRO?

Este libro ha sido editado por Olé librosquién pone directamente los libros a la venta, a través de este enlace. 

Felicidad-Tendencial-Beatriz-Palá-Calvo

 

Felicidad Tendencial ha sido editado por Olé librosquién pone directamente los libros a la venta, a través de este enlace. 

Además, puedes comprar, o encargar el libro en Amazon –Click AQUI 👆-, y en un gran número de librerías, a nivel nacional, entre ellas Casa del Libro.

VitalCoachingBarcelona-Beatriz-Palá-Calvo

“Si buscas resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo»  Albert Einstein


Vital Coaching más de 10 años de experiencia sumando éxitos… 

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma personalizada y única, en el camino hacía tus objetivos de felicidad…

«No importa lo que te pase importa lo que haces con aquello que te pasa»

Te espero para gestionar con éxito este momento, también para salir reforzado de él, afrontes y resuelvas con éxito cualquier dificultad que se presente en tu vida, de una forma sólida y consistente en el tiempo… 

Coach personal Barcelona, vitalcoachingbarcelona.com 

¡ Lo quiero YA !

Impaciencia«El elefante…A TROZOS», me dijo alguien ante mi impulsiva impaciencia. Yo, me imagine ese elefante y me sentí aplastada por él. Pasó un largo tiempo hasta que pude imaginar que cada parte de él podía aportarme un valioso regalo. Ahora, cuando siento la impaciencia llegar, me pregunto cuál es el camino y cuáles son los pasos que quiero tomar para alcanzar cada una de mis metas. Así le doy, a mi objetivo un nuevo enfoque para desbloquear aquello que me impide.

Mi propia experiencia y, muchos años de investigación, formación y ayuda externa me han enseñado que la vida, como el elefante, se toma bien cuando se trocea. Ahora percibo el grado de impaciencia de una persona, en los primeros cinco minutos de la sesión. Durante un proceso de coaching, si la impaciencia es un impedimento, su gestión supone una transformación fabulosa para el logro de sus metas de éxito.

¿Cuándo y Cómo SI se tiene éxito?

Cuando tus metas están acordes a tus valores, y estás en sintonía con el propósito de tu vida, entonces conectas con la fuerza para elaborar, y dar los pasos que te conducen hacía tu objetivo.

Pero,  entonces ¿por qué nos cuesta tanto trocear?

Uno de los mayores auto boicots personales que existen para alcanzar lo que queremos, es la impaciencia. Muchas veces además cuesta concretar los objetivos, y así nos permitimos divagar, sin avanzar ni saber qué nos pasa. Unos le llaman procrastinación, yo le llamo «el arte de posponer», y así mientras no avanzamos creemos qué, cuando lo hagamos, será rápido.

“¡Lo quiero YA!”

Vivimos en la sociedad de la impaciencia. Prevalece el deseo de tenerlo todo resuelto en el minuto cero. Y la vida es un proceso, que requiere sus tiempos como la propia vida desde el momento de la concepción.

Pero ¿Quién crees que lo quiere todo ya?… la respuesta es: «los niños». La impaciencia no es un comportamiento adulto que nos permita gestionar y vivir la vida como tal.

La impaciencia encubre nuestros miedos más profundos y es la excusa perfecta para justificar el «no soy capaz», «no hay manera, por más que lo intento»  Escudados en los NO´s, sentimos el atropello del todo y entonces no hacemos nada. Entramos así en la rueda de la insatisfacción. “Ha pasado X tiempo y no he avanzado” . Entramos en bucle, y sentimos miedo.

Ese miedo lo disfrazamos con excusas que nos justifican ante los ojos ajenos, pero nunca ante los nuestros propios, pues en lo profundo sabemos que algo no nos funciona.

Cuando nos ponemos impacientes bloqueamos nuestra inspiración divina que nos da la fuerza creativa para emprender acciones concretas hacía nuestros objetivos.

En la vida, en el trabajo, el tiempo cuenta, cada día, cada segundo es importante para vivirlo con merecimiento.

Vivimos no sólo por alcanzar la meta, sino para saborear a cada paso del camino…

Pasos para trocear

  • Conéctate con tu resultado final e identifica los pasos que quieres y debes dar para lograrlo. Identifica las imágenes con la sensación de disfrutar que estás en marcha hacía tu plan.
  • Establece tus metas volantes, con fechas y acciones concretas.
  • Elabora un plan ambicioso, retador y también realista.
  • Felicítate por cada uno de tus logros.
  • Celebra tus triunfos
  • Agradece todas las oportunidades que la vida te brinda, las situaciones y personas que pone en tu camino y sigue orientándote hacía la acción con la sensación de que ya lo has logrado.

Y si…sientes a tu impaciencia llegar, pregúntate “¿Que de verdad te está pasando?” “¿Qué estás intentando posponer?” “¿Qué pasaría si ya hubieras  logrado tu objetivo?  Nútrete de las sensaciones positivas y de la fuerza que sientas.

Y, si detectas algo que te impide, utiliza alguna técnica que conozcas para limpieza de creencias, o busca ayuda para trascender tus creencias limitantes. Siempre será más fácil y efectivo, tanto para detectarlas con eficacia como para aplicar técnicas que las contrarrestan y diluyen y así alcanzar lo que deseas de verdad.

Más allá de la impaciencia, como expresó Nelson Mandela como Presidente Electo de Sudáfrica, en 1994, TU mereces brillar con toda tu luz. Inspirador ¿No?

» Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados.
Nuestro miedo más profundo es que somos poderosos sin límite.
Es nuestra luz, no la oscuridad lo que más nos asusta.
Nos preguntamos: ¿quién soy yo para ser brillante, precioso, talentoso y fabuloso?
En realidad, ¿quién eres tú para no serlo?
Eres hijo del universo.
El hecho de jugar a ser pequeño no sirve al mundo.
No hay nada iluminador en encogerte para que otras personas cerca de ti no se sientan inseguras.
Nacemos para hacer manifiesto la gloria del universo que está dentro de nosotros.
No solamente algunos de nosotros: Está dentro de todos y cada uno.
mientras dejamos lucir nuestra propia luz, inconscientemente damos permiso a otras personas para hacer lo mismo.
Y al liberarnos de nuestro miedo, nuestra presencia automáticamente libera a los demás.»

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres resultados diferentes

No hagas siempre lo mismo

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.