Entradas

4 técnicas de coaching para dirigir a tu equipo hacia el éxito

Coaching para dirigir tu equipo hacia el éxito

«Los managers les dicen a las personas qué hacer, mientras que los líderes les inspiran para hacerlo»  Jeff Weiner

Coaching-equipos-liderazgo-VitalCoachingBarcelonaUn proceso de coaching demuestra la diferencia entre ser un jefe, que dirige e instruye, y ser un líder, que inspira a un equipo a alcanzar el éxito. Y esta es una gran diferencia, que marca la diferencia. Los líderes efectivos se interesan activamente por las personas y las ayudan a aprovechar sus habilidades para tener más éxito. Tu habilidad para liderar a tu equipo con éxito, determinará tu crecimiento y éxito profesional. También tu propia felicidad. De modo que sí: es imprescindible, tomar un tiempo para la reflexión pausada e introspectiva, orientada a la solución. Con esta visión, y la misión de entrenar a tu equipo para el éxito, tu tarea será fácil y apasionante.

¿Cómo entrenar a tu equipo para el éxito? 

1- Crea una confianza genuina

Los buenos coaches se conectan con todos los componentes de su equipo. Y, para que tu equipo responda bien, a ti como coach, es importante que confíe en ti. Después de todo, les estás pidiendo que sean introspectivos y que estén lo suficientemente abiertos como para analizar cómo maximizar su potencial.  Eso significa ir más allá de lo superficial para comprender, potenciar sus fortalezas, y trabajar en la mejora de sus debilidades individuales.

QUE HACER:

Conecta con tu equipo: Una buena forma de ganar confianza es practicar la llamada «escucha activa». La escucha activa consiste en concentrarse completamente en lo que la otra persona dice, expresa y transmite. Para ello, un buen ejercicio es mantener reuniones individuales, en las que tomar nota de sus aportaciones. Sintoniza con la persona, y hazla sentir cómoda. Luego, bríndale un resumen preciso de lo que te haya dicho, en lugar de simplemente repetir el final de lo expuesto. Esto muestra que estás genuinamente interesado en lo que tiene que decir. La escucha activa es una habilidad esencial de la que muchos líderes carecen. Si tu la practicas, con autenticidad, honestidad, empatía y asertividad, marcarás la diferencia, para tu equipo, y para tu propia vida y éxito.

“Los líderes destacados hacen hasta lo imposible por elevar la autoestima de su personal. Si la gente cree en sí misma, es increíble lo que pueden lograr.” Sam Walton

Coaching-equipos-VitalCoachingBarcelona-éxito

2-  Inteligencia emocional 

Con frecuencia es bastante sencillo identificar y fijarnos -incluso en exceso- en los puntos débiles de las otras personas. Nos ocurre lo mismo con los propios. En general, acostumbramos a orientarnos más a las dificultades que a las soluciones. Google lo sabe. Si quieres tú también puedes comprobarlo. Por ejemplo, busca la palabra «problema» en el buscador de Google. Resultado: 665 millones. En cambio, si buscas la palabra «solución», el resultado es de  29,5 millones. Una sustancial diferencia, ¿no crees?. Puedes, probar con otras palabras, y verás proporciones similares entre las búsqueda de palabras positivas y negativas. Nuestro cerebro funciona así. Y, esto es así porque la mente humana, de forma instintiva, ha aprendido a sobrevivir a los riesgos, y lo ha hecho prestando especial atención a todo lo que ha supuesto una amenaza para su supervivencia. Ahora bien, ¿Es esta la mejor manera de sobrevivir en la actualidad?. La respuesta es no, porque, cómo bien sabes toda acción tiene una reacción. Y, fijarse en los problemas, de forma reiterada, los perpetúa. Lo mismo ocurre en nuestras relaciones. La forma de «pensar y ver» afecta a las personas de tu equipo, también a tus resultados y éxito. ¿Por qué? Porque lo que tú crees de otros, lo creas o no, se lo acabarás transmitiendo. Lo harás a través de tus respuestas, gestos, tono, mirada, etc… Por ejemplo, si una persona de tu equipo tiene pánico escénico a la exposición, no le digas algo así como: «Tu eres un desastre en tus presentaciones». Hacerlo solo hará que aumente su dificultad. Sobre los efectos de la importancia de los mensajes negativos en la mente y corazón del receptor, así como sobre el impacto en sus resultados, te recomiendo la lectura de este artículo:  la indefensión aprendida en el ámbito laboral.

QUE HACER:

Orientarse a la solución: Todas las personas, suelen ser conscientes de sus debilidades. Aunque a veces nos cueste reconocerlo, aceptar o asumirlo, todos sabemos, quienes somos. Como buen coach y líder de equipos, es imprescindible que conozcas y pongas en práctica habilidades reales e inteligencia emocional: Con ellas, llegarás al corazón de lo que está siendo un impedimento para tu empleado, e identificarás soluciones que le generen confianza para pasar a la acción.
Incluyo la inteligencia emocional en esta lista porque ponerse en los zapatos de los miembros de tu equipo, y comprender sus barreras personales de éxito, es una de las claves esenciales para idear estrategias que ayuden a superarlas. Este, tal vez, es uno de los roles más importantes de un líder-coacb.

Del mismo modo, los líderes empresariales exitosos tienden a contratar personas que tienen mas experiencia que ellos, en áreas específicas de su negocio, para que pueden guiarlos hacia el éxito. Rodarte de personas mejoras que tú, y delegar es esencial para ser un buen líder de equipos.

«Los líderes exitosos ven oportunidades en cada dificultad, en lugar de dificultades en todas las oportunidades» Reed Markham

Equipos-Coaching-Éxito-Beatriz-Palá-Calvo

3- Motivar, no desmotivar

Existe el riesgo, especialmente en entornos altamente exigentes, competitivos y autoritarios, de que se ejerza el liderazgo desde un enfoque directivo. En lugar de motivar, es probable que consigas el efecto opuesto.

QUE HACER:

Pontencia a tu equipo:
Aprende a comprender qué es lo que verdaderamente motiva a todos tus empleados. Evalúa los impulsores de sus carrera individuales, y luego desarrolla una estrategia en la que incorporar su potencial profesional, en el contexto de un plan de coaching. Por ejemplo, si alguien se muestra motivado por lo que está haciendo, podrías hacerle ver sus oportunidades reales de crecimiento. El mensaje es ofrecerle tu apoyo, visibilidad, y oportunidades de mejora, si alcanza los objetivos que acordéis conjuntamente.
Para hacerlo, establece criterios claros de medición, y un plan de acción para lograr sus objetivos. Al hacerlo, estarás cambiando su dinámica de pensamiento , alentándole e incentivándole a su propio éxito y, por tanto al del equipo, la empresa, y al tuyo propio. Ahora no solo estará haciendo «algo» porque su jefe lo dijo, sino que estará trabajando para su propia evolución, lo cual es una motivación intrínseca. Ten siempre presente que las habilidades de motivación intrínseca son de incalculable valor para el éxito de tu empresa y el rendimiento individual.
Te sorprenderás la diferencia que este pequeño cambio de mentalidad tendrá en beneficio de la productividad de todos. Lo cierto es que, cuando puedes mostrarle a tu equipo los beneficios personales que obtendrá por cumplir con los requerimientos de la empresa, sabrás que estás haciendo un trabajo exitoso, como líder. Además, te recomiendo encarecidamente que, no olvides practicar el arte de incentivar emocionalmente a tu equipo y empleados. Altamente efectivo, en todos los sentidos.

“Un líder es mejor cuando la gente apenas sabe que existe, cuando su trabajo está hecho y su meta cumplida ellos dirán: lo hicimos nosotros” Lao Tzu

4- La oportunidad de la mejora constante

Potenciar y hacer crecer a tu equipo, implica hacer lo mismo contigo mismo. Predica con tu ejemplo, y no con tus palabras: hazlo manteniendo una actitud positiva y colaborativa, hacía los demás y hacía ti mismo. Desde tu posición de líder, y siempre orientado a la mejora constante y a tu visión de la mejor solución posible. El efecto en cadena del empoderamiento personal, hará que: cuanto más creas en ti, más crearán los demás en ti, y, a la vez cada componente de tu equipo, creerá cada vez más si mismo. Éxito seguro…

QUE HACER:

Pasión por lo que haces: Para mejorar tu estilo de liderazgo, una de las mejores técnicas del coaching es tomarse un tiempo para reflexionar sobre quién eres tu como profesional, y cómo eres percibido por tu equipo. ¿Cuales son tus puntos fuertes?, ¿Cuáles tus puntos de mejora?  ¿En lo que depende de ti, qué podrías hacer para mejorar? ¿Qué vas a hacer? 

Todos tenemos oportunidades de mejora, y, en la medida en que las tomes como un reto apasionante para ti, tu ilusión y tu pasión crecerán. Por ende lo harán tu felicidad y tus resultados. Merece la pena, y yo te reto, a una reflexión sincera y constructiva, orientada a lo que sí quieres para ti, como profesional, cómo líder de equipos y cómo persona. También puedes pedir opinión externa. En este sentido, además de una reunión de feed-back con el equipo, y con cada uno de sus componentes, la realización de un 360º, -que habitualmente se hacen desde el departamento de RRHH´s- te dará una información muy valiosa para ti mismo, sobre tus fortalezas, retos y oportunidades.

“Hay una diferencia entre ser un líder y ser un jefe. Un jefe demanda obediencia ciega; un líder se gana su autoridad a través de conocimiento y confianza.” Klaus Balkenhol

Y tú, ¿qué haces para dirigir a tu equipo hacía el éxito?

Nos «vemos» en nuevos posts
Un abrazo y ¡Felices días!

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres que trabajemos en tu éxito, de forma personalizada y exclusiva para TI

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

 

Coach personal Barcelona, vitalcoachingbarcelona.com 

Motivar equipos e Incentivos emocionales

La motivación de las personas en el trabajo es imprescindible …

… para el éxito de cualquier directivo y compañía. Y ello es así porque es bien sabido, y está demostrado que, cuando los empleados están motivados, trabajan de manera más eficiente, colaborativa y profesional. Llegan así, los resultados, porque las cosas fluyen de forma natural, y los obstáculos se superan de una forma mucho más ágil y sencilla.

¿Cómo motivar a tu equipo?

La retribución económica es un factor importante. Sí, sin duda, tener un sistema de retribución justo, que compense e incentive los buenos resultados obtenidos, será siempre un gran aliciente, para los componentes de tu equipo. Pero este, no es el único factor del éxito para tu equipo, existen muchos otros incentivos emocionales, tan o más importantes, que, si quieres ser un buen líder de equipos, debes tener muy en cuenta.

motivación-equipos-trabajo-empresa-Vital-Coaching-Barccelona1- Derrocha aprecio y reconocimiento

Las personas, somos seres sociales y emocionales, y a todos nos gusta sentirnos parte integrante de nuestro grupo, equipo o manada. El aprecio y el reconocimiento, fomenta estos lazos de unión, a la vez que motiva, alienta y orienta a las personas hacía nuevos nuevos retos y objetivos, con mayor ilusión, claridad, convicción y optimismo.

Es por ello, que las personas que trabajan en tu equipo necesitan de tu impulso, aprecio y motivación. Este es tu rol, y te cueste más menos, debes practicarlo. Muchas veces, es tan sencillo, como agradecer y/o reconocer con unas palabras su capacidad, resultados y éxitos. Y es importante, porque la forma en cómo la persona se sienta emocionalmente, influirá, además de en sus resultados, en el ambiente y clima laboral, del equipo y de la empresa.

Por lo general, damos por sentado que la persona cumple con su obligación, y hacerlo bien forma parte del trato. Lo cierto es que cultural y socialmente, no tenemos la costumbre de dar «feed-back» positivo. No lo comparto, pero tanto si tu lo crees así, como si no, lo cierto es que quien es «tacaño» en sus expresiones positivas, pierde una gran oportunidad de obtener lo mejor de los otros, y muchas veces de sí mismo. A ti, como a tu equipo, también te hace falta que te des una palmadita en la espalda, felicitarte y celebrar tus éxitos.

Sé generoso con tu equipo y los resultados no se harán esperar, pues el reconocimiento y las felicitaciones, -eso sí, siempre con honestidad y con la mirada puesta en el horizonte y en el potencial de cada persona-, hará que tú y tu equipo alcancéis, mucho más fácil y exitosamente, los nuevos retos que os proponéis.

2- Comunicación abierta y positiva

La comunicación es, probablemente, la forma más efectiva y poderosa para motivar personas. Felicitar a tu equipo periódicamente, no es suficiente, debes, además conocer a la persona, cómo es, cuales son inquietudes, preocupaciones, puntos de mejora, etc. No se trata de que hagas de psicólogo, no, e indagues en sus asuntos personales, sino que te intereses por él como profesional, y también por su carrera.

Muchas empresas, así lo hacen, y periódicamente tienen estipulada una reunión, en la que se abordan estos asuntos. Si tu empresa no lo tiene previsto, te recomiendo que lo instaures formalmente, con la periodicidad que tu consideres -1 o 2 veces al año-. Además, y de forma informal, mantén una comunicación abierta, colaborativa y positiva, que permita que tu equipo te perciba accesible e interesado por ellos. Todos sois un mismo equipo, y para lograr vuestro éxitos, se hace imprescindible unir fuerzas y remar todos en una misma dirección, con destreza, implicación y motivación.

3- Mantén el interés ​​en el día a día

La rutina es uno de los mayores enemigos de la motivación. Cuando las tareas son repetitivas, y no requieren atención, entonces nos convertimos en autómatas. Con el tiempo, se acaba perdiendo, la creatividad, la motivación y la alegría…

Ocurre también que los trabajos monótonos, que no implican retos, ni traen nuevos aprendizajes, acaban haciendo mella en la persona, su vida y resultados, y por ende en los de la empresa.  Compartir es una forma de mantener el interés, también lo es, potenciar una actitud colaborativa entre todos los componentes del equipo. Por ello, y para potenciar vivencias que  potencien el interés y la atención en el trabajo, es importante crear «momentos corte» en los que cambie la dinámica de trabajo. rompiendo la rutina con desafíos interesantes. Por ejemplo, puedes organizar una hora feliz los viernes, establecer un método rotativo en el que una persona cada semana, se ocupa de aportar ideas, y hacer propuestas de mejora. Permítele a tus empleados que creen sus propios retos.

Cada persona debe tener claro para que sirve lo que hace, y también encontrar el modo más simple de hacerlo. Crear procedimientos, y brindar ayuda en cómo optimizar procesos y la gestión del trabajo, contagiando motivación y pasión, te corresponde a ti. Si lo requieres o crees conveniente, puedes también pedir ayuda a algún experto, o atu departamento de RRHH´s.

Coaching-Motivación-emocional-equiposPhoto by rawpixel on Unsplash

4- Crea un entorno innovador y abierto

Promover la innovación es una de las mejores técnicas de motivación que conozco. Genera implicación, y un deseo de mejora constante por seguir aportando nuevas ideas.

En una reunión de «lluvia de ideas», por ejemplo, en la «hora feliz del viernes», o cuando quieras, establece el momento para compartir ideas, creativas e innovadoras. Premia la idea ganadora, y adicionalmente a la personas que, más veces, en seis meses, ha logrado que sus ideas prosperen.

Tu equipo es quien más sabe de su trabajo, y sus ideas pueden reportar mejoras de eficiencia, para sí misma y también para la empresa. Por ejemplo, si a una persona le llega información por duplicado de otros departamentos, o existen contradicciones que ralentizan procesos, seguro que puede dar ideas o realizar propuestas de mejora que ayuden a optimizar procesos.

Asimismo, cuando la empresa se abre a las ideas de innovación de sus empleados, para nuevos lanzamientos de productos, ocurren cosas maravillosas. La creatividad de tu equipo no tiene límites, y eso se constata en las empresas que lo han puesto en práctica. Por ejemplo, en algunas se han realizado con gran éxito «concurso de ideas» entre sus empleados. También las agencias de publicidad contratadas por empresas, a veces hacen jornada de puertas abiertas, para nutrirse de la imaginación de los empleados de la empresa de su cliente. Es sorprendente descubrir como un financiero tiene ideas brillantes de marketing, por ejemplo, y como un joven recién salido de la universidad, extrae conclusiones que permiten llegar a nuevos y exitosos diseños.

Photo by rawpixel on Unsplash

5- Empoderamiento 

El empoderamiento de los empleados es una herramienta ideal para la motivación con incentivos emocionales.

Una forma de lograrlo, además de potenciar sus fortalezas y felicitarle por sus logros, es darle un cierto grado de autonomía adicional. Hazlo de forma paulatina, y sin poner en riesgo los resultados del departamento, ni los de la empresa. Hacerlo así, te permitirá además de motivar a la persona, delegar más funciones, y quedar más disponible para acciones estratégicas y de mayor valor para ti, el equipo y la compañía. Eso sí, no cargues con sobre exceso de trabajo a una persona, se trata de dar mayor autonomía a la persona, pero también de medir sus límites.

Este tipo de motivación, hará que tu equipo este más motivado para alcanzar sus objetivos. Esto implicará que confías en ellos, y también para ti, que eres capaz de delegar, y por ende de crecer.

6- Tu eres esencial

Un buen líder debe sentirse seguro y motivado, para transmitir su fortaleza al equipo. Esta claro que no eres «Superman», y que no siempre estarás «full». Nadie espera lo imposible de ti, pero si que tengas claro tu rol y objetivos. Al sentir tu propia confianza, la inspiraras en el equipo, quienes se contagiarán de tu seguridad y la implementarán en sus propias tareas.

Y, por último, gana tu respeto como líder, defendiendo a tu equipo en foros ajenos, y gestionando los puntos de mejora en privado, sin necesidad de exponerlo. La imagen de tu equipo, te representa a ti. Cuanto más unido, profesional y exitoso, sea, más lo serás tu. Trabaja para ellos, como ellos lo hacen por ti, para recoger los frutos de vuestra buena cosecha. Hazlo, con criterio y determinación, -desde tu posición jerárquica-, a la vez que teniendo muy presente que todos somos personas, y que los deseos y motivaciones de las personas, por diferentes que seamos unos de otros, en lo profundo se asemejan mucho. Con perspicacia, humanidad y sentido común, seguro que lograrás, además de disfrutar del camino, grandes éxitos.

No preguntes qué puede hacer por ti el equipo. Pregunta qué puedes hacer tú por él.Magic Johnson

Y tú, ¿de qué manera has motivado a tus empleados todo este tiempo?

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Motivación equipos

Empatía: Clave para el liderazgo

empatía

Según la RAE, la empatía es la «capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos»

Simple. O al menos eso es lo que parece; la empatía es un concepto simple cuya vivencia en el ámbito profesional entraña grandes posibilidades para el desarrollo del liderazgo.

Las empresas son cada vez más conscientes de ello, y muchas de ellas apuestan por potenciarla, tanto como filosofía de empresa, como implementándola con ayuda profesional externa. Precisamente, cada vez se demanda más en los procesos de coaching para empleados y equipos, ya que se ha detectado que en las empresas con entornos colaborativos, donde prima la comunicación y las relaciones profesionales de empatía, se obtienen claras mejoras en la eficiencia y sus resultados.

En este sentido, la evolución de muchas empresas es ya notable. Aún así, a muchas compañías, además del desarrollo de su modelo de empatía, les queda todavía un paso importante que dar. Me refiero a realizar un cambio de nomenclatura de:  «jefe de equipo«, a: «gestor de personas«.

Este cambio va más allá de la  terminología lingüística, ya que existe una gran diferencia entre uno y otro. El «gestor de personas»  requiere de un replanteamiento de las habilidades que, hasta hace muy poco tiempo, se daban por sentadas en los jefes , sin que en la mayoría de los casos se hubiera validado que realmente las poseían.

Empatía-VitalCoachingBarcelona

 

 

Photo by rawpixel on Unsplash

Habilidades imprescindibles en un «gestor de personas»

A la hora de hablar de las habilidades fundamentales en un buen «gestor de personas», es habitual que salgan a relucir conceptos, desde luego, tan importantes, como el liderazgo o la comunicación. Y sí, estos son esenciales, como también lo es que ambos conceptos incluyan la «empatía», como elemento clave para su auténtico desarrollo.

La importancia de la empatía

Un buen líder dede ser capaz de ponerse en la piel de la otra persona, no solo en situaciones específicas o en momentos concretos, sino que, en general, debe ser un maestro en la práctica de la escucha atenta y activa.

Esto no debe confundirse con ser amable y cordial, tampoco con hacer terapia a tu equipo. No, la empatía es comprender al otro, desde el otro y también gestionar la relación con asertividad, y siempre interesándote por él,  sus motivaciones, el origen de sus dificultades, y sus habilidades para solventarlas. La gestión empática, también desde la posición directiva del buen líder, resulta imprescindible para establecer una buena relación, cercana, confiable y fluida. Todo ello, te dará resultados extraordinarios para el éxito de tu equipo, y, por supuesto para el tuyo propio.

VitalCoachingBarcelona-Empatía

Photo by rawpixel on Unsplash

La empatía es imprescindible para la gestión de personas,  e igualmente importante para las relaciones  en cualquier ámbito de la vida, ya sea en la personal  como en la profesional.

El modelo de Steve Jobs

Steve Jobs se considera un líder de referencia. Él era empático y conocía a la perfección a su equipo: sus fortalezas, capacidades y también sus debilidades. Sabía cómo actuar y cómo conseguir un mejor rendimiento, potenciando sus fortalezas, a la vez que gestionando y transformando sus debilidades en puntos de mejora para la eficiencia. Jobs además de empático, era duro y controlador, generando una combinación que logró motivar a su equipo, empresa y también a generaciones enteras.

Así pues, la empatía es una auténtica ventaja competitiva y una habilidad fundamental para ser un buen gestor de personas y de negocios. Si ya eres empático; felicidades, sino no es así, sólo tienes que practicar, sabiendo que siempre estás a tiempo de aprender y mejorar. Merece la pena.

Te puede interesar

Ideas prácticas

La empatía es un término subjetivo, difícil de medir, que siempre puedes practicar y potenciar. Además del artículo anterior, las siguientes ideas, te ayudarán a practicar conscientemente y cada vez más, tu empatía:

  • Contacto visual: Cuando hables con otra persona mírale a los ojos. Mantener el contacto visual implica interés por tu parte. Tu receptor lo percibirá así, tanto a nivel consciente como subconsciente, y se sentirá a gusto contigo. Por supuesto, no se trata de mirarle fijamente y sin descanso, sino de «mirar y ver» para desde un estado de presencia, con atención plena, escuchar a la otra persona, haciendo que se sienta escuchada por ti.
  • Modelar:  Asentir con la cabeza, decir frases como “entiendo cómo te sientes”, “en tu lugar, estaría pensando lo mismo”, etc. ayudan a que la persona sepa que nos identificamos con ella, y que nuestra intención será tratar de llegar al entendimiento y a la mejora, desde la compresión, cosa que debemos hacer también con la convicción que la situación requiera.
  • El lenguaje de los gestos: Si esbozas una sonrisa de vez en cuando y oportunamente, tu interlocutor lo interpretará como un gesto de aprobación hacía él/ella, o hacía sus palabras.  Una sonrisa, una palmada de apoyo, etc, son gestos cómplices que mejoran la comunicación, generan conexión y afinidad entre las personas. Facilita el entendimiento y los acuerdos.
  • Adecuar la expresión a las circunstancias: Si tu misión es dar una mala noticia, por ejemplo, evidentemente no lo harás riendo, porque entonces el mensaje no sería congruente. Asimismo, si damos una buena noticia, compartimos éxitos, etc,  la expresión de alegría, orgullo y felicitación, por ejemplo, será importante. Acompañar tus palabras con el estado emocional que comunicas o compartes, te dará un valor y resultados extraordinario.

En definitiva, la empatía se practica tratando a los demás como nos gustaría que nos tratasen a nosotros. Hazlo, sabiendo que detrás de cada persona, además de un corazón que late como el tuyo, vive el increíble potencial y capacidad de esa persona. Tú puedes redescubrirlo con tu propia mirada, sabiendo que la luz con la miras a los demás es el reflejo de la tuya propia, la misma que les permitirá brillar, también delante de ti.

Practica tu empatía, sabiendo que, precisamente será la práctica la que te confirmará sus excelentes resultados, tanto en tu propio beneficio, como el de tu equipo y sus resultados. Y si quieres, y te apetece comparte tus comentarios conmigo. Me encantará leerte…

“Una persona puede tener un cociente intelectual elevado y una formación técnica impecable, pero ser incapaz de dirigir un equipo hacia el éxito. Solo pueden ser líderes efectivos quienes tienen inteligencia emocional, es decir, la capacidad para captar las emociones del grupo y conducirlas hacia un resultado positivo”. Daniel Goleman – Inteligencia emocional para el liderazgo

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Coach personal Barcelona, vitalcoachingbarcelona.com 

4 claves básicas para trabajar mejor en equipo

Es extraño que cuando en la universidad nos ponían a trabajar en equipo, lo que se oía después de esa declaración del profesor, eran “murmullos” de la mayoría de alumnos quejándose: ¿por qué quejarse de trabajar en equipo si significa que podremos entregar algo de mayor calidad al hacer uso de todas las fortalezas de los diferentes miembros? No era nada extraño que después de esos proyectos importantes, en equipos, a final muchos terminaran enfadados y prácticamente enemistados por mucho tiempo.

Vital Coaching Barcelona Clavas para Trabajar en equipo

Incluso a mí me pasó y estoy segura que a la mayoría de los estudiantes les habrá pasado y lo perciben como algo absolutamente normal y parte del proceso. Esto se convierte en un verdadero problema cuando en la vida actual, la sola idea pensar en realizar actividades y trabajar en equipo, sigue ocasionando malestar. Esto no es un buen síntoma, porque según Gananci una de las cosas que necesitamos para alcanzar el éxito es encontrar el equilibro interno respecto a quien eres y tu objetivo. Así, y cuando vas predispuesto positivamente a una situación, tienes el éxito prácticamente garantizado.

Beneficios de trabajar en equipo

Trabajar en equipo ha tenido mala fama mucho tiempo, si bien todos sabemos que aporta muchos beneficios, no solamente a quienes conforman dichos equipos, sino al resultado del proyecto o empresa en el que se desarrolla.

Entre esos beneficios podemos resaltar los siguientes:

  • Aumenta la productividad y el rendimiento de la organización en general.
  • Se generan sinergias y obtienen mejores resultados de forma exponencial, en grupo, que con la suma del de cada individuo.
  • Mejora el desempeño individual y el aprendizaje para cada uno de los miembros.
  • Se favorece y potencia la creatividad de cada uno de sus componentes.
  • Estimula la comunicación, las relaciones y habilidades sociales.
  • Se dispone de mayor cantidad de cualidades y fortalezas de las cuales echar mano.

Por supuesto, para que podamos palpar estos beneficios hay ciertos pasos que se deben dar previamente, para así cambiar la mentalidad acerca del trabajo en equipo. Este debe ser percibido y visto, como una forma óptima de trabajo, en vez de una condena de la cual no es posible librarse. Estos pasos son:

1- Hablar de la importancia del trabajo en equipo

Lo primero que se debe hacer en sintonizar a todas las personas del equipo en un mismo canal. Imagínate que estás usando “walkie talkies”, necesitarás colocarlos todos en la misma frecuencia para que exista la comunicación. De otra manera no podría existir.

Esta es una necesidad, incluso tan vital como la de conseguir buenos resultados, porque si nos saltamos este paso será más complicado llegar al objetivo deseado. Este es un buen momento para que todos los integrantes del equipo, expresen sus inquietudes, puedan eliminar las ideas preconcebidas negativas acerca de los equipos y colocar normas para mantener la armonía.

También es necesario asignar “roles”. Se debe intentar que este sea un proceso democrático donde cada quien pueda obtener un lugar que ayude al equipo, y además se sienta cómodo en él. Esto no se puede lograr sin un buen líder, por lo que este puesto debe ser asignado a una persona que cumpla con la mayoría de los elementos que debe tener un buen líder. Esto es de vital importancia, pues de esta persona dependerá gran parte del éxito del grupo.

equipo-claves-trabajo-VitalCoachingBarcelona

2- Establecer objetivos en común

Para que el trabajo en equipo sea efectivo se necesita que cada uno de los miembros sepa cuál es el objetivo que se quiere alcanzar y esté comprometido con el mismo. Esto hará que pueda anteponer el bien colectivo a sus ideas individuales y a su comodidad personal.

Cuando los objetivos del equipo no están claramente definidos, sus miembros trabajarán prácticamente a ciegas, o cada uno yéndose por el camino que mejor le parezca, de forma descoordinada. Por eso es tan necesario que la meta esté correctamente definida, y que esta sea la meta principal de todos, a su vez, individualmente.

Para que todos los integrantes del equipo se puedan poner de acuerdo y perseguir ese objetivo en común, también es muy importante el sentido de pertenencia a dicho equipo y la lealtad al mismo. Estos son aspectos claves para el fortalecimiento del equipo, porque si este es débil o las personas no se sienten lo suficientemente identificadas puede haber desencuentros, tensión y muchas ineficiencias.

3- Escuchar todas las ideas

Entre las maravillas del trabajo en equipo está la multitud de ideas que pueden generarse, lo que hará que se puedan lograr cosas mejores que con el trabajo individual. Sobre todo, cuando se trata de actividades que requieren creatividad e innovación.

Cuando se escuchan todas las aportaciones que los miembros tienen para dar, además de enriquecer las opciones, también se crea la sensación de que todos los miembros son importantes y valiosos, sensación que fortalece el sentido de pertenencia, la armonía y resultados.

equipo-trabajo-vitalcoachingbarcelona-claves

4 – Hacer de las diferencias las fortalezas

En un equipo hay diferentes personalidades, diferentes ideas y también multitud de cualidades. Eso es lo que hace que el trabajo en equipo sea tan atractivo, porque las debilidades de algunos compensan las virtudes que tienen otros miembros, y eso se nota en el proceso y el resultado final.

La tolerancia y el respeto son elementos claves para que exista entendimiento entre las partes y se pueda llegar a la unificación. En un equipo todos aportan, incluso cuando estamos en desacuerdo con otros puntos de vista. Cuando se comprende que las diferencias son positivas, se dejarán de ver como algo negativo, pues todos formarán parte orgullosamente del equipo.

El lema de un buen equipo de trabajo es: “Un objetivo definido y común, convicción, motivación, respeto, tolerancia, decisión y disposición, para disfrutar de todos los beneficios de un proyecto compartido, en el que todos y todo, son valorados como parte fundamental del equipo”

Y así es cómo, día a día, crecemos y creamos hábitos que nos ayudan a ser más felices en el trabajo.

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

¿Qué es el coaching para líderes?

Líder, ¿se nace o se hace? 

¡La pregunta del millón!

Madera de líder: El líder que llevas dentro

En más de una ocasión habrás oído decir de alguien, o incluso de ti mismo: “tiene madera de líder”. Y es cierto, determinadas personas parecen tener una mayor capacidad y predisposición natural para asumir ciertos roles de liderazgo. Aún, así, no podemos obviar que, todos, y cada uno nosotros, somos y llevamos un líder en nuestro interior.

coaching para líderes en barcelona

Piénsalo bien. Tú, yo y todas las personas que conoces, -lo demostremos o no-, tenemos una forma de hacer que nos gustaría exponer para que otros nos siguieran y, en consenso con el grupo, gestionar y liderar nuestros equipos y proyectos con éxito.

El líder que se hace: El buen líder que aprendes a ser

Tanto si ya ejerces de líder, como si todavía no, tu puedes desarrollarte como líder y desempeñar un liderazgo de éxito. Para ello sólo requieres motivación, intención, y ciertas pautas que, con formación, dirección y práctica, te permitirán desarrollar tus habilidades innatas y específicas para el liderazgo.

Y, es precisamente el coaching una de las herramientas más utilizadas y que, muchos profesionales con cargos directivos o de gran responsabilidad dentro de la compañía, emplean o han empleado para adquirir y potenciar sus habilidades de buen líder.

Coaching para líderes

Mucho se habla hoy en día del coaching para líderes, pero no siempre queda claro qué es realmente y en qué consiste. Por eso en este post deseo compartir reflexiones que nos permitirán esclarecer las dudas más habituales con las que me suelo encontrar, de manera que se útil para los que estéis interesados en mejorar o potenciar vuestro liderazgo. Espero que así sea… ¡Vamos allá!, pero antes déjame que te cuente sobre los orígenes y primeros pasos del coaching…

Los orígenes del coaching

El coaching tiene su origen en el mundo del deporte, concretamente en el del tenis. Ya en el año 1974, el entrenador Timothy Gallwey, sorprendió con la publicación de su libro, el best seller: “El juego interior del tenis”.

Líder-

Sus técnicas y prácticas de entrenamiento potenciaban y aumentaban la productividad, el rendimiento y éxito de sus jugadores y equipos. Timothy, con el paso del tiempo trabajó también con personas encargadas de dirigir o liderar equipos. Posteriormente se dedicó a dar conferencias a ejecutivos de primer nivel de todo el mundo, y a orientar a presidentes de grandes multinacionales que recurrieron a él para encontrar orientación y guías para ejercer el buen liderazgo.

Y fue así como Timothy Gallwey, dio origen al actual coaching, disciplina de la que hoy se le considera padre fundador. Y es justamente esto lo que conocemos como coaching de liderazgo.

¿En que consiste la gestión de equipos?

La gestión de equipos tradicional, realizaba un trabajo intenso para definir los diferentes roles de cada componente del equipo, se trabajaba con mucho afán la mejora de las relaciones entre los componentes, se buscaba de manera continua clarificar los objetivos comunes, etc.

Características del coaching de liderazgo

En el caso del coaching de liderazgo, el objetivo es evidente. Antes de dirigir y fortalecer un equipo era necesario que el líder contase con la formación y habilidades adecuadas para conducir a su equipo hacia las metas comunes.

El coaching de liderazgo cuenta con cinco características básicas, cinco pilares sobre los que se asienta y sustenta:

1-    Adquisición de las competencias de liderazgo

La gestión de personas y equipos es un factor diferenciador de excelencia en la gestión de recursos, de personas y del talento, también para la toma de decisiones. En los procesos de coaching, se acompaña en la identificación de roles, posicionamiento y gestión eficiente del equipo.

2-   Mejora de los procesos de capacitación

Un profesional, un coach, acompaña al profesional en su proceso de toma de conciencia de los recursos de formación y aprendizaje disponibles y requeridos, para la gestión optima del equipo y liderazgo. Si se requieren se incorporan nuevos recursos, y sobre todo, se gestionan los actuales eficientemente.

3-   Autoconocimiento

Existe en el coaching de liderazgo un trabajo enfocado a profundizar en las virtudes, los puntos fuertes, el talento y las destrezas de los líderes, que quizá no han descubierto, no saben sacarle el máximo partido o que no han sabido desarrollar. En este punto siempre existe un enorme potencial, como por ejemplo la puesta en práctica de la asertividad, mejora en la comunicación, orientación a resultados, establecer límites y responsabilidades claras, delegar, flexibilidad, reconocimiento del trabajo del equipo y motivación, entre otras.

4-   Libertad de acción. Y libertad de pensamiento

Convertirse en un buen líder exige, entre otras cosas, eliminar los muros que hemos construido en nuestra mente y que impiden el transito libre y la apertura a nuevas ideas. Se requiere visión de futuro y ser capaz de abrirse y sumar el punto de vista de cada uno de los miembros del equipo y con la perspectiva del equipo, para en su conjunto agrandar el horizonte de todos, con mayores opciones y soluciones de éxito. Y desde esa libertad, apertura y flexibilidad, el buen líder, debe también concretar y tomar decisiones, aunando puntos de vista, a la vez que descartando y tomando la opción que resulte más rica y óptima para la compañía o proyecto.

5-   Acción transformadora

El coaching de liderazgo, no busca sólo formar y preparar a los profesionales para la buena gestión dentro de la empresa, sino que va mucho más allá. El coaching de liderazgo, pretende abrir a las personas a una visión largo plazo, que dé lugar a acciones transformadoras, que potencien los resultados de la compañía y proyectos. Haciendo crecer personas, proyectos y empresas.

«Todo ser humano es responsable del éxito o fracaso de al menos una vida: la suya” Timothy Gallwey

Si quieres…

Si quieres…, despertar al líder que llevas dentro, 

Reserva YA tu primera sesión de diagnóstico gratuita sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Coach personal Barcelona, vitalcoachingbarcelona.com 

2 habilidades imprescindibles del buen líder

habilidades de un buen líder

Ser un buen líder no es tarea fácil; pero tampoco imposible.

Y sí, mucho se ha hablado y escrito ya sobre el liderazgo… Libros, artículos, entrevistas y reportajes nos hablan de actitudes, prácticas y habilidades para ser un buen líder. Y lo cierto es que, muchos de estos contenidos, los tenemos al alcance de nuestra mano con tan solo dar un paseo por internet y si, resultan realmente muy enriquecedores.

En este post también vamos a hablar sobre liderazgo. Pero en esta ocasión me gustaría centrarme en 2 únicas habilidades imprescindibles para ser un buen líder. Quizá incluso os parezcan obvias, pero quiero dedicar esta reflexión a ellas, ya que no suelen aparecer con frecuencia en muchos de los contenidos que nos hablan de cómo ser buenos líderes, y… son esenciales para el éxito.

1 – Crear relaciones en todos los sentidos

Aprender a crear relaciones en todos los sentidos es una de las habilidades fundamentales para liderar con éxito.

Debemos tener siempre presente que el liderazgo no trata de niveles, sino de personas. Es por eso que un buen líder establece,  crea y mantiene relaciones hacia sus iguales e inferiores (según sea y este en la escala jerárquica de la organización).  Estas relaciones deben estar basadas en la autenticidad, confianza e impliacción en ambas direcciones. Y, por supuesto, un buen líder transmite directrices claras que implican y motivan a su equipo o colaboradores.

También resulta fundamental cuidar las relaciones hacia el exterior. Esto permite construir y consolidar una buena red de contactos. Además resulta muy enriquecedor para estar al día de todo cuanto ocurre en tu negocio y sector, e incluso mucho más allá de él.

2- Practicar la generosidad

La generosidad es, quizá, una de las habilidades más olvidadas cuando se habla de liderazgo.

Sin embargo, practicar la generosidad es de vital importancia para ser un buen líder, y eso aunque a simple vista pueda no parecer ni obvio ni sencillo. Y es así, porque quizá tendamos a entender la generosidad como la capacidad de ofrecer de forma altruista… Y lo cierto es que no es un concepto erróneo, pero cuando hablamos de generosidad como habilidad en el liderazgo, va mucho más allá…

Ser generoso es uno de los valores más valiosos de un buen líder,  que impliac delegar y ofrecer a cada miembro del equipo la confianza, el reconocimiento y la posibilidad de mejorar día a día. Toda una inyección de motivación para el equipo y el proyecto, que redundará en beneficio del todo y de todos. 

Ser generoso es también asumir la responsabilidad de los errores, no solo los propios, sino también los del equipo… con lo que volvemos a fortalecer la confianza, a la vez que servimos como ejemplo. Somos entonces el referente sólido de un equipo bien liderado, y gestionado con éxito. 

Pero ojo, que generosidad no solo es dar. Ser generoso también supone dejar espacio para recibir, para ser humilde, y a la vez profesional en el arte de pedir ayuda. Aprendemos y crecemos así, también a trevés de los demás. Hacerlo con autenticidad, empatía y asertividad es un reto y también una oportunidad para alcanzar grandes metas. Y, precisamente sobre comunicación, te invito a leer uno de los artículos más leídos de mi blog«10 trucos para comunicar con éxito. «

TU tienes todo el potencial para ser un buen líder

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres potenciar tus habilidades y lograr resultados de éxito…

Nos vemos

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

El arte de mandar

el arte de mandar

A nadie, o por lo menos a la mayoría de nosotros, no nos han educado para ser líderes, para saber mandar o para ser jefes. Podemos llevar apenas unos meses o unos días en una empresa o muchos años, podemos incluso tener más o menos experiencia, pero nada de ello implica que seamos buenos jefes.

Pero, ¿qué es un buen jefe?
Pues lejos de los podríamos pensar, lejos de ser el que más horas pasa en la oficina o de ser el que más controla a su equipo; un buen jefe es una persona que sabe responder y responde de cara a los resultados, ante el hecho de que las personas a su cargo crean en el proyecto y los objetivos encomendados.

Un buen jefe es también un profesional que posee ciertas habilidades de comunicación, sociales y relacionales, conocimientos tecnológicos, capacidad para gestionar de forma óptima un equipo de trabajo, etc.

Aprendiendo a ser jefe

Ser jefe no es tarea sencilla. También es cierto que nadie dijo que lo fuera. Por eso la clave está en estar dispuesto a aprender…

Una de las reglas básicas a la hora de liderar un proyecto, un equipo, un departamento o una empresa, es descartar la improvisación.
No se puede abarcar todo y cambiarlo todo en un día, convertirte en un buen jefe requiere de tiempo. Poco a poco, paso a paso….

Si te acaban de nombrar jefe, te recomiendo:

  • Informarte

Antes de organizar y tomar decisiones, infórmate. Infórmate de la situación actual, del proyecto o proyectos a los que tendrás que hacer frente, acerca de las personas con las que vas a trabajar cada día, etc.

  • Toma decisiones

Liderar significa tomar decisiones. No siempre va a ser fácil, algunas irán rodadas, pero otras serán arriesgadas. Asúmelas con valentía y responsabilidad. Y cuando hablo de responsabilidad hablo también de orientarse al logro de objetivos y metas.

  • Estructura

Los objetivos, en una organización, deben ser realistas y se den poder medir. Y para poder hacerlo de manera viable, es importante que las reglas o acciones para conseguirlos estén bien definidas y claras, a ser posible, por escrito.

Es de vital importancia que todos y cada uno de los colaboradores tenga muy claras cuáles son sus responsabilidades y funciones y lo que se espera de él/ella.

  • Manda

Y con esto no quiero decir que comiences a dar órdenes a diestro y siniestro. Cuando hablo de mandar hablo de conducir a las personas con las que trabajas o colaboras, para ello es importante una buena comunicación, mantenerlas siempre informadas, formarlas en los aspectos o campos que sean necesarios, motivarlas y tenderles la mano en aquello que necesiten para que puedan lograr los objetivos.

  • Controla

Pero no de una manera controladora y extremadamente exigente, procura ejercer un control que tus colaboradores vean como una ayuda, una manera de informales sobre los pasos que deben dar. Haz que ellos tengan claridad y se sientan motivados como parte integrante del equipo al que pertenecen. Delega, conoce e implica a tu equipo con motivación y reconocimiento, ya que ellos y de su trabajo dependerán los resultados que tu obtengas.

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres saber en qué y cómo puedo ayudarte

en tu mejora personal y profesional…

Nos vemos

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Tips para mejorar tu capacidad de liderazgo

liderazgo

El buen líder es la persona que confía plenamente en sí misma porque evalúan sus decisiones y el alcance de sus consecuencias.  Se comunica con su equipo y homólogos y es capaz de transmitir sus ideas.

Todos tendremos la posibilidad de ser líderes en algún momento, puede ser en el trabajo, o en la familia, en el deporte que practicamos… Así que, conviene entrenar y desarrollar nuestra capacidad de liderazgo, porque sí, esta es una habilidad que se adquiere, entrena y también se mejora.

La capacidad de liderazgo está intrínsecamente ligada a la inteligencia emocional, por eso esimportante que conozcamos algunos aspectos básicos:

Una forma resumida de definir la Inteligencia Emocional es la capacidad que tiene una persona de manejar, entender, seleccionar y trabajar sus emociones, y las de los demás, con eficiencia y generando resultados positivos.

La Inteligencia emocional , según Daniel Goleman, cuenta con cinco áreas clave:

1. Conciencia de sí mismo

Un buen líder es consciente de sus fortalezas y sus debilidades. Y las primeras las potencia y las segundas las mejora.
Cuando somos conscientes de nuestras emociones tendremos un mayor control de cómo estas van a afectar a las personas que tenemos cerca o, en este caso, a nuestro equipo.

2. Autorregulación

Esto es lo que ayuda a una persona a mantener el control, a no tomar decisiones arrastradas por las emociones, lo que les hace no comprometerse con sus propios valores ni cometer errores como atacar verbalmente.

3. Motivación

Los buen líder auto motivado se mantienen en constante movimiento hacia sus objetivos. Y esto se lo transmite también a cada miembro de su equipo.

Liderazgo-VitalCoachingBarcelona

Photo by rawpixel on Unsplash

4. Empatía

La empatía es la capacidad de ponernos en el lugar y posición de otra persona. Y cuando hablamos de gestión y organización de equipos, es fundamental para ganarse la confianza y respeto de las personas con las que se trabaja.

5. Habilidades sociales

Los líderes que dominan esta área son grandes comunicadores. Siempre están dispuestos a escuchar, sea bueno o malo y se mantienen en una línea de poyo y motivación constante hacia cada miembro de su equipo.

Tips para mejorar tu capacidad de liderazgo

Para comenzar a mejorar tu capacidad de liderazgo, te propongo  estos dos tips:

  1. Mejora tu comunicaciónComunicar es una de las necesidades esenciales del liderazgo. Por ello te propongo que te hagas estas preguntas: ¿Cómo me estoy comunicando con mi equipo? ¿Estoy diciendo lo que quiero decir? ¿Se entiende mi mensaje del mismo modo?  ¿Cómo presento mi mensaje? Con tus propias reflexiones, te darás cuenta de qué cosas necesitas mejorar y en qué está bien ya. Y por ahí podrás comenzar a trabajar…
    Aunque, lo cierto es que, por muy buenos comunicadores que seamos, siempre cabe posibilidad de aprender y mejorar
  2. Aprecia a las personasNo puedes alcanzar éxito en tu liderazgo sin la ayuda de los demás. Gran parte de tu  crecimiento como líder es reconocer y mostrar agradecimiento por esa ayuda a las personas que están bajo tu responsabilidad y trabajan contigo día a día. Reconocer, dar las gracias, pedir por favor o dar un feedback positivo no cuesta nada y enriquece mucho. ¿Cuántas veces has dicho “gracias” en el día a las personas que están contigo? ¿Cuándo fue la última vez que llamaste a una persona de tu equipo para decirle algo positivo?

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Coach personal Barcelona, vitalcoachingbarcelona.com