Empatía: Clave para el liderazgo

empatía

Según la RAE, la empatía es la «capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos»

Simple. O al menos eso es lo que parece; la empatía es un concepto simple cuya vivencia en el ámbito profesional entraña grandes posibilidades para el desarrollo del liderazgo.

Las empresas son cada vez más conscientes de ello, y muchas de ellas apuestan por potenciarla, tanto como filosofía de empresa, como implementándola con ayuda profesional externa. Precisamente, cada vez se demanda más en los procesos de coaching para empleados y equipos, ya que se ha detectado que en las empresas con entornos colaborativos, donde prima la comunicación y las relaciones profesionales de empatía, se obtienen claras mejoras en la eficiencia y sus resultados.

En este sentido, la evolución de muchas empresas es ya notable. Aún así, a muchas compañías, además del desarrollo de su modelo de empatía, les queda todavía un paso importante que dar. Me refiero a realizar un cambio de nomenclatura de:  «jefe de equipo«, a: «gestor de personas«.

Este cambio va más allá de la  terminología lingüística, ya que existe una gran diferencia entre uno y otro. El «gestor de personas»  requiere de un replanteamiento de las habilidades que, hasta hace muy poco tiempo, se daban por sentadas en los jefes , sin que en la mayoría de los casos se hubiera validado que realmente las poseían.

Empatía-VitalCoachingBarcelona

 

 

Photo by rawpixel on Unsplash

Habilidades imprescindibles en un «gestor de personas»

A la hora de hablar de las habilidades fundamentales en un buen «gestor de personas», es habitual que salgan a relucir conceptos, desde luego, tan importantes, como el liderazgo o la comunicación. Y sí, estos son esenciales, como también lo es que ambos conceptos incluyan la «empatía», como elemento clave para su auténtico desarrollo.

La importancia de la empatía

Un buen líder dede ser capaz de ponerse en la piel de la otra persona, no solo en situaciones específicas o en momentos concretos, sino que, en general, debe ser un maestro en la práctica de la escucha atenta y activa.

Esto no debe confundirse con ser amable y cordial, tampoco con hacer terapia a tu equipo. No, la empatía es comprender al otro, desde el otro y también gestionar la relación con asertividad, y siempre interesándote por él,  sus motivaciones, el origen de sus dificultades, y sus habilidades para solventarlas. La gestión empática, también desde la posición directiva del buen líder, resulta imprescindible para establecer una buena relación, cercana, confiable y fluida. Todo ello, te dará resultados extraordinarios para el éxito de tu equipo, y, por supuesto para el tuyo propio.

VitalCoachingBarcelona-Empatía

Photo by rawpixel on Unsplash

La empatía es imprescindible para la gestión de personas,  e igualmente importante para las relaciones  en cualquier ámbito de la vida, ya sea en la personal  como en la profesional.

El modelo de Steve Jobs

Steve Jobs se considera un líder de referencia. Él era empático y conocía a la perfección a su equipo: sus fortalezas, capacidades y también sus debilidades. Sabía cómo actuar y cómo conseguir un mejor rendimiento, potenciando sus fortalezas, a la vez que gestionando y transformando sus debilidades en puntos de mejora para la eficiencia. Jobs además de empático, era duro y controlador, generando una combinación que logró motivar a su equipo, empresa y también a generaciones enteras.

Así pues, la empatía es una auténtica ventaja competitiva y una habilidad fundamental para ser un buen gestor de personas y de negocios. Si ya eres empático; felicidades, sino no es así, sólo tienes que practicar, sabiendo que siempre estás a tiempo de aprender y mejorar. Merece la pena.

Te puede interesar

Ideas prácticas

La empatía es un término subjetivo, difícil de medir, que siempre puedes practicar y potenciar. Además del artículo anterior, las siguientes ideas, te ayudarán a practicar conscientemente y cada vez más, tu empatía:

  • Contacto visual: Cuando hables con otra persona mírale a los ojos. Mantener el contacto visual implica interés por tu parte. Tu receptor lo percibirá así, tanto a nivel consciente como subconsciente, y se sentirá a gusto contigo. Por supuesto, no se trata de mirarle fijamente y sin descanso, sino de «mirar y ver» para desde un estado de presencia, con atención plena, escuchar a la otra persona, haciendo que se sienta escuchada por ti.
  • Modelar:  Asentir con la cabeza, decir frases como “entiendo cómo te sientes”, “en tu lugar, estaría pensando lo mismo”, etc. ayudan a que la persona sepa que nos identificamos con ella, y que nuestra intención será tratar de llegar al entendimiento y a la mejora, desde la compresión, cosa que debemos hacer también con la convicción que la situación requiera.
  • El lenguaje de los gestos: Si esbozas una sonrisa de vez en cuando y oportunamente, tu interlocutor lo interpretará como un gesto de aprobación hacía él/ella, o hacía sus palabras.  Una sonrisa, una palmada de apoyo, etc, son gestos cómplices que mejoran la comunicación, generan conexión y afinidad entre las personas. Facilita el entendimiento y los acuerdos.
  • Adecuar la expresión a las circunstancias: Si tu misión es dar una mala noticia, por ejemplo, evidentemente no lo harás riendo, porque entonces el mensaje no sería congruente. Asimismo, si damos una buena noticia, compartimos éxitos, etc,  la expresión de alegría, orgullo y felicitación, por ejemplo, será importante. Acompañar tus palabras con el estado emocional que comunicas o compartes, te dará un valor y resultados extraordinario.

En definitiva, la empatía se practica tratando a los demás como nos gustaría que nos tratasen a nosotros. Hazlo, sabiendo que detrás de cada persona, además de un corazón que late como el tuyo, vive el increíble potencial y capacidad de esa persona. Tú puedes redescubrirlo con tu propia mirada, sabiendo que la luz con la miras a los demás es el reflejo de la tuya propia, la misma que les permitirá brillar, también delante de ti.

Practica tu empatía, sabiendo que, precisamente será la práctica la que te confirmará sus excelentes resultados, tanto en tu propio beneficio, como el de tu equipo y sus resultados. Y si quieres, y te apetece comparte tus comentarios conmigo. Me encantará leerte…

“Una persona puede tener un cociente intelectual elevado y una formación técnica impecable, pero ser incapaz de dirigir un equipo hacia el éxito. Solo pueden ser líderes efectivos quienes tienen inteligencia emocional, es decir, la capacidad para captar las emociones del grupo y conducirlas hacia un resultado positivo”. Daniel Goleman – Inteligencia emocional para el liderazgo

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Coach personal Barcelona, vitalcoachingbarcelona.com 

Metas y Objetivos: Es peligroso no tomártelos en serio

Imagen fuente: difiere.com

Revisando tus objetivos

Comienzo este artículo invitándote a echar la vista atrás unos meses y remontarte al 1 de enero de este mismo año. ¿Recuertas las metas y los objetivos que te propusiste alcanzar a lo largo del año? ¿Cuántas de esas metas son las mismas que las que te propusiste el mismo día del 2017? Es más, ¿cuántas te las propusiste incluso en 2016?

Lo cierto es que no deseo a ninguno de mis lectores, a nadie que pase por aquí, aunque sea por casualidad, que se encuentre en ese bucle de «quiero, pero no sé cómo, me afecta, me quejo, no actúo… y el próximo año lo intentaré de nuevo».

Entrar en ese bucle puede ser realmente peligroso y perjudicial. Por eso, mi objetivo con este post es justamente anunciarte que si quieres, puedes salir de este bucle. Para hacerlo, y salir del bucle de la dificultad, te invito a una reflexión pausada y consciente.

EFECTOS DE ABANDONAR TUS OBJETIVOS

1- Afecta a tu confianza

Cuando te propones algo y no lo consigues, ¿qué crees que pasa con tu confianza? En efecto, disminuye. Y las consecuencias pueden ser devastadoras. Esto ocurre no sólo porque no lograr ese objetivo, en lo concreto,  sino porque habrás creado una experiencia de no éxito y falta de compromiso, que a su vez alimentará las siguientes. De modo que puede ocurrirte que cuando te marques nuevos objetivos, dudes de antemano de tu capacidad. Entonces se hará muy difícil, costoso o casi imposible lograr lo que te propongas.

2- Provoca incertidumbre

Como consecuencia de la pérdida de confianza aparece la incertidumbre. La incertidumbre genera pensamientos contradictorios muy potentes, entre el deseo por lograr lo que te propones y tus miedos. Es cómo si, por un lado apretarás el acelerador de un coche y por otro, al mismo tiempo, el freno… ¿Que pasa entonces?, damos vueltas o patinamos, consumiendo mucha energía. Resulta así muy difícil avanzar.

Objetivos-VitalCoachingBarcelona

 

 

Photo by Jimmy Chang on Unsplash

3- Impide que pases a la acción

Cuanto menos confianza tienes en ti mism@, mayor es la incertidumbre, las dudas y los miedos, ¿crees que así te pondrás en marcha? ¡Difícilmente lo harás!

Perdería el sentido, pues… ¿para qué pasar a la acción si estás convencido de que no lo vas a lograr?  Tal vez un día lo intentes, y desistas cuando tus pensamientos en contra te asalten con frases del tipo:  «no lo vas a lograr», «es muy difícil para ti», «ya lo has intentado demasíadas veces sin éxito, está no será diferente», «no te hagas ilusiones», etc.

Los objetivos anteriores que no los lograste, crearon experiencias de dolor y dificultad. Tu mente te lo recuerda porque quiere protegerte, y lo hace anticipándote  del riesgo a posibles nuevas caídas. En realidad el auténtico riesgo es seguir en el mismo bucle de pensamiento y experiencias. Necesitas cambiarlo.

4- Genera frustración

Intentar una y otra vez algo sin resultados, tarde o temprano te generará malestar, frustración y… pérdida de tu autoestima.

Como bien sabes, este efecto bucle se alimenta de sus propias experiencias pasadas de «no éxito». Este es el motivo, por el que tantas personas posponen sus objetivos año tras año. Si no hacemos algo diferente, los resultados serán los mismos que los del año pasado y que los siguientes, a futuro.

VitalCoachingBarcelona-ObjetivosPhoto by Samuel Zeller on Unsplash

CÓMO SALIR DEL BUCLE DE LA DIFICULTAD

Sabemos que toda experiencia deja su huella en nuestra mente, y que esta se acaba convirtiendo en lo que creemos de nosotros mismos. A su vez estos pensamientos son el punto de partida para crear nuevas acciones. Y según sean estos de éxito o dificultad, así serán nuestros resultados, también nuestra vida…

Objetivos-Destino-VitalCoachingBarcelona

 

Creer que lograremos nuestros objetivos sin hacer algo diferente, es como pretender que cambie nuestra figura cambiando el espejo en el que nos miramos.

Si realmente queremos resultados diferentes debemos cambiar el origen y desde el punto de partida que somos nosotros mismos. Para ello es imprescindible cuidar nuestros pensamientos y compromisos, saber que queremos y ser consecuentes con lo que decimos querer. Si no logramos alcanzarlo, entender que nos detiene, buscar caminos, alternativas y opciones, o bien cambiar nuestros objetivos con conciencia. En ningún caso podemos mirar hacía otro lado, sino que debemos aprender a comprendernos también a través de nuestras limitaciones, y entonces sí, habremos avanzado en línea con nuestra vida, en su sentido más pleno y auténtico.

Conocer nuestros pensamientos, motivaciones y valores nos permitirá establecer auténticos objetivos y adquirir el compromiso para la toma de decisiones y su cumplimiento. Luego requeriremos hacer control y seguimiento, y sobre todo disfrutar del camino sabedores de que nuestros éxitos están a la vuelta de la esquina.

Una vez sabes lo que quieres, y esto tiene un auténtico sentido para ti, la confianza en ti mism@ y en tus habilidades, serán fundamentales para la consecución de tus objetivos, tanto los actuales, como los futuros.

“Hasta que no vuelva al subconsciente consciente, éste dirigirá su vida, y usted le llamará destino.” Carl Jung

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Coach personal Barcelona, vitalcoachingbarcelona.com 

5 Pasos para gestionar positivamente el rencor

cómo gestionar rencor

El rencor es una emoción fuerte y negativa que sentimos cuando alguien nos ha hecho daño y creemos que había intención de hacerlo o, al menos, pensamos que no ha tenido la intención de evitar ese daño.
El rencor no solo es una emoción negativa, sino que incita y/o motiva a la venganza… Recrearse en este sentimiento puede ser realmente dañino, ya que además de bajar las defensas de nuestro sistema inmunológico, nos conecta con emociones y pensamiento negativos de impotencia, odio, rencor y dificultad que tanto nos impiden. Además siempre revierten en contra de uno mismo, y lo hacen con una intensidad mayor que la fuerza que las originó. A todas luces, el rencor no merece la pena, aún así lo sentimos. Las respuestas que generamos frente a él dependerán de nuestro propio equilibrio emocional previo, y no tanto del hecho en sí. Los resultados que generamos en nuestra vida, también. Por ello, se hace tan importante y necesario aprender y hacernos maestros en el arte de dominar y gestionar el rencor positivamente. 

5 Pasos para gestionar positivamente el rencor

Es importante que ante una emoción negativa tan dañina seas capaz de coger las riendas de la situación y evitar que esta se haga con el control de tu vida y de tu conducta

Paso I: Identifica, reconoce y siente

Piensa en una situación o persona que te genere o haya generado rabia, e identifica la causa del problema, analízalo minuciosamente en el sentido emocional. Conecta con tus emociones, y respóndete a las siguientes preguntas: ¿Que ta pasa a ti respecto a la situación o persona?, ¿Que emociones sientes?. Déjalas sentir en tu interior. Acepta lo que llegue, y si sientes dolor, tristeza, etc, reconócelo. Y, si necesitas llorar, llora. ¿Por qué? Porque toda emoción reconocida y sentida, es gran parte expulsada de tu interior. De este modo, habrás dejado ir, en parte, tu rabia.

Gestión-Rencor-VitalCoachingB arcelona

Foto de: Kyle Glenn

Paso II: Compartir

Si lo necesitas, habla con alguien, cuéntale lo sucedido y escucha otras opiniones o visiones. Hablar con otra persona del problema, además, te ayudará a encontrar otros puntos de vista y encontrar ideas y soluciones que quizá no habías pensado. Al hacerlo, te recomiendo que escojas como a tus confidentes, y de entre tus personas de confianza, a personas positivas que, además de tener una visión amplía sobre la vida y las personas, te aprecien y estén orientadas a soluciones con una visión consciente.

Paso III: Tus enseñanzas

Cuando una situación y/o persona te genera tensión, rabia y/o rencor, el primer paso importante para una resolución positiva para ti, es aprender de ti respecto a la situación.  Si no lo lo haces así, ten por seguro que se te presentarán situaciones similares en el futuro. De hecho, si lo piensas bien, esto es precisamente lo que te está ocurriendo ahora. Sí, tu situación actual de rabia probablemente tenga muchas similitudes con otras ya vividas por ti. Aparentemente nada tienen que ver con esta: otro momento, otro contexto, otras personas, etc… sin embargo, te provocan las mismas emociones. ¿Te suena?. Suele ocurrir así.

Rencor-VitalCoachingBarcelona-Gestión

 

 

Foto by:Yoann Boyer

Así pues y, si frente a un situación que te genere tu rabia,  y si quieres resolverla, incluso más allá de ella, necesitas conciencia y paz interna para darte cuenta de que tu dolor tiene mucho más que ver con lo que esa situación despierta en ti, que con el hecho en sí mismo. Es así, como también lo es que el alcohol sólo escuece cuando se vierte sobre una herida abierta. nada que no duela de antemano puede despertar tu rabia. De modo que, esta emoción y las personas que te la muestren, serán tus maestros y una ocasión extraordinaria para reconocer tu herida y así tratarla con contundencia.

No te quedes en la primera capa del asunto, agradece lo que la situación te muestra para extraer aprendizajes. Hazlo identificando tus emociones, mirando y viendo desde diferentes perspectivas. Encontrarás que el hecho tiene más de una cara y, muy probablemente adquirirás una comprensión mayor de la que originariamente habías pensado.Date cuenta así de que, seguramente tú podrías haber hecho diferente para un mejor desenlace y,  perdónate por la parte que te corresponde. Perdona también a la otra persona, porque ella, como tú, tampoco es perfecta.

Paso IV: Imagen de solución

Una vez has dado los pasados anteriores, piensa como te gustaría que fuera la situación si estuviera resuelta. Cree por un momento que es así. Date cuenta de que ha cambiado para ti, y siente como te sientes siendo así, en este nuevo escenario. Permítete recrear esta vivencia en un nuevo escenario, y estarás más cerca de lograrlo. Además tu mente habrá creado nuevos recursos, y eso implicará que frente a situación similar de rabia, tu respuesta podrá ser otra.

Rencor-Gestión-VitalCoachingBarcelonaFoto by: rawpixel

Paso V: Gestiona

Gestión con tiempo de preparación previo: Si antes de responder tienes tiempo para dar los pasos anteriores, la gestión de tu rabia te resultará mucho más sencilla y beneficiosa, para tu vida y resultados. Aprenderás con la práctica y cada vez será más sencillo.

Gestión en el momento: Antes de actuar o comenzar una discusión, date tiempo, analiza la situación y el problema con calma, permítete tomar distancia para verlo con perspectiva y conciencia, según los pasos anteriores. Y, si no puedes hacerlo en ese momento, trata de posponerlo para un mejor momento.

Gestión a posteriori: Si ya has respondido con rabia y no has podido dar los pasos anteriores, todavía estás a tiempo de hacerlo. Para ello, tómate unos 5 o 10 minutos para ti. Crea y recrea la escena y tus emociones, identificando, reconociendo y soltando. Date cuenta de que has aprendido de todo esto, y con tus enseñanzas, genera una imagen de solución. Al hacer esto, y si, por ejemplo, viviste una situación difícil y de rabia con otra persona, ten por seguro que al verla nuevamente, vuestro encuentro será mucho más positivo.

El rencor es un sentimiento nocivo para tu bienestar que te recomiendo alejes de tu vida. Sé que muchas veces las circunstancias hacen que sea complicado y tenemos una enorme tentación de dejarnos llevar por la emoción. Pero también sé y te aseguro, que cuando logras, eres capaz de tomar las riendas de tu vida en un sentido muy amplío e increíblemente gratificante. 

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Coach personal Barcelona, vitalcoachingbarcelona.com 

El poder de la compasión

Cuanto mayor sea la compasión hacía los otros, mayor es el amor hacia uno mismo. 

Compasión-Bienestar-VitalCoachingB arcelonaImagen: https://www.pexels.com/photo/artistic-blossom-bright-clouds-207962/

La compasión es una llave maestra que abre grandes puertas y… la más importante y poderosa de todas: la del amor.  Sólo amando a los demás, y lo demás tal como es, entonces se está en disposición de amarse verdaderamente, a uno mismo.

La compasión es una emoción que nos invita a empatizar con las personas, permitiendo que cada uno sea cómo es, aceptamos así y sin juicio los aciertos y desaciertos desde una visión mayor que nos vincula con la grandeza divina de todos, siendo cada uno de nosotros quienes somos…

Aún así, la comprensión del término «compasión», en general, dista mucho de todo lo explicado anteriormente, y se suele emplear habitualmente para expresar lástima o pena por otra, u otras personas. En realidad su empleo ha caído en desuso, y su verdadera práctica también.

«El problema humano básico es la falta de compasión. Mientras este problema subsista, subsistirán los demás problemas. Si se resuelve, podemos esperar días más felices.» Dalai Lama

Sentir «Compasión»

Sentir «compasión» no es sentir pena por otra persona, sino respetando y amando lo que el otro es, como a nosotros mismos. La realidad es que cuando se nos sugiere que pensemos con compasión, se acostumbre a pensar o sentir: «Bastante tengo con lo mío, cómo para pensar en los demás». Y es que la vida que vivimos nos deja poco tiempo. Expertos en urgencias y sin tiempo para nada, creemos tener poco margen para ocuparnos de nosotros mismos, también de los demás y de lo de los unos con los otros.  Así, poco a poco, nos desvinculamos, deshumanizamos y hasta cosificamos. «Cosificar» significa convertir en cosa a alguien o algo. Y yo creo que esta es una práctica habitual, por ejemplo cuando andamos y no nos vemos ni miramos unos a otros, el camarero nos sirve un café y obviamos que tras ese café entregado hay un ser humano, etc… Lo hacemos sin darnos cuenta, sin tiempo para nada…

Sin embargo, y aún comportándonos así, descubrimos como paradójicamente todas las personas anhelamos que alguien se preocupe por nosotros, que otros se den cuenta de que existimos, buscamos y agradecemos el reconocimiento. Cuando esto no sucede, sentimos una gran distancia hacía los demás, alejándonos de ellos. Entonces las relaciones se debilitan y nuestro trabajo sufre, porque cerrar nuestro corazón afecta la forma en que pensamos y hablamos con los demás. Podemos preguntarle a la gente cómo están, pero con demasiada frecuencia nuestra mente está en otra parte. Lo que pensamos y sentimos lo transmitimos, y el alejamiento que entregamos lo recibimos en mayor medida. El costo es obvio.

En cambio, el momento en el que alguien muestra verdadera compasión por ti, sale el sol y tu corazón comienza a descongelarse. Para poder apreciar el poder de la compasión, es necesario practicar.

Si esto de verdad te interesa, no dejes de leer este artículo. Piensa en cómo te encuentras, o piensa en lo que puedes hacer para ser más compasivo. La compasión genera grandes beneficios en nuestra vida. Se puede practicar y merece la pena, pues cuanto más de ella entregas, más recibes, en forma exponencial.

Compasión-VitalCoachingBarcelona

Imagen: Clem Onojeghuo

Como practicar la compasión

1- Compasión por uno mismo

Hace un tiempo tuve un dolor en la rodilla un poco fuerte. En un primera momento me quejé para mis adentros. Luego, me di cuenta de que debía aceptar lo que me estaba ocurriendo. Hice una meditación compasiva hacía mi rodilla, acepté y me reconcilié con mi dolor. Bajó la intensidad, y como no era nada importante, pronto dejó de dolerme.

Descubrí que tener compasión por uno misma, tanto en relación a dolores físicos como emocionales, es esencial para una misma y también para practicar la compasión con los demás. Trabajar el perdón hacía una misma, te conecta con la compasión hacía los demás. En este efecto bucle crece tu alegría, paz y amor.

2- Muestra preocupación genuina

Cuándo le preguntas a alguien cómo está, presta toda tu atención a la persona que tienes frente a ti. Deja ir lo que sea que sientas y abre tu corazón a tu visión sobre su bienestar.

Si bien al principio puedes parecer pretencioso, tu cariño será genuino y se notará la diferencia que estás haciendo. Al hacerlo mejoran las relaciones y se estrechan los vínculos entre las personas con las que te relacionas.

3- Escucha cuidadosamente

Cuando una persona te explica un problema, no tienes nada que lamentar ni porque ofrecerle una solución. Muchas veces, ni siquiera estará en tus manos. A cambio, solo escucha de la manera más generosa que puedas, y busca entender y apreciar lo que significa para la otra persona todo eso que está contando.

Evita la tentación de habla sobre ti mismo, o sobre las veces que tú has sentido lo mismo que él o ella, te está expresando. No es necesario ni útil. Recuerda las veces que alguien te ha escuchado y el alivio que has sentido. Tu puedes hacer lo mismo…

Compasion-Coaching-VitalCoachingBarcelona

Imagen: Priscilla Du Preez

4- Habla desde tu corazón

Cuando alguien me ha escuchado con compasión, lo único que necesitan decir es “lo siento, o entiendo”. Eso es todo lo que necesito escuchar porqué sé que de verdad lo siente en su corazón, que de verdad es sincero. No existe manera de fingir la compasión.

El camino de la compasión es natural, está dentro de cada uno de nosotros ser así. Toma mucha conciencia y una motivación para compartir tu nobleza. Ten presente que el mundo necesita de tu compasión, y ahora más que nunca.

5- Da rienda suelta a pequeños actos de bondad

Obséquiate regalos de bondad a ti mismo, a los que amas y a los que no conoces. Sonríele a un extraño. Hazle un cumplido a un compañero de trabajo. Recuérdale a tu amigo lo agradecido que estás por su presencia, presta atención, dona tu tiempo y haz voluntariado.

6- Ponte en modo “dar es recibir”

Cuando ayudamos otra persona, en esencia nos estamos ayudando a nosotros mismos. Hacer el bien a los demás nos abre la puerta para recibir y experimentar la felicidad y la paz en nuestras propias vidas.

Desecha tu mentalidad de escasez, esa que dice que no hay suficiente de esto o de aquello para todos, y reemplázala con una mentalidad generosa.

7- Enfócate en las similitudes

Imagina que el sufrimiento de los demás es tu sufrimiento. ¿No desearías que terminara ese dolor? ¿Qué tan feliz serías si tu sufrimiento se aliviara? Todos deseamos reconocimiento, afecto, amor, felicidad y paz. Todos deseamos evitar el sufrimiento, la desesperación, la soledad y el dolor.

Cuando reconocemos nuestras similitudes con los demás, incluso si eso es lo último que queremos hacer, volvemos a enmarcar la situación y crear un vínculo que alivie el sufrimiento: el de ellos y el tuyo. Crea siempre en tu mente, para ti y para los demás, la imagen de solución. Esta es una verdadera forma de ayudar, para ti y para los demás. Al hacerlo, y puede ser únicamente de pensamiento, generarás posibilidades reales y fuerza para que tu y la otra persona crea en ellas.

“Solo el desarrollo de la compasión y la comprensión para los demás puede traernos la tranquilidad y la felicidad que todos buscamos”. – Dalai Lama

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

La meditación es esencial para la vida

meditaciónLa meditación es una forma de conectar con la esencia de tu alma. Y eso puedes hacerlo de una forma escogida por ti mismo y consciente, practicando llevar la atención de tus pensamientos ahí dónde tu decidas.

¿A que destinas tus pensamientos?

Antes de seguir, te pido que te detengas por un momento, y que te hagas la siguiente pregunta: ¿Dónde está tu atención en este preciso instante?. Piénsalo, respóndete con sinceridad y anótalo.

Si has detectado que tus pensamientos son de alegría, estupendo. Si en cambio detectas que están orientados a alguna preocupación o dificultad, no te preocupes, es algo que puedes cambiar.

¿Por qué tenemos pensamientos negativos?

En realidad nuestra mente está más orientada a la dificultad que a la satisfacción y el reconocimiento. Y de los 60.000 pensamientos que tenemos a diario, la mayoría son negativos y suelen ser los mismos que los del día anterior. ¿Por qué? porque nuestro cerebro está diseñado para protegernos, guiarnos y provocar en nosotros una reacción ante cualquier dificultad que tenemos por delante. Es decir que ante todo cuanto considere que es una amenaza, nuestra mente se activa con el fin de protegernos. Hasta ahí, está muy bien, pues el miedo que genera el fuego nos aparta de él, y salva la vida. Ahora bien, muchas veces los pensamientos que ocupan nuestra mente la mayor parte del día, se centran en las preocupaciones y el miedo que sentimos por creer que no vamos a lograr lo que deseamos alcanzar o resolver.

Entonces, y si el miedo se apodera de nosotros, los pensamientos se centraran en ese mismo miedo, alimentándose y acrecentándose con cada nuevo pensamiento negativo. Creamos dinámicas de pensamientos negativas, que a modo de «bucle» nos sumergen en estados de  dificultad casi permanentes. Y, a veces no siquiera nos damos cuenta conscientemente.

Si este es tu caso, necesitas hacer algo diferente.

Cambiando la calidad de tus pensamientos

El primer paso para cambiar la calidad de tus pensamientos es «darte cuenta» de la importancia que estos tienen en tu vida. Si lo piensas bien te darás cuenta de que es así, es decir que lo que hoy vives tuvo su antesala previa, y en gran medida en los pensamientos que previamente tuviste y mantuviste anteriormente. Piénsalo bien: donde vives, tu estilo de vida, las relaciones que tienes, tu trabajo, …todo tiene que ver con tus pensamientos, y especialmente con lo que crees acerca de ti mismo.

Foto: Noah Silliman

Si te das cuenta de forma consciente de a que destinas la mayor parte de tus pensamientos del día, tendrás respuestas sobre los resultados que estás obteniendo en tu vida actual.

La mente funciona así, y esta es una gran noticia. Si te lo propones, puedes modificar tus pensamientos, y así cambiar y mejorar sustancialmente la vida que hoy vives. Tu decides. Y eso implica conciencia, responsabilidad y compromiso para disfrutar de tus nuevos resultados.

Como transformar tus pensamientos negativos

1- Acepta tus pensamientos negativos

En primer lugar, te pido que te relajes. ¿Cómo? Sí, relájate y retira cualquier pensamiento crítico hacía ti por descubrir que tienes estos pensamientos negativos. Recuerda que es algo habitual, ya que nuestra mente, con sus mecanismos de defensa, pretende así protegernos de posibles dificultades y riesgos. Ten en cuenta que, no sólo no eres la única persona del mundo que tiene tantos pensamientos negativos, sino que serás la excepción cuando les des la vuelta. Así que felicítate por permitirte reconocerlos, aceptarlos y modificarlos.

2- Reconoce e identifica tus pensamientos negativos

Para transformar tus pensamientos negativos necesitas ser consciente de cuales son tus pensamientos negativos durante el día. Te darás cuanta, de que, por ejemplo, si estás preocupado por algo respecto a las relaciones de trabajo, familiares, sentimentales, si sientes preocupación o incertidumbre por el futuro, será normal que destines gran parte de tus pensamientos a estas preocupaciones.

Desde hoy, y durante el día de mañana, presta atención a tus pensamientos, y anota los que son más recurrentes. Escribe los tres más importantes para ti.

3- Gestiona tus pensamientos negativos

Una vez has aceptado, conocido y reconocido los pensamientos negativos más recurrentes que tienes durante el día, vuelve a aceptarlos. ¿Por qué? Porque para tu cerebro tus pensamientos negativos son su herramienta de supervivencia; acepta tus pensamientos como parte de ti. Estos están alertándote y ayudándote para que seas precavido y no te la pegues…

Una vez has aceptado tus pensamientos negativos, agradéceles su función, sea cual sea esta,  y gestiónalos. La técnica de la gestión del diálogo interno es una de las mejoras que conozco para hacerlo. En este artículo te explico con detalle, como practicarlo de una forma muy eficaz, sencilla y fácil.

4- Conciencia y foco

La conciencia y el foco son claves para crear relaciones óptimas y sanas con nosotros mismos.

Durante el día, toma un momento para conectar con tu conciencia y esencia, y, pregúntate

  • ¿Cómo me hablo a mi mismo?
  • ¿Es realmente lo que me digo lo que me ayuda?
  • ¿Está en línea con mi visión?
  • ¿Que si me ayudaría más pensar?
  • ¿Cuál es mi verdadero propósito en la vida?
  • ¿Hasta qué punto estoy alinead@ con ese propósito?

Todas estas son preguntas que nos invitan a poner la atención sobre uno mismo, con conciencia y autenticidad de quien tú eres y lo que realmente quieres ser.

Toma conciencia de la voz que habla a tu interior, escúchala y, cuando sea necesario, cuestiónala y luego cámbiala por pensamientos y afirmaciones positivas que te repetirás, al menos 10 veces al día. Tu actitud, y la transformación de pensamientos negativos en positivos, es una habilidad mental que se entrena, hasta convertirse un hábito, con la práctica, y una de las bases fundamentales para nuestro bienestar y el desarrollo de nuestro liderazgo personal.

Meditación-VitalCoachingBarcelona

Foto: Marc-Olivier Jodoin

5- Practica la meditación

La meditación, que es una herramienta que te permitirá desarrollar esta habilidad, enseñándote a dejar ir los pensamientos sin aferrarse a ellos, observar, tomar distancia… Entonces te ubicas en el campo de tu potencial y posibilidades. Tus pensamientos se alinean y orientan hacía lo que si quieres, con mayor paz, confianza y convicción.

Si te gustaría ahondar más en ello, te invito a leer este artículo que escribí sobre la meditación cómo empezar a meditar de forma sencilla. Te aseguro que en muy poco tiempo, comenzarás a notar cambios y experimentar los beneficios de la meditación.

Deseo que te haya servido de ayuda esta lectura. Yo, me despido hasta el próximo artículo, enviándote un abrazo enorme lleno de un sinfín de pensamientos positivos para TI. 

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.