Cómo usar las redes sociales para encontrar trabajo

trabajo y redes socialesPara nadie es ya una novedad que internet nos ofrece un sinfín de canales a través de los que realizar una búsqueda activa de empleo. A través de internet podemos buscar portales de empleo, contactar de manera directa con las empresas y… ¡también utilizar las redes sociales!

Estamos continuamente conectados a las redes sociales, ¿por qué no utilizarlas como herramienta para buscar empleo?
Numerosos estudios advierten de que más del 70 % los reclutadores utilizan las redes sociales como parte de sus procesos de selección o bien directamente para reclutar talento. Por lo tanto, los usuarios activos en redes sociales tienen más posibilidades de ser seleccionados.

Eso sí, que los reclutadores cada vez más recurran a los medios sociales no significa que en ellas esté la fórmula mágica para conseguir el empleo que deseas. No, no son una garantía. Lo que sí está claro es que existe una constante evolución en las tendencias de reclutamiento y selección de personal que empieza a ir más allá de la entrevista y el CV. Ahora las empresas investigan y buscan más detalles e información acerca de sus candidatos y, las redes sociales son una excelente lugar para ello. Y es que para las organizaciones, la identidad digital de sus empleados es muy importante, ya que habla y da datos también del tipo de profesional que trabaja en la empresa. Así pues es de vital importancia cuidar mucho lo que publicas y compartes en redes sociales. Es decir, publica lo que quieres que el mundo sepa de ti, pero no es necesario que pongas imágenes de la última copa en el último bar con tus amigos, por ejemplo. Y digo esto, porque recuerdo una ocasión en la que un candidato fue descartado sin motivos aparentes. Parecía el candidato ideal y había superado con éxito todas las pruebas de su proceso de selección. Finalmente no fue seleccionado. Tiempo después supo que su Facebook había sido revisado y que su imagen de fiesta no dio garantías de seriedad a la empresa. Sin entrar en discusiones sobre las garantías que puede ofrecer esta persona, independientemente de su vida privada, este fue su resultado, y se puede evitar. Sólo hace falta ser cauteloso con lo que cada uno decide publicar sobre si mismo. Todo construye nuestra imagen digital, y hoy en día todo está muy al alcance de un click.

Redes sociales para encontrar trabajo

Respecto a la aportación de las redes sociales para una búsqueda profesional activa, cada red social te puede aportar algo diferente. Conviene que sepas elegir entre las que más te interesan en función del tipo de trabajo que busques y del sector al que te dedicas.

  • Redes sociales profesionales y/o para difundir tu CV

LinkedIn 

Esta es, sin ninguna duda, la red social por excelencia. Si o si, tienes que estar. racticamente todas las empresas y consultoras lo consultan.

En Linkedin incorporas, creas, modificas y actualizas siempre que quieras y online tu CV. Puedes identificar a personas que trabajan en otras empresas, investigar lo que desees y acceder a páginas de empresa en la que es habitual encontrar ofertas de empleo. También existe una versión premium, de pago que te da más opciones en la búsqueda y organización de la información.

  • Redes sociales de opinión o para mostrar tu opinión

Twitter 

En este caso tenemos que hablar de Twitter como la principal. Su principal característica es que los usuarios tienen y se han acostumbrado a resumir su pensamientos en 140 caracteres, lo que está pasando o su opinión sobre todo tipo de temas.

De cara a la búsqueda de empleo, si bien puede ser una herramienta de doble filo que no ayude si la empresa no comparte tu filosofía o pensamientos; también es una buena herramienta para demostrar que te mantienes informado y al día en temas de actualidad o del sector.

  • Redes sociales para compartir lo que haces

Existen muchas profesiones creativas que permiten a los profesionales del sector mostrar a través de la red lo que hacen. Un buen ejemplo de ello son diseñadores, fotógrafos, el mundo audiovisual, etc. Y para ellos, redes como Vimeo, YouTube, Instagram o Pinterest, pueden ser el cabo que les permita atar un empleo.

  • Redes sociales para compartir cómo eres

Caben aquí las redes más generalista, como puede ser Facebook. En este tipo de redes puedes publicar tanto fotografías personales, como compartir contenidos de cosas que te gustan o interesan, etc.

Y, aunque este tipo de redes sociales no son prioritarias en cuando a búsqueda de empleo se refiere, como te decía anteriormente, es bueno que seas cuidadoso con la información que aportas en ellas. Ten presente que para los reclutadores, así como para cualquier persona que quiera saber sobre ti y tu perfil profesional, puede ser una poderosa fuente de información. Haz que se decante a tu favor.

Beatriz-Palá-Calvo

Si te sientes perdid@, o sencillamente… quieres ponértelo fácil

Nos vemos

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Para ser feliz hay que tomar decisiones

miedos

La aventura de ser uno mismo no siempre es tarea fácil,  ya que no es precisamente algo a lo que habitualmente estemos orientados ni, por lo general, acostumbremos a hacer. En realidad, yo creo que nuestra sociedad no nos lo enseña abiertamente y yo te aseguro que es posible y que, verdaderamente merece la pena.

¿Y que significa ser uno mismo? Ser uno mismo implica atreverse a cruzar la barrera de los miedos y tomar decisiones. Se necesita trascender los «no puedo» y los «es imposible» y convertirlos en opciones de posibilidades reales. Y tu puedes hacerlo. Todos y cada uno de nosotros tenemos muchos recursos para lograrlo. Aprovechar esos recursos a tu favor, implica superar miedos y ese, será uno de los mayores éxitos que podrás experimentar para el beneficio de tu propia vida.

Y… ¿Como deshacer de tus miedos?. En primer lugar reconociéndolos de forma consciente, entiendo que estos tienen su propia razón de ser y origen.  Y, ¿cuales son sus orígenes? El origen de tus miedos se remonta a la historia personal de tu vida, y a todos los mensajes que a lo largo de ella has ido escuchando y que tu subconsciente ha dado por válidos y guardado en su memoria. Se llaman creencias limitantes, todos tenemos y necesitas conocerlas.

Por ejemplo, si creíste afirmaciones que te llevan a pensar cosas del tipo: «soy poco afortunado», «todo está fatal» y/o «yo no soy capaz o suficiente para lograr lo que deseo»,…, así será para ti. Algunas de tus creencias las has adquirido de tus padres, otras de la sociedad, amigos, etc… Ojo con ellas, porque si las crees pueden convertirse en profecías cumplidas.

En cambio si quieres puedes hacer algo diferente para obtener resultados diferentes. Y, una de las primeras cosas a hacer es darse cuenta de su existencia de forma consciente y gestionarlas desde ti.

Recuerda que todos tenemos mucho potencial, sólo es cuestión de saberlo, creerlo y orientarse a lo que si quieres desde ti mismo. Descubre quién de verdad si eres, sabiendo que la felicidad de ser uno mismo no es una cuestión de suerte, sino que es una cuestión de auto conocimiento consciente para la toma de decisiones reales hacía tus objetivos.

El poder de tus decisiones

Ahora, bien, ¿somos realmente conscientes de querer tomar decisiones? y, sobre todo, ¿lo ponemos en práctica?

Cuando hablo de este tema suelo recurrir a una escena de la película «Alicia en el País de las Maravillas». Los que la habéis visto, seguro que recordáis la famosa escena en la que Alicia le pregunta al gato Cheshire:

“¿Podrías decirme, por favor, qué camino debo tomar para salir de aquí?”
— “Eso depende del sitio al que quieras llegar”, responde el gato.
— “La verdad es que no me importa mucho”, indica Alicia.
—“Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes”, sentencia Cheshire.

El motivo por el que replico esta conversación es que, es un magnífico ejemplo que nos recuerda que para ser nosotros mismos debemos saber hacía donde vamos  con coherencia y congruencia interna. Además, de tener muy claras nuestras prioridades, porque si no es así, nos acabaremos perdiendo.

Cómo hacerlo

  • Aprende a decir «NO»

En este artículo os hablaba de la importancia de aprender a decir «NO» cuando realmente creemos que es necesario, cuando no estamos de acuerdo, cuando no nos apetece. Quien descubre el valor de dar una negativa a tiempo se libera de increíbles pesos y abre la puerta a muchas otras posibilidades.
Este tema da tanto de sí, que de hecho os hablo sobre ello también en estos artículos: «¿Sabes decir no?» y «Cuando dices no, te dices sí«.

  • Puedes y debes decidir por ti mismo/a

Las expectativas que los demás tienen sobre nosotros nos condicionan muchas veces a la hora de elegir o decidir. ¡No lo permitas! Puedes y debes decidir por ti mismo/a siendo fiel a tus prioridades.

  • Atiende a tus valores

Quizá no sabes con certeza y firmeza todavía cuál es tu camino vital, quizá aún no lo has descubierto. Entonces, atiende a tus valores. Los tuyos y los de nadie más. Estos serán una excelente guía para ir hacía tus objetivos con toda tu fuerza, congruencia y coherencia interna.

  • Escúchate

Tu espacio interior es el mejor lugar para reencontrarte contigo mismo. De vez en cuando, elimina el ruido externo y, permítete habitar el espacio de tu silencio interno. En él tienes todas tus respuestas.

Toma tu verdadero poder personal, hazte el «capitán de tu destino» para vivir una vida mucho más consciente y feliz.

Beatriz-Palá-Calvo

Toma tu decisión YA mismo

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Cómo tener unas vacaciones de verano productivas

vacaciones productivas

A estas alturas del año muchos somos los que ya estamos pensando en disfrutar de un merecido descanso.

Y es que… Es tiempo de tomarse unas vacaciones.

Las vacaciones te hacen más productiv@

Con el verano llega el buen tiempo y eso es sinónimo de playa, campo, relax, disfrutar al aire libre, pasar más tiempo con la familia y/o amigos, etc. El verano, es la oportunidad fantástica para quitar el pie del acelerador, disfrutar y desconectar un poco del día a día.

Tanto tu como tus colaboradores necesitáis un descanso. Así que en el caso de que dirijas un equipo, un negocio o una empresa, y para lograr tener las vacaciones necesarias y que al mismo tiempo cumplir con las responsabilidades, es bueno tener una cultura de vacaciones dentro de la empresa o como jefe de equipo que permita a los empleados poder desconectar sin importar el mes y crear un equilibrio entre productividad y tiempo libre.

Trabajar más no implica mayor productividad. Al contrario, numerosos estudios han demostrado que menos horas y pequeños descansos mejoran la productividad, por lo que el impacto de unas vacaciones largas es profundo y beneficioso para la producción de un empleado en el futuro. El trabajador coge ánimo, inspiración, motivación, creatividad y perspectivas de futuro.

Si eres freelance o autónomo

Para los autónomos o los que han comenzado a desarrollar un proyecto propio, las vacaciones, más que un alivio y momento de relax, pueden convertirse en motivo de estrés. No lo permitas, tu más que nadie necesita un respiro para volver con energías renovadas. Las necesitarás todas a tu vuelta…

Es importante que seas consciente de ello, de que necesitas desconexión, respirar y aburrirte. Sí, aunque parezca extraño, aburrirse puede ser positivo y necesario, en su justa medida, claro.
Dedicarte un tiempo a ti mismo, te ayudará a conocerte más, saber más de ti y descubrir lo que realmente quieres y, de alguna manera, el aburrimiento te ayuda a reflexionar sobre lo que ha pasado y has aprendido, además, te impulsará a buscar nuevos retos, sueños y motivaciones.

Por otro lado, el aburrimiento también potencia la creatividad. En el día a día, con una agenda organizada y apretada, no hay tiempo para improvisar, inventar, crear, visionar el futuro…

Y para sacarle partido a tus vacaciones, ¿qué tal si realizas una lista de sugerencias que recoja cosas que quieres hacer este verano? Sin exigencias, pero que te sirva de guía.

¡¡ FELICES VACACIONES !! 

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres saber en qué y cómo puedo ayudarte…

Nos vemos

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Inteligencia emocional en la empresa

 

inteligencia emocional

¿Inteligencia emocional o inteligencia racional en la empresa? Seguro que te has planteado alguna vez esta pregunta… En mayor o menor medida, estas y probablemente muchas otras preguntas, nos las hemos planteado en algún momento de nuestra vida. Por ejemplo, ¿Por qué un empleado, tras años en una compañía, continua desempeñando la misma función?, o ¿Por qué alguien que llega nuevo a una empresa logra todo lo que se propone mientras que empleados que llevan mucho más tiempo continúan en la misma situación?, ¿Te has preguntado alguna vez cuál es la diferencia entre los unos y los otros?

Personalmente, siempre me ha fascinado investigar y plantearme cuestiones sobre las emociones frente a la razón. Siempre he tenido curiosidad por saber más, indagar y descubrir acerca de la capacidad que tienen algunas personas para conocer totalmente sus emociones y discernir con gran exactitud entre estados de ánimo, motivaciones y deseos.
Y es que ciertas personas tienen esta capacidad, y pueden gestionar sus propias emociones y darles la vuelta para transformar las emociones negativas en otras positivas y mucho más productivas, tanto para si mismo como en beneficio de los demás.

Y esto es muy importante tanto en el ámbito profesional como en el personal, pues estas personas siempre suelen tener mayores éxitos. Y a veces le llamamos «azar»…

La realidad es que todos, cada día, en nuestra vida laboral o en la empresa, debemos asumir y manejar diferentes tipos de emociones: satisfacción, frustración, enfado, entusiasmo, etc. Y todo ello mientras continuamos conviviendo y colaborando con compañeros y superiores. Si a este hecho le añadimos las exigencias propias del trabajo, sus retos y momentos en los que el tiempo no juega a nuestro favor y se acumulan las tareas, etc., no es de extrañar que nuestras emociones queden afectadas, generando estrés y  presión en nuestras relaciones, tanto dentro como fuera de la oficina o el trabajo.

¿Dónde está el equilibrio?

Pues, precisamente, como decía antes, en saber gestionar nuestras emociones, pudiendo transformarlas en emociones productivas, controlándolas de manera que nos ayude a controlar nuestra conducta y pensamientos para obtener resultados mejores.

Para ello, el primer paso es darse cuenta de que te está ocurriendo. Identificar que tiene que ver contigo esa situación y con tus emociones. Toma perspectiva y relativiza. Pregúntate ¿Que es lo peor que te podría pasar?. Nada que no puedas gestionar o cambiar. Siempre hay caminos para quien está dispuesto y los busca… Y…si, estás pasando un momento en el que realmente no sabes que hacer, o como gestionarlo por ti mismo, siempre puedes pedir ayuda para avanzar, aprender y solventar esta situación.

Y por el momento, puedes practicar haciéndole un pequeño guiño a la vida: sonriendo. Y, si te apetece también puedes practicar con algunas de las efectivas técnicas antistress, que te propongo en mi e.book «3 pasos para poner limite a TU ESTRESS» Descárgatelo gratis AQUÍ. 

3-pasos-para-poner-limite-a-TU-estress