Entradas

3 maneras de ser feliz y alcanzar tus metas

ser feliz

Ser feliz te ayuda a alcanzar tus propósitos y tus metas. Y no al revés. 

Seamos realistas, el simple hecho de ser felices no nos garantiza alcanzar nuestros objetivos, ni nuestras metas, ni cumplir nuestros sueños, para que ello ocurra también es necesario pasar a la acción. Lo que sí es cierto es que cuando pasamos a la acción con una actitud más positiva, todos se vuelve más ameno y el camino que tenemos que recorrer para alcanzar nuestros propósitos es más divertido.

Se sabe y está demostrado que “Las acciones felices generan resultados felices y de éxito”

Es por eso que si logramos ser más felices en nuestro trabajo, disfrutaremos más y obtendremos mejores resultados en nuestra vida y profesión.  Todas nuestras acciones serán más óptimas en el “fluir” de un día a día más amigable y apacible. La gran pregunta es: ¿cómo ser más feliz?

En este post te doy algunas claves, 3 maneras de ser más feliz y alcanzar tus metas.

1- Empieza la mañana con alegría

Lo de empezar las mañanas alegres es fácil decirlo y hasta pensarlo, sin embargo, no siempre es tan fácil llevarlo a la práctica. ¿Por qué? Porque nos olvidamos, no le damos importancia, creemos que no es fácil, etc..

Pero si hacemos del despertar un momento mágico, podremos convertirlo en un hábito para nuestra vida de éxito.

Porque tus primeros pensamientos del día, lo determinarán. Si te fijas, te darás cuenta que es así siempre. Para disfrutar de un buen día, y de una mejor calidad de vida, necesitas empezarlo con “buen pie”.

Para ello, necesitamos tenerlo presente, insistir y convertir los primeros momentos del día en una experiencia positiva que anticipe la calidad y resultado de nuestro día.

Algunas ideas para empezar bien tu día:

  • Al despertar, sonríe
  • Antes de levantarte, imagina tu día tal como quieres que sea. Dibuja la mejor versión de ti mismo en él
  • Pon música mientras te preparas para salir de casa
  • Tómate tu tiempo para disfrutar de tu café o té, para saborearlo, etc.

Son los pequeños detalles los que te permitirán comenzar mejor el día.

2- Haz algo bueno por otra persona

Está demostrado científicamente que ayudar a los demás nos hace sentir más satisfechos con la vida, nos otorga un sentido de significado, mejora nuestro estado de ánimo y reduce el estrés; entre muchos otros beneficios.

Vale eso de dar los buenos días y  sonreír. Pero lo ideal es una ayuda más objetiva y cercana.

3- Cambia tu rutina

Un cambio en nuestro día, a veces, lo mejora todo. Por el contrario, cuando nuestro día a día siempre es igual, muchas veces, nos provoca un sentimiento de insatisfacción.

Con tan solo realizar algunos cambios en tu rutina diario puedes aportar a tu vida un toque diferente, que te ayude a enfocar mejor cada aspecto de tu vida.

Aquí tienes algunas ideas:

  • Ve a comer o a tomar el café a otro lugar, diferente al que vas habitualmente.
  • Cambia el té por café; o el café por un zumo…
  • Realiza otro camino para llegar al trabajo, etc.

Si quieres más ideas para practicar otros “pequeños cambios” que marcan la diferencia, sigue leyendo AQUI

Si quieres puedes…

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Si quieres pasar a la acción… da tu siguientes paso. 

 ¡ Apuesta por TI !

Septiembre es tiempo de reintentar

empezar

El verano es un tiempo para la desconexión. Hemos tenido tiempo para reflexionar pausadamente, disfrutar y también para plantearnos nuevos objetivos y retos. Tal vez tu y, para esta nueva temporada te hayas propuesto y hasta iniciado acciones, como por ejemplo: iniciar una dieta, empezar a hacer ejercicio, retomar tus estudios de inglés u otras formaciones, dejar de fumar, vivir con menor stres, tener más tiempo para ti y tus hobbies, etc…

Sea cual sea tu caso, debes saber, y probablemente ya lo has vivido con anterioridad, que la mayoría de las veces la lista de buenas intenciones no llegan a buen puerto. Pero…  ¿por qué?,  ¿dónde está la dificultad? y ¿Cual es el motivo para desistir? Lo cierto es que cuando llegan las vacaciones nos bajamos del mundo, todo va más despacio y vemos desde otra perspectiva. Convencidos de que podremos retomar las riendas y, redirigir sin problemas nuestra vida a la vuelta, nos empezamos a plantear y marcar retos y metas que, en ocasiones, son demasiado altas, e incluso algunas inalcanzables.

Y, demasiados retos a la vez poco realistas, nos desbordan y acaban sin lograrse. Esto causa desanimo y mentalmente nos quita fuerzas para abordar siguientes cambios. Necesitamos hacer lo que nos proponemos y crear experiencias de éxito que, a su vez alimentarán a las siguientes. Cambiamos así la dinámica.  Y, ¿como lograr que esto sea posible? Déjame que te cuente paso a paso, algunas reflexiones y consejos que te ayudarán a empezar por poco tus retos para alcanzar lo que te propongas:

  • Empieza por poco y lograrás mucho

La primera de las claves es poner orden a tus propósitos y objetivos. Empieza por el que más fácil de implementar a tu vida. Anótalo en tu calendario, comprométete y conviértelo en una rutina. Planifica el resto de objetivos que deseas lograr. Escribe cuando y como piensas llevarlos a cabo a lo largo del año.

Así, y con la satisfacción de tus primeros resultados, y sabiendo que tienes un plan paso a paso, tendrás la fuerza y motivación que tus acciones requieren para el logro de tus objetivos.

  • Enfócate

Tus objetivos se componen de tareas, y una buena manera de focalizarte en lo importante es realizar listas. Listas de tareas, de cosas pendientes, de cosas por hacer… Incluso realizarlas por prioridades. Y una vez que tengas tus listas, ponte al 100% en ellas.

  • Gestiona tu stress 

Trata de llevar una vida lo menos estresante posible y supera tu estrés. De lo contrario el estrés acabará instalándose en tu mente y resintiendo tu cuerpo. En cambio, cuando cambias la manera en como vives y piensas, también cambia tu realidad. Y tu puedes hacerlo. Para ello es importante detectar tu stres, primero y luego actuar. Identifica los motivos de tu stress, y para ello piensa en las situaciones que te estresan y escríbelas en un papel. Junto a cada una, escribe tus pensamientos al respecto. Luego, plantéate qué cambiarías o qué harías para cambiar esa situación… Escríbelo y comienza a implementarlo poco a poco en tu vida.

  • Oriéntate hacia lo que quieres

Convierte lo que quieres en metas. Y sustituye la palabra “problema” por “reto”. Este es un pequeño truco de alto impacto. Esta demostrado que el modo en como nos hablamos a nosotros mismos afecta al resultado de lo que obtenemos. Ciertas palabras como “problema” nos llena de preocupación y resta fuera para afrontar cambios. En cambio la palabra “reto” nos pone en marcha y orienta hacía nuevas soluciones.

Del mismo modo, te recomiendo formules tus objetivos siempre en positivo. Expresa y formula tu objetivo tal como si lo que quieres, y olvida lo que no quieres. Insisto en ello, porque es bastante más habitual de lo que imaginas que un objetivo se exprese así: “yo no quiero estar gorda”, en vez de: “Yo quiero estar delgada, saludable y en forma” Y este matiz, es importante e incide claramente en los resultados que obtienes en tu vida.  Tenlo muy presente y, cámbialo cada vez que lo detectes.

  • Imagina que ya lo has logrado

Y una vez tienes claro lo que si quieres, te invito a que calibres como es para ti haber logrado tu objetivo. Y este es un ejercicio que requiere imaginación y persistencia. Y es así porque, a veces cuesta un poco pensar en lo que no has logrado como si ya lo hubieras logrado. Hazlo, ya que esto te conectará con tus emociones de éxito, y también con la fuerza de tu objetivo. Y, si quieres da un paso más que te dará enormes resultados: cambia la expresión de “yo quiero….” por “yo soy…”. Siguiendo con el ejemplo anterior, la propuesta es pasar de “Yo quiero estar delgada, saludable y en forma” por “Yo estoy delgada, saludable y en forma” Y te imaginas tal cual quieres ser o estar, como si ya fuera real para ti en este momento.

  • Sé agradecido

Todos tenemos algo, casi todos muchas cosas, por las que estar y sentir agradecimiento.

Practicar la gratitud es un ejercicio genial. Te propongo que le dediques al menos 5 minutos por la noche, y/o 5 minutos antes de levantarte de la cama. Si además esbozas una sonrisa mientras agradeces todo lo que si ya tienes y valoras en tu vida, mucho mejor…

  • Implementa hábitos saludables en tu vida

Comienza a comer de manera equilibrada y a realizar algo de deporte. Dedica tiempo a lo que te gusta, te apasiona, te mueve… Practica tus hobbies, y deja tiempo para ti.

  • Comunícate

Pon de tu parte para que las relaciones con las personas de tu entorno o alrededor sean positivas.
Si una situación se complica, explícala, comparte tu visión con sinceridad, se tu mismo y comunícate con éxito.

  • Permítete un break

Los días pueden ser largos y, el no parar nos puede llevar a situaciones de estrés. Permítete algunos descansos a lo largo del día. Procura respirar hondo varias veces en esos descansos. Respira mínimo tres veces inhalando por la nariz y exhalando por la boca, profundamente.

  • Medita

Otro consejo es que medites. Si no lo has hecho nunca, quizá al principio te cueste un poco, pero te aseguro -y la ciencia lo ha corroborado- que los beneficios de meditar son impresionantes.

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres saber en qué y cómo puedo ayudarte…

Nos vemos

Reserva YA tu primera “sesión de diagnóstico gratuita”, sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.