Entradas

¿Te preocupa en exceso la opinión de los demás?

Vital-Coaching-Barcelona-opinión-d-los-demásLa opinión de los demás, nos importa desde siempre…

La opinión de los demás nos importa, ya desde pequeños, y especialmente en nuestro grupo de referencia.  De hecho, el deseo de agradar es inherente al ser humano, incluso desde niños, -y ya siendo bebes-, sonreíamos para mostrar nuestra alegría, y también para agradar, ser queridos y aceptados.

Por ejemplo, un niño, antes de meter los dedos en un enchufe, busca con la mirada la aprobación de sus padres, para saber si puede hacerlo, o no . Está claro, que, a veces, el niño prueba ir un paso más allá y puede hacerlo de todos modos… Esta es su forma de crecer y aprender. Aun así, en general, el niño mide sus fuerzas, tantea sus límites y actúa comprobando hasta dónde tiene permitido llegar, a la vez que superándose día a día.

Según vamos creciendo, aumenta el número de las personas con las que nos relacionamos, y  su opinión nos importará, en mayor o menor medida. Esto es así porque somos seres sociales, deseamos y necesitamos pertenecer a nuestros grupos de referencia, convivir con ellos, en un entorno de aprecio, confianza, respeto y amor.

Lo hacemos teniendo en cuenta la opinión de los demás, pues su aprobación nos permite ser parte integrante, compartir, enriquecernos, empatizar, aprender, crecer, etc.

Ahora bien,

¿que pasa cuando la opinión de los demás te preocupa en exceso, y limita tu crecimiento, libertad y felicidad?

Antes de responder a esta pregunta, necesitas saber, en qué medida, la opinión de los demás realmente te limita en exceso, y que hacer cuando esto es así…

¿Cómo reconocer y QUE HACER si te limita la opinión de los demás?

1- Tratas de agradar a todo el mundo

Las personas que desean agradar a todo el mundo, suelen mostrar cierta sumisión, y poca fortaleza interna. Se las reconoce, porque desean saber con ahínco y cierto miedo, la opinión que sobre ellos tienen los demás. Su objetivo es adecuar su comportamiento a lo que creen se espera de ellos.  Pierden autenticidad, espontaneidad,

QUE HACER:

Deja de pretender agradar a todo el mundo. Esta no es una opción posible, ni deseable porque las personas no somos todas iguales, sino que, en nuestras diferencias nos complementamos. Lo que nos gusta a unos, no nos tiene porque gustar a otros. Del mismo modo, ni tú, ni yo, ni nadie le gustaremos a todo el mundo.

Lo importante no es gustar a todos, sino ser uno mismo, para desde el bienestar personal, fortalecer tu propia vida y las relaciones que de ella se deriven.

«Preocúpate por lo que otras personas piensen, y siempre serás su prisionero.»  Lao Tzu

opinión de los demás2- Te comparas continuamente con los demás

Si crees que los demás son más listos y/o más guapos que tú, que se relacionan mejor, que tienen y proyectan mejor imagen que tú, estarás siempre en desventaja. ¿Por qué? Porque este sentimiento  generará en ti la actitud de la derrota, e insertarás en tu mente subconsciente pensamientos del tipo: “todos tienen mejor suerte que yo”, “yo soy tonta”, “yo no soy suficiente”, “para mi es imposible”, etc.. Es así, pues se sabe que un pensamiento recurrente, es una profecía cumplida. No lo permitas.

QUE HACER:

Deja de compararte con los demás. Todos somos seres únicos y especiales. Tú, tu talento y habilidades también. Sólo necesitas prestar atención y ponerte en valor.  Para ello, reflexiona y escribe cuáles son tus mayores cualidades y éxitos alcanzados. Siéntete orgulloso por ellos, por quién y cómo eres. Conecta y piensa con tus ilusiones y objetivos actuales, y toma la firme decisión de conviértete en la mejor versión de ti mismo, siendo quien ya eres. Deja de lado la auto exigencia, y hazlo con convencimiento, pasión y amor por ti mismo.

3- No pones límites

Cuando aceptas lo que realmente no quieres, como si lo quisieras, por no decepcionar a otras personas, estas siendo desleal contigo mismo. Algo se mueve en tu interior, y lo identificarás cuando, por ejemplo, al tomar una decisión, o pensar en tomarla, sientas un nudo en el estómago e incomodidad, la voz se te debilita, etc…

QUE HACER:

Pon límites: Poner límites, significa saber que es lo que quieres, y aprender a decir no, cuando quieres decir no. Si este es tu caso, necesitas ser más asertivo. Para ello, te recomiendo que te leas este artículo:

            ¿Sabes decir no?

4- Reacciones desmedidas: ira, enfado, rabia

preocupa-opinión-de-los-demás-Coaching

La crítica, aunque esta pueda ser un reto para la mejora, puede afectarnos mucho, y caernos como un jarro de agua fría. Cuando esto ocurre, podemos estallar y tener reacciones desmedidas como la ira, el enfado, la rabia, etc. Si no nos sabemos gestionarnos emocionalmente, perdemos la razón y también nuestra propia fuerza.

QUE HACER

Acepta: Para ello, date cuenta de que las opiniones de los demás pueden ser un indicador para calibrar nuestros acciones, resultados, personalidad y comportamientos. Especialmente, cuando la opinión de los demás es constructiva, puede ser de gran utilidad para crecer. Por ejemplo, en muchas empresas, se valora a los empleados, además de por sus resultados objetivos, por el conjunto de opiniones que de ellos se obtiene con cuestionarios de sus superiores, compañeros y subordinados.

En ocasiones, y dentro de un proceso de coaching, también, a veces, realizamos este tipo de cuestionarios. Las preguntas bien formuladas, orientadas a la información que deseamos obtener, nos permiten extraer conclusiones muy útiles para mejorar y crecer.

En definitiva, la opinión de los demás es útil, el problema surge cuando esta importa en exceso y condiciona negativamente tu vida. Para dejar de tener estas reacciones, debes darte cuenta de su posible utilidad. Si te afecta negativamente, trata de comprender que te pasa a ti realmente, y trabaja la emoción que te provoca.

Piensa también que, los demás tienen una opinión, pero nunca la verdad absoluta sobre ningún tema, y menos sobre ti. Asimismo, y del mismo que crees que tu opinión sobre los demás no debería hundir la vida de nadie, la de los demás tampoco debería hundirte a ti. Así pues, en vez de ponerte a la defensiva, trata de escuchar con interés las opiniones de los demás. Siempre puedes aprender de las otras personas, especialmente si su crítica es constructiva, o si tú haces que, para ti, lo sea. Ten presente que, para crecer y avanzar, es imprescindible una buena gestión emocional. De modo que aprovecha y agrede cualquier oportunidad que se te presente. Con criterio y conciencia, sabrás cuándo y cómo hacerlo.

Para dejar de tener reacciones desmedidas, debes evitar no tomarte las opiniones de los demás como algo personal. Si piensas que el mundo está en tu contra, será así. Aun así, y si crees que una crítica tiene la intención de dañarte, trata de bajar el tono de la conversación o discusión, y pospónla para un momento de mayor tranquilidad.

Céntrate en lo que si quieres, y en que, sea lo que sea pase, las personas deseamos estar bien entre nosotras. Por ejemplo, en el trabajo, se espera de ti que te relaciones bien, que obtengas buenos resultados, etc… Tu familia y amigos también desean lo bueno para ti, aunque a veces puedas creer que no. De modo que, aunque creas que te tengan manía, actúa como si no fuera así, y es probable que todo mejore. Cuando cambias tu pensamiento, todo va mejor, para todos y para ti. 

5- Tomas decisiones compradas

Las “decisiones compradas” son aquellas que tomas en base a las expectativas que crees que otras personas tienen de ti, y que no responden a tus verdaderos deseos y motivaciones.

Y, ojo, porque este es un gran peligro, especialmente para las decisiones importantes de tu vida. Por ello, es imprescindible cuidar y perseverar la coherencia interna en la toma de tus decisiones. De lo contrario pierdes autenticidad, y el éxito cuesta alcanzarlo o nunca llega.

QUE HACER

Calibra tus decisiones: Asegúrate de que tus decisiones tienen la fuerza de tu ilusión. Y eso se nota y comprueba si al imaginar que lo has logrado, te brilla la mirada con resplandor y sientes una alegría indescriptible en tu interior. Eso es así porque lo que quieres está en sintonía con tu ser, entonces cuerpo, mente y corazón bailan al son de la de la ilusión con absoluta convicción.

Opinión-de-los-demás-Coaching-BarcelonaCómo ser el DG (Director General) de tu VIDA

Tu opinión sobre los demás, también afecta a la opinión que los demás tienen de ti. Si te fijas las personas positivas y de éxito, hablan bien de los demás, tienen buenas relaciones, les gustan las personas, y a las personas les gusta estar cerca de ellas.

CÓMO HACERLO

1- Crea feeling

Entre dos personas enamoradas se produce un feeling espontáneo. Los dos se gustan, y esto potencia su relación. Cuando uno de los dos deja de tener esa sintonía, todo cambia. De modo que si quieres disfrutar de buenas relaciones con otras personas, busca motivos para que te agraden, enamórate de ellas.

Hazlo pensando en lo que os une, en sus puntos fuertes y motivos por los que tú puedes admirarla. Cuando lo haces, te sientes mejor, y la otra persona también: la sintonía está hecha, y esto es así porque los pensamientos son energía y atraen a su igual. Tu puedes crearlo.

2- Reconócelo: ¿Qué hay para ti?

Observo con frecuencia a personas que reflejan su propio malestar criticando a otras, precisamente en aquellos aspectos de los que más carecen ellos mismos. Si lo piensas bien, te darás cuenta, de que muchas veces utilizamos a los demás como espejos para evitar lidiar con nuestras propias dificultades. Es una reacción instintiva de la mente, que nunca funciona.

Si quieres avanzar, necesitas trabajar en las emociones negativas que otras personas despiertan en ti. Aprovecha la oportunidad y acepta que esa persona, – cómo tú- , tampoco es perfecta. Perdónate a ti mismo por no serlo, y habrás perdonado al otro. Al hacerlo, el punto débil que te une con esa persona, perderá peso. ¿Por qué? En primer lugar, porque aceptarlo es el primer paso para liberarlo, y en segundo, porque al quitarle el foco, tu pensamiento subconsciente dejará de seguir creando situaciones similares.

La opinión de los demás es importante y muy valiosa, en la medida en la que la sabemos gestionar positivamente. Merece la pena…

Si deseas avanzar con este u otros temas, de forma personalizada, rápida y efectiva, generando cambios consistentes, duraderos y sostenidos en el tiempo, entonces…. 

VITALCOACHING-Sesión-Gratis

FelicidadTendencial-BeatrizPaláCalvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Por tu cuenta… ¿Es posible?

Felicidad-Tendencia-Vida-CoachingSi quieres avanzar por tu cuenta, te recomiendo que leas mi libro: FELICIDAD TENDENCIAL. Conéctate y potencia tu vida“ 

Un libro único de coaching, con claves y herramientas para conseguir tus verdaderos objetivos de éxito y felicidad, que está teniendo una gran acogida y excelente crítica entre sus lectores, por su facilidad de lectura, uso y efectividad. Deseo que también te guste a TI, lo disfrutes, y te resulte de tanta utilidad como ya lo está siendo para tantísimas personas…

 

El auténtico objetivo de este libro, ha sido compartir mis experiencias y aprendizajes, con una metodología de trabajo que he ido creando fruto de mi trayectoria, visión y aprendizajes con el propósito de contribuir y aportar una mayor conciencia para la mejorara de tu vida y, también con el deseo sincero de que ayude a tantas personas como deba ser. 

Espero que así sea…

GRACIAS

¿DÓNDE COMPRAR EL LIBRO?

Este libro ha sido editado por Olé librosquién pone directamente los libros a la venta, a través de este enlace. 

Felicidad-Tendencial-Beatriz-Palá-Calvo

Felicidad Tendencial ha sido editado por Olé librosquién pone directamente los libros a la venta, a través de este enlace. 

VitalCoachingBarcelona-Beatriz-Palá-CalvoAdemás, puedes comprar, o encargar el libro en Amazon, y en un gran número de librerías, a nivel nacional.

 

 

 

5 claves para no dejar que el rechazo te cambie negativamente

El rechazo puede ser motivo de negatividad

A nadie le gusta ser rechazado, esto es un hecho. Sin embargo, es algo que probablemente todos en algún momento de nuestras vidas hayamos experimentado, de alguna u otra forma.

Por ejemplo, muchas veces estamos esperando una decisión o respuesta y decimos que, sea cual sea el desenlace, lo aceptaremos y seremos felices, pero cuando el resultado final es negativo, nos damos cuenta de que no era cierto. Estamos afectados y podemos llegar a sentirnos desde ligeramente afectados, hasta devastados.

El como una persona se toma lo que le ocurre, marcará una gran diferencia en su vida.  Así, por ejemplo, frente al sentimiento de rechazo, algunas personas se lo toman de forma muy negativa, mientras que otras son más ligeras en relación a cómo enfrentan una misma situación.

No hay nada de malo con respecto a ninguno de los dos tipos de personas, ya que cada quien es único y tiene su manera personal de lidiar con las cosas que le ocurren, pero cuando el rechazo produce sentimientos muy negativos que se instalan en la persona, incluso cambiando su personalidad, es necesario tomar acción en el asunto. Si para ti el rechazo es algo que no puedes soportar puedes ampliar información, con este listado de libros sobre autoestima en Gananci. Una vez fortalezcas ciertos aspectos de ti, será más sencillo lidiar con el rechazo de una manera saludable.

En este post, de forma breve y sencilla, te cuento por qué nos afecta tanto el rechazo, +  5 claves que te ayudarán a gestionarlo positivamente. 

Miedo Rechazo Vital Coaching Barcelona

¿Por qué nos afecta tanto el rechazo?

El rechazo ha sido tema de estudio científico por distintos tipos de investigadores. Uno de ellos se llevó a cabo por científicos de las Universidades de California y Sydney, y se realizó con jugadores de baloncesto profesionales. El estudio desveló que los jugadores que se sentían rechazados o excluidos, porque sus compañeros no le pasaban el balón en reiteradas ocasiones, tenían una respuesta cerebral similar a la que se produce cuando experimentamos dolor físico.

El rechazo nos afecta, y todos lo hemos experimentado. 

El rechazo podemos vivirlo en diferentes ámbitos: familiar, laboral, amistoso, en las relaciones románticas, en fin, en cualquier escenario donde haya interacción social. Si has vivido alguna experiencia traumática de rechazo, deseas cambiar tu percepción actual y mejorar tu gestión a futuro. Para ello, estas 5 claves que te serán de gran utilidad.

5 claves para no dejar que el rechazo te cambie negativamente

1- No lo tomes como una cuestión personal

La autoestima puede verse afectada por una situación de rechazo si te lo tomas muy a pecho y como algo personal. El rechazo ataca directamente el ego, por eso es necesario que te mantengas firme con respecto a quien eres y cómo te percibes a ti mismo para que dejes de tenerle miedo.

Ten en cuanta que, si, por ejemplo, sufriste un rechazo, no necesariamente fue porque hiciste algo mal, sino porque la otra persona estaba buscando algo distinto que tú no podías ofrecerle -o esa persona pensaba que no-, y está bien, no lo tomes como algo personal.  ¿Por qué? Porque si lo tomas como algo personal hacía ti, puedes empezar a desarrollar sentimientos negativos hacia quien te rechazó o incluso hacer tambalear tu autoestima. En cambio, si te das cuenta y piensas que ese no era tu momento, podrás enfocarte en trabajar y estar listo para las próximas oportunidades permitiendo que lleguen a tu vida.

Tu fortaleza interna será la que te mantenga firme frente a cualquier circunstancia vivida. Tu valía no queda mermada por ningún hecho ajeno a ti. Toma conciencia de ello, sabiendo que sea lo que sea te suceda, tú sigues siendo la misma persona valiosa de siempre, y será la comprensión que de ello tengas, la que marque la diferencia en tu vida.

Miedo Rechazo Vital Coaching Barcelona

2- Da siempre lo mejor de ti

Si das lo mejor de ti, estarás satisfecho con tu desempeño porque sabrás que hiciste lo mejor posible para lograr algo que al final no se dio, bien sea porque alguien más obtuvo el puesto que buscabas, un cliente rechazó una venta importante o la persona que te gusta no quiso salir contigo, tendrás mayor paz mental al respecto.

Además, cuando das lo mejor de ti en cada una de las cosas que haces, estás generando las posibilidades para que las cosas sucedan. Tanto si lo logras cómo si no, tus sensaciones negativas disminuyen drásticamente. Además, tus probabilidades de éxito se incrementan exponencialmente.

3- Usa esta experiencia como un aprendizaje

En el caso de que al mirar hacia atrás, te des cuenta que la razón de tu rechazo está justificada, toma esta experiencia como un aprendizaje, haciendo que valga la pena. Es decir, haz los ajustes que requieras para que no vuelvas a sufrir un rechazo, por la misma razón.

Al hacerlo estarás tomando esta situación desde su lado positivo, ya que de no ser por ella quizá nunca te habrías dado cuenta de los cambios que necesitabas implementar en ti mismo. Los rechazos pueden ser justificados o no, pero si logras ver en él la razón por la que te sucedió, aprenderás de él, y te sentirás mejor.

Si este rechazo se interpone entre tú y un propósito que tienes, no te rindas. Es necesario que reflexiones sobre lo que ocurrió con conciencia, y disposición de cambio, para que este rechazo no sea una piedra con la que vuelvas a tropezar en el futuro.

Oriéntate a tu meta con tu mentalidad ganadora a pesar de los rechazos.

Miedo al rechazo Vital Coaching Barcelona

4- Recuerda cada una de tus cualidades

Si la razón del rechazo es desconocida o en una situación subjetiva, – como por ejemplo, una relación romántica-, otra clave que te ayudará a sobreponerte es la de recordarte a ti mismo las cosas buenas que tienes. Y eso es así, independientemente de que la otra persona lo apreciara o no.

Estas razones no tienes que decírselas al otro, son para ti y para curar un poco el ego que normalmente queda herido en estas situaciones. Lo importante es que no olvides quien eres tú. Recuerda y ten presente tus cualidades y el inmenso «poder personal» que tienes. Y cuanto más presente lo tengas, más fortalecido estarás seguir para seguir apostando por tu vida, y las nuevas oportunidades que te brindará.

5- No te tortures

Según la segunda ley espiritual de la India, «lo que sucede, es la única cosa que pudo haber sucedido», así que deja de pensar en que «hubiera pasado si…», porque hacerlo es torturarse. Suelta cualquier pensamiento o idea que te atrape e impida avanzar. Es tiempo de tomar decisiones, aprender de ti y con amor, gestionar a tu favor las situaciones vividas.

Después de haber reflexionado sobre el rechazo y haber puesto en práctica las 5 claves para gestionar el rechazo positivamente, deseo que tengas presente que tus experiencias de fracaso son ese aprendizaje que la vida te ofrece para seguir creciendo y también, -muchas veces- una señal que te indica que… «cuando una puerta se cierra, otras se abren».

Estate alerta, para vivir así, con la convicción y disposición orientada hacía la vida, desde la reconciliación contigo mismo, también con las otras personas. Este «dejar ir» libera al corazón de negatividades pasadas. Y esta es la forma de quedar libre para avanzar hacía tu buen futuro. Pon la vista en él, y en todo lo que si quieres, abriéndote así a las nuevas e infinitas posibilidades que la vida te ofrece… Vívelas y Disfrútalas…


Gracias por estar ahí y permitirme la posibilidad de disfrutar de este espacio compartido contigo.

Un abrazo enorme y… ¡Felices días!

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Vital-Coaching-Barcelona-GratisCoach personal Barcelona, vitalcoachingbarcelona.com 

Aprender a gestionar tu enfado: 7 pasos

Hay personas que se enfadan continuamente y por prácticamente todo. Aprender a gestionar tu enfado, cuando tienes que atender algún imprevisto, vas conduciendo, llegas a la oficina, cuando suena el teléfono…, no siempre es fácil. También es verdad, que  hay otras personas, que por el contrario, prácticamente nunca se enfadan, no importa lo que pase. Sí, sí, también los hay que se enfadan a veces; pocas, y de la forma adecuada.

gestionar el enfadoTú, ¿con qué tipo de persona te identificas?

Recurriré a una frase con la que estoy totalmente de acuerdo:

“Enfadarse es fácil, lo hace todo el mundo. Pero hacerlo con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y gestionar tu enfado de la forma correcta, eso ya no es tan fácil”.

¡Qué frase tan acertada!

Si miras a tu alrededor, y quizá a ti mismo/a, podrás comprobar que la mayoría de las personas no sabemos gestionar de forma positiva el enfado..

A veces nos enfadamos sin motivos, otras perdemos el control en el enfado y decimos cosas que realmente no sentimos. Cuando estamos enfadados, no escuchamos, sino que deseamos tener la razón, y precisamente el enfado mal gestionado, hará que la perdamos, aunque objetivamente la tengamos.

Existe, además un enfado dañino, que generamos cuando nos sentimos dolidos, entonces, en vez de querer tener la razón con argumentos sólidos, nos enfocamos a hacer daño a la otra personas, y por ende, a nosotros mismos. Otras veces -y esto les ocurre más habitualmente, a las personas menos asertivas–  ni siquiera se expresa el enfado, lo cual es tan negativo y destructivo como expresarlo de manera exagerada.

gestionar-enfado-BeatrizPaláAprende a gestionar tu enfado

Para poder gestionar de manera adecuada tus enfados, es importante un ejercicio de auto conocimiento e introspección personal. La madurez e inteligencia emocional son la gran baza de la vida, pues cuando tienes cierta madurez, eres capaz de «darte cuenta» de lo que estás sintiendo, identificar tus emociones y reacciones previas al enfado … Y ese es el primer paso para la gestión del enfado.

Gestión del enfado Vital Coaching Barcelona7 Pasos para gestionar tu enfado

1- Obsérvate

Obsérvate, conócete y reconoce tus reacciones en el momento previo al enfado. Si conoces antes de reaccionar que te está ocurriendo, podrás gestionarlo con madurez y solvencia. Así pues, antes de reaccionar, «date cuenta» y pisa el freno. Para y obsérvate. Y, si no te da tiempo, reflexiona sobre como lo hubieras hecho diferente, después de haber actuado sin parar y pensar…  Al hacerlo, estarás gestionando tu enfado, y entrenando tu mente para que en siguientes ocasiones, tomes ese «instante» para el parar, pensar y observarte.

2- Respira

Puede parecer una obviedad, pero el clásico truco de contar hasta para gestionar tu enfado, y 10 antes de reaccionar, funciona.

Te servirá para marcar los límites y, probablemente, en muchas ocasiones, para darte cuenta de que el motivo por el que ibas a enfadarte, no era tan poderoso.

3- Busca alternativa para gestionar tu enfado

Antes de reaccionar hablando con gritos, malas formas o con ironía, ¡prueba gestionar tu enfado con calma! Quizá al principio no te resulte fácil, pero te aseguro que es posible. ¿Como hacerlo?

3.1- Cambia la perspectiva

Ponte en el lugar de la otra persona, intenta ocupar su papel, entender por qué ha actuado así. No se trata de que la disculpes ni la compadezcas, no. Se trata de que comprendas sus razones. Esto te acerca a la solución de tu enfado.

3.2- Orientate al resultado

Entonces, pregúntate: ¿En lo que depende de mi, que si puedo hacer para lograr los resultados que deseo? Es decir, sal de la inercia e impulsividad, que te lleva a querer tener la razón, y a que la otra persona se entere de una vez, por ejemplo , de quien eres tu, demostrándole con tu enfado y gritos, que, él o ella, a ti no se te pisa, etc… Estas formas de actuar sólo te alejarían de tu objetivo y resultados. ¿Te interesa? No. Piensa, en cambio, en que quieres lograr de esta conversación, y enfócate tanto como te sea posible en lo que de verdad deseas lograr. Con argumentos expresados desde la calma, y con respeto por la otra persona, estarás mucho más cerca de lograr lo que deseas, de lo que te imaginas.

Gestionar tu enfado Beatriz Palá4- Exprésate

No te calles. Exprésate. Gestiona tu enfado, explicando lo que te ha molestado, cómo te hubiera gustado que sucedieran las cosas y dónde están tus límites.

Pero exprésalo con paciencia y con un buen tono y con cariño. Para ello, fuerza tu pensamiento positivo sobre la otra persona. Te caiga bien o mal esa persona, tiene cosas que son valiosas y que como persona le hacen merecedora, tanto como a ti, de su vida. Respétala por encima de los hechos.

5- Despresuriza tus emociones para la gestión de tu enfado

No dejes que se te vayan acumulando cosas malas. Si algo no te gusta o te molesta, no te lo guardes, desde el respeto, dilo lo antes posible para evitar que ese malestar se convierta en algo más grande. Hazlo con respeto, contundencia y asertividad. Siempre funciona.

7- Renuncia a la necesidad de que todo sea como tú deseas

Acepta que la cosas pueden ser de una manera diferente a la que tú quieres o esperas. Entiende y acepta que no todo el mundo puede estar sujeto a tus deseos y/o expectativas. Y, sobre todo, entiende y acepta que, a pesar de ello, puedes gestionar tu enfado, y tanto si tienes razón o no, continuar siendo feliz.

Espero que te sean de gran ayuda estos consejos a la hora de gestionar tus enfados. Me encantará saber si te funcionan o conocer otros trucos que quizá tú estás poniendo en práctica, te invito a comentarlo abajo.
Mientras tanto, te envío un enorme abrazo, deseándote pases unos felices días.  

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.