Cómo enfrentar los nuevos retos en septiembre

¿No has tenido la sensación de que tu vida comienza de cero cuando llega Septiembre?
Desde que somos pequeños hemos asociamos que el mes de septiembre es el mes en el que
«comienza el año» y esto se debe a que contamos los años como curso escolar, ya que es el
punto de inflexión en nuestras vidas cuando somos niños. Hoy, me gustaría hablaros de cómo enfrentar los nuevos retos en septiembre…

retos septiembreComo todos sabemos, porque todos lo hemos sido —aunque a veces se nos olvide—, cuando
somos niños todo lo vivimos magnificado. ¡Es tan importante pasar de curso!,  ya que es la recompensa a todo un año de esfuerzo; vemos de nuevo a los compañeros que hace tiempo que no vemos ni sabemos unos de otros, ya que el verano daba para tantas aventuras que se nos hacía eterno; vemos como nos vamos haciendo mayores…

Pues cuando somos adultos, aunque ahora contemos los años según las navidades que
pasamos, los nuevos propósitos, los reales, no los que digo en Enero que voy cumplir… nos los hacemos en septiembre.

Hemos tenido, muchos, nuestro mes de vacaciones. Y en septiembre volvemos a la rutina, la vuelta al trabajo, la vuelta al cole, la vuelta a los atascos y a los abrigos. Es el mes en el que hacemos un cambio de chip, nos proponemos nuevas metas y nuevos hábitos.

Cómo enfrentar los nuevos retos en septiembre

Estos retos hay que afrontarlos de manera un poco casual, para que no te estreses.

Cuando ves que no puedes llegar a lo que te has fijado, dedícate tiempo a ti mismo, haz deporte, ve al cine, lee, despeja tu mente de todo aquello que sea trabajo y obligaciones … Verás cómo, poco a
poco, tu mente se liberará he irá optimizando y rindiendo en todos los aspectos de tu vida.

Recuerda que cuando un@ se cae, la única opción es ir hacia arriba. Con la actitud idónea
cumplirás con todas las metas que te propongas e incluso más…

Espero que pases un feliz Septiembre llenándote de retos y la motivación e ilusión para alcanzarlos. Recuerda que una mente positiva te puede llevar a lo más alto.
Uno de mis retos este septiembre es que mis posts y paso por aquí, te siga ayudando a conseguir todos tus objetivos.
Un abrazo.

Beatriz

Madrugar no es sinónimo de productividad

En los últimos tiempos me he encontrado con una tendencia de la que me gustaría hablaros hoy. Me refiero a la ligereza con la que muchos aconsejan irse a la cama pronto y madrugar para ser más productivos. Lo cierto es que madrugar no siempre es sinónimo de productividad.

productividadEsta es una creencia y un consejo que muchas personas dan, sin embargo es interesante tomarse el tiempo para «parar y pensar», sabiendo que esta creencia, como muchas otras, debemos cogerla con pinzas. Porque existen muchos detalles y condicionantes a tener en cuenta: la cultura, la tendencia, los ritmos biológicos de cada uno, etc. Veámoslo…

El ritmo circadiano

Seguramente has escuchado alguna vez que todas las personas poseemos un reloj interno que regula nuestra fisiología y metabolismo. Y es así. Este reloj ubicado en nuestro cerebro genera nuestros ritmos circadianos. Los ritmos circadianos son cambios físicos, mentales y conductuales que siguen un ciclo aproximado de 24 horas y que responden, principalmente, a la luz y la oscuridad en el ambiente de un organismo.

Por ejemplo, el famoso «jet lag«, que es un fenómeno qué se produce en nuestro organismo, cuando hacemos un viaje largo en avión, y genera una alteración del ritmo circadiano. Y esto es así porque, nuestro reloj interno sigue sincronizando con el lugar de salida y, necesita un tiempo para adaptarse al nuevo horario del país o lugar de llegada.

Aunque aproximadamente hablamos de este ciclo de 24 horas, cada persona tiene su propio ritmo circardiaco, que responde a su cronotipo dominante. Conócelos.

Madrugar Productividad Vital Coaching Barcelona

Cronotipos.

Por Cronotipo se entienden las variaciones de los ritmos circadianos endógenos. Y como te comentaba anteriormente, un ritmo circadiano se refiere a un ciclo fisiológico subyacente de 24 horas.  En base a ellos, las investigaciones diferencian entre tres tipos de personas, según sus diferentes variaciones rítmicas, en relación al estado de sueño y vigilia, en el que cada persona alcanza sus estados de alerta. Estos tres tipos de personas son:

1- Alondras

Se trata de las personas que rinden más y mejor por la mañana. Les gusta levantarse temprano, siendo muy activos a primera hora, y según pasa el día se van encontrando más cansado e incluso de peor humor.

Estas personas, llamadas también «matutinas», se caracterizan por ser responsables, realistas y racionales. Se acuestan pronto y se duermen rápido. Y, según diversos estudios se calcula que pueden ser alrededor de un 10% de la población.

2- Búhos

Son el tipo de persona que rinde más por la tarde o por la noche. Les cuesta despertar, tardan tiempo en activarse, y es a medida que avanza el día cuando llegan a su mejor momento.

Estas personas llamadas también «intermedias»,  suelen ser personas que pueden ser impulsivos y extravertidos, prefieren datos abstractos y simbólicos, además son emocionales y divertidos.  Y, según estudios científicos a este grupo pertenece el 20% de la población.

3- Colibrís

Los colibrís están a mitad de camino de las dos anteriores.

Son las personas también llamadas «vespertinas», y sorprendentemente, se calcula que son alrededor del 70% de la población.

Madrugar Vital Coaching Barcelona

Madrugar no siempre es sinónimo de productividad

Sí tenemos en cuenta las diferencias entre tipos de personas y cronotipos, podemos concluir que madrugar no nos hace necesariamente más productivo a todos por igual, sino que depende de cada persona y de su propio ciclo biológico.

Por ello, y afectos de ser más productivos y disfrutar más de nuestra vida, necesitamos conocer cual es nuestro mejor momento para realizar las actividades que requieren mayor concentración y visión estratégica. En general el momento indicado para ellas, son las primeras horas del día, pues es cuando uno está más fresco. Aún así, sólo tu sabrás cuando es tu mejor momento, en función de tu propia identificación y según sea tu cronotipo: alondra o matutino, búho o intermedio y/o colibrí o vespertino.

Y dicho todo esto, me gustaría subrayar con este artículo, que no es que esté a favor de los dormilones, sino que debemos tener cuidado con las modas y creencias que damos por válidas, sabiendo que, buscar en la inmensa gama de grises el adecuado, y el que a cada uno nos funciona mejor, es la clave. Y es que, sencillamente, no todos los sistemas de productividad son válidos para todos; del mismo modo que tampoco podemos dar por válido cualquier consejo genérico, sin antes de comprobar que realmente nos funciona a nosotros mismos.

Y tú, en que grupo estás: ¿eres Alondra, Búho, o Colibrí? 

Vital-Coaching-Barcelona-Gratis

 

 

Si quieres alcanzar tus metas 

Te propongo conocernos en una primera «sesión de diagnóstico gratuita«, sin compromiso alguno.

 Para que conozcas de lo que eres capaz

Apuesta por TI

Si quieres, entonces… PUEDES

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única y efectiva, en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Coach personal Barcelona, vitalcoachingbarcelona.com 

Confiar en los demás: ¿qué nos hace confiar?

¿Te has preguntado alguna vez qué es lo que nos hace confiar en los demás? Incluso, es posible que alguna vez hayas pensado si la confianza es algo que se puede recuperar… En realidad mantenemos o retiramos nuestra confianza a las personas de forma instintiva, pero, ¿qué factores inciden para que esto ocurra?

De todo esto quiero hablaros en el post de hoy…

¿Qué nos hace confiar en los demás?

confiar en los demásPara empezar, nuestra confianza se produce impulsada por vínculos que establecemos desde que somos muy pequeños.

Todo comienza con nuestra relación de niños con nuestros padres, en ese momento en el que dependemos completamente de ellos.
Si esa relación es inestable, existen muchas probabilidades de que en el futuro nos cueste confiar en los demás. Por el contrario, si la relación fue positiva tendremos más probabilidades de desarrollar mayor confianza hacia otras personas.

Ahora bien, esta relación de mayor o menor confianza en el entorno familiar de origen donde uno crece, no determina de manera tajante nuestra capacidad de confiar. Lo cierto es que mientras crecemos y nos desarrollamos, tenemos también la posibilidad de modificar nuestra estructura de pensamiento. Lo hacemos en base a nuevas experiencias, al resultado de sus aprendizajes, y también es posible hacerlo con ayuda experta profesional. En este sentido, un proceso de coaching sistémico en Vital Coaching Barcelona, es una excelente forma de avanzar de forma extraordinaria, y muy efectiva, y en muy pocas sesiones.

Confiar-en-los-demás-Vital-Coaching-Barcelona

La importancia de la auto confianza

Y, ¿como lograr no equivocarme si confío en otras personas?. La respuesta es; para confiar con ciertas garantías, primero tendrás que confiar en ti mismo.

La auto confianza trae múltiples ventajas para nuestras vidas, ya que si logramos tener un gran nivel de confianza en nosotros mismos podremos conseguir el éxito más fácilmente. Por el contrario, si tenemos falta de confianza e inseguridad, no estaremos satisfechos con nosotros mismos, seremos más propensos a generar situaciones negativas tanto para nosotros, como para los que nos rodean. Esto funciona así, porque es bien sabido que la falta de confianza genera insatisfacción, tristeza e incluso estados de depresión debidos a la falta de valoración hacía uno mismo. Además una baja auto confianza genera también retraimiento y dificultades para relacionarse y, a nivel de pareja puede provocar sentimientos negativos y dificultades en la comunicación que impidan prosperar o disfrutar de una buena relación. También a nivel profesional, la falta de confianza puede crear dificultades para conseguir, mantener o progresar en el trabajo.

La confianza empieza por uno mismo

Así pues, la autoconfianza, o la confianza en uno mismo, es esencial para generar relaciones de confianza con los demás. Esta es una relación bidireccional, ya que es precisamente esa confianza hacía ti mismo, la que te permitirá confiar en los demás, y a su vez a que ellos confíen en ti. Si lo piensas bien, es así. ¿Confiarías en alguien que no confía en sí mismo?, y ¿en alguien que no confía en ti?- Hazte la pregunta al revés: ¿Confías en quien confía en ti? Será más fácil ¿no crees?. Tu propia confianza te facilitará la vida, tus relaciones y resultados, y te permitirá discernir con la máxima objetividad posible, como y en quien depositar tu confianza, gestionando con éxito tus relaciones personales y profesionales.

Es así, y si te das cuenta, observarás como ciertas personas resultan más confiables y positivas que otras. Estas personas confían en si mismas, no critican, ven bien a los demás, y aunque dan su opinión, respetan al prójimo y resuelven sus conflictos con asertividad. Entonces, los demás hacen lo mismo con ellos. Desde su propia confianza, generan nuevas relaciones de confianza. Y si alguien los critica -pues eso siempre puede pasar- lo saben gestionar con confianza y asertividad.

Confiar-en-los-demás-Autoconfianza

Confianza en los demás

Una vez confías en ti, – y en su día hablábamos de ello en el artículo «Tips para obtener y mantener la confianza en uno mismo»-, tendrás una mayor capacidad para confiar en los demás y así gestionar con mayor éxito tus relaciones, generando lazos de confianza y relaciones estables y duraderas en el tiempo. Y eso además de agradarnos es necesario para cualquier ser humano, pues somos seres sociables. Nos necesitamos unos a otros, y está demostrado que las relaciones de confianza nos generan alegría y felicidad.

Factores que suman o restan la confianza hacía los demás

Aquí entran en juego las expectativas que tenemos sobre los demás y de nuestra percepción sobre aspectos fundamentales como pueden ser sus intereses, puntos que tenemos en común, sus valores, etc. Cuando se produce esta afinidad, de forma natural nos sentimos como en casa: próximos, escuchados y apreciados por la otra persona, nuestra confianza se activa.

¿Cuántas veces has dicho «yo confío en ti»? ¡Muchas, seguro!

«Yo confío en ti»

Cuando pronunciamos esta frase, interpretamos que la persona a la que nos dirigimos es digna de nuestra confianza. Más adelante, cuando la persona demuestre que realmente podemos confiar en ella en distintos contextos lo expresamos así: «valoro tu apoyo», «confío en tu ayuda», etc. Extrapolamos nuestra confianza a diferentes ámbitos de la vida en los que sentimos esa confianza por su parte, y también establecemos grados según va creciendo nuestro nivel de confianza. Y así se consolidan nuestras relaciones de confianza, amistad, aprecio, amor, etc.  Lo que quiero decir con esto es que uno de los motivos que nos convierten en personas confiables es el hecho de darle continuidad y permanencia a una relación. Así, cuanto más largo y fuerte sea el vínculo, lo más probable es que nuestra confianza sea mayor. De la misma manera influye el compromiso que nos demuestran las personas a las que le otorgamos nuestra confianza y sus conductas, llegan a generar relaciones basadas en la confianza.

Confiar-en-los-demás-autoconfianza

Relaciones basadas en la confianza

Las relaciones que se basan en la confianza tienen objetivos y propósitos compatibles y comunes. Las dos partes sienten  y se comportan en un mismo grado de confianza, compromiso y afinidad que les une. Y si la confianza se quebrará, o en algún momento y/o te sintieras traicionado, mi recomendación es que hagas un ejercicio de introspección contigo mismo antes de emprender acciones. No actúes en caliente, tómete tu tiempo para comprender que parte de ti tiene que ver con la situación, y después aclara el tema con la persona o personas implicadas en el hecho. Una vez lo hagas, estarás en disposición de decidir que y como quieres relacionarte a partir de este momento con esa persona o personas. A veces, una dificultad nos muestra y enseña algo más grande sobre nosotros mismos, que puede resultarnos muy útil para nuestra propia vida y crecimiento personal. Si este es el caso, aprovéchalo, y en ningún caso utilices un desengaño para anticipar los siguientes, pues entonces -y como te decía antes- será tu propia desconfianza la que te hará a ti poco confiable, empeorando tus relaciones y tu vida.

Y recuerda que confiar es esencial para generar confianza, eso sí, no es necesario asumir el riesgo que supone confiar en alguien que no conocemos antes de comprobar que realmente es alguien verdaderamente confiable. Y para calibrar tu nivel de confianza en un inicio, mi recomendación es que escuches tu instinto y a tu sexto sentido. Si lo escuchas de verdad, él -o sea tu intuición- te guiará de forma extraordinaria para determinar tu afinidad y confiabilidad para con las personas más adecuadas para ti, y crear así vínculos y relaciones de confianza.

Y sea cual sea el grado de confianza que se genere entre ti y las otras personas, yo te invito a que, – siempre y más allá de la distancia y diferencias contigo-, respetes a los demás. Y eso está más allá de la confianza y el agrado que sientas por ellas. Cuando lo haces, también te haces más libre y mucho más confiable y exitoso, para ti y para los demás…

Si quieres mejorar tu auto confianza

Te propongo conocernos en una primera «sesión de diagnóstico gratuita«, sin compromiso alguno.

 Para que conozcas de lo que eres capaz

Apuesta por TI

Si quieres, entonces… PUEDES

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única y efectiva, en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Vital-Coaching-Barcelona-Gratis

Coach personal Barcelona, vitalcoachingbarcelona.com 

Cómo desconectar en vacaciones

Ya han llegado las tan deseadas vacaciones de verano que tanto esperaban algunos. Han llegado por fin esos días para relajarse y disfrutar… Sin embargo, aunque pueda parecer paradójico, este período tan esperado, puede resultar para muchos estresante, irritable… ¿Por qué?, Las vacaciones, entre otras cosas, supone un cambio brusco de rutinas que puede provocar ansiedad. Sobre cómo desconectar en vacaciones, sobre como realmente disfrutar y recargar energías, te cuento e invito a algunas reflexiones en este post.

Cómo desconectar en vacaciones

desconectar en vacacionesRomper con la rutina

Tras muchos meses con una rutina diaria, es normal que te pueda costar adaptarte. Y es que ya sabemos que durante las vacaciones los horarios, las comidas… todo cambia.

Además, hay personas que no consiguen desconectar del trabajo. No logran desconectar del móvil, se llevan el ordenador en vacaciones, mantienen el contacto con compañeros de trabajo, continúan atendiendo emails…

Si te ocurre algo similar, te invito a romper con la rutina de una forma progresiva, y desconectes tanto como sea posible de tu trabajo. Para ello, valora si realmente es imprescindible mantener el contacto con tus temas profesionales, y hazlo solamente en la medida que sea así. En este caso, hazlo agrupando tareas tanto como te sea posible y en los tiempos que determines para ello, y luego céntrate en el momento presente. Valora y disfruta de tus vacaciones, adaptando poco a poco tus horarios a tu nuevo escenario, disfrutando de cada momento, y también del placer de no hacer nada, contemplar un paisaje, escribir, leer,…

Cuando idealizamos las vacaciones

Otro motivo muy habitual de estrés vacacional es la idealización de las vacaciones. Si se tienen expectativas muy altas, y estás no se cumplen, entonces es cuando comienza a aparecer la frustración. Parece que el tiempo falta y la idea de que se acabarán las vacaciones pronto, hace que, algunas personas, las vivan con cierta ansiedad.

Lo cierto es que, aunque es fabuloso tener expectativas y desear disfrutar de unas buenas vacaciones, debes ser cuidadoso respecto al peso que en ellas pones. Ellas no son la salvación, sino una oportunidad para disfrutar de cada día, y de cada momento buscando la calidad y no la cantidad. Y si lo que quieres es descansar, procura que tus destinos no sean destinos demasiado masificados para ahorrarte el estrés de los atascos y las aglomeraciones.

Vacaciones Verano

Las vacaciones en el contexto del año

Las vacaciones son ese respiro que nos invita al descanso, y con tiempo para mirar con diferentes perspectivas hacía fuera y también hacía adentro. Disfrutar de ellas es fabuloso, como también lo es saber que el resto del año merece la pena. Y digo esto porque he observado a muchas personas lamentándose por el fin de sus vacaciones con expresiones del tipo: «se acabo lo bueno  hasta el año que viene», y parecen vivir sólo para sus vacaciones.

La clave está en vivir cada periodo de nuestra vida -en vacaciones y sin ellas- con alegría, para así disfrutar de las oportunidades que nos brinda la vida a cada momento. Y eso ocurre tanto durante el verano como el resto del año. Pues quien sólo vive para sus vacaciones se pierde al increíble oportunidad de disfrutar de las grandes cosas que la vida nos ofrece cada día. Y merece la pena. En el caso de que no lo sientas así, y si te cueste retomar tu trabajo y día a día, algo se te atasca o te des cuenta de que necesitas un cambio, busca caminos y soluciones para vivir una vida más plena y feliz. Y, sea cual sea tu caso, te aseguro que siempre es posible

Espero, una vez más, que estas palabras de puedan ser de ayuda en algún momento.
Te envío un abrazo y mis mejores deseos para que tus vacaciones te permitan, o hayan permitido, disfrutar y recargar energías, y afrontar así todos tus retos a la vuelta, con éxito, alegría y pasión.

Si quieres, entonces…

 Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Coach personal Barcelona, vitalcoachingbarcelona.com 

Vital-Coaching-Barcelona-Gratis

Cómo marcar la diferencia en los resultados

Marcar-la-diferencia¿Te has preguntado alguna vez qué es lo que hace a algunas personas o empresas marcar la diferencia?. ¿Por qué algunas compañías o  profesionales son capaces de destacar y otras no?. ¿Que las hace diferente?. La respuesta no es necesariamente la calidad de sus productos o servicios. No, si te fijas bien te darás cuenta de que tanto profesionales y empresas con servicios o productos realmente buenos no son capaces de destacar, y en cambio otras aparentemente menos buenos logran excelentes resultados. Así pues, la pregunta es: ¿Que realmente marca la diferencia para lograr el éxito?

Si preguntáramos a muchas personas diferentes, es posible que muchas de ellas estén de acuerdo en que uno de los factores clave del éxito, es la calidad de las decisiones que tomaron los responsables de sus productos o servicios.

Y, sí es así. En mi opinión, este es un aspecto importante, que probablemente influye. Sin embargo, creo que su trascendencia es pequeña en relación a otros factores. Entre ellos, uno de los factores esenciales es la convicción y confianza en el proyecto, servicio, producto y en sus resultados. Una convicción apasionante, unida a un plan de acción realista, motivante y retador, movilizará toda la fuerza y energía hacía el logro de los objetivos con éxito. Con esta visión sostenida en el tiempo y paso firme, los objetivos habrán dado su primer gran paso para dar sus frutos y marcar así la diferencia. Sobre ello hemos hablado en otras ocasiones y en varios artículos: «Nada como lograr lo que otros te dijeron que no lograrías»«¿Necesitas un cambio y no sabes por donde empezar?»

En esta ocasión, quisiera incidir en un nuevo concepto, que hace que ciertos profesiones, proyectos y empresas destaquen y otros no, que no están tan relacionados con la visión, la claridad ni el tiempo, sino más bien con la suma de tiempos. Me explico:

Marcar la diferencia

La suma de tiempos

La suma de tiempos es la distancia entre los momentos cruciales que requieren de agilidad para la toma de decisiones. Estos tiempos son los que transcurren entre:

  1. El momento en que se detecta un problema, una oportunidad, un área de mejora, etc.; y el momento en que se toma una decisión al respecto.
  2. El momento en que se toma la decisión y esta se pone en marcha. O lo que es lo mismo, cuando esa decisión se ejecuta.
  3. El momento entre que se ejecuta y se analiza, controla y se toman medidas correctoras.

Desde mi experiencia os puedo decir que, el hecho de una empresa vaya bien, o que un profesional consiga resultados extraordinarios y crezca, es directamente proporcional al tiempo que pasa entre los tres puntos clave que os he indicado antes.

Y los resultados son claros. Cuanto menor es el tiempo que transcurre, mejores serán los resultados. Y viceversa.

Si buscas mejorar tus resultados, destacar, crecer a nivel profesional y marcar la diferencia entre tus competidores, te invito a tener en cuenta estos tres aspectos clave, analizar tus tiempos de respuesta cuando se produce cada uno y trabajar para reducirlos.
Prueba y te aseguro que tú mismo/a comenzarás a ver los resultados.

Si quieres marcar la diferencia

y lograr tus resultados de éxito

Te propongo conocernos en una primera «sesión de diagnóstico gratuita«, sin compromiso alguno.

 Para que conozcas de lo que eres capaz

Apuesta por TI

Si quieres, entonces… PUEDES

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única y efectiva, en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Vital-Coaching-Barcelona-Gratis

Coach personal Barcelona, vitalcoachingbarcelona.com