Entradas

#3 Claves para gestionar conflictos en redes sociales

gestionar conflictos redes socialesEs mucho, cada vez más, el tiempo que pasamos en internet y en las redes sociales. Por ello, es posible que nos podamos encontrar, en ocasiones, ante conflictos. El punto es que, vernos envueltos en un malentendido o embrollo, puede resultarnos incómodo y tener graves consecuencias a nivel profesional, además del ámbito personal o familiar. Es por ello que conviene estar preparados y reflexionar sobre como gestionar y anticipar situaciones de este tipo…

Claves para gestionar conflictos en las redes sociales

Intenligencia emocional y asertividad son los pilares fundamentales sobre los que debemos pisar a la hora de movernos en la gestión de un conflicto en internet.

No te dejes arrastrar por impulsos y, aunque no es fácil, procura alejarte de comentarios extremos o radicales. Esto te permitirá tomar decisiones más reflexivas.

Clave #1- No entres en el juego ofensivo

Si te encuentras ante una situación en la que hay comentarios u opiniones agresivas u ofensivas, NO entres en el juego. Hacerlo te haría jugar en un terreno peligroso del que, con mucha probabilidad, nadie saldría bien parado y probablemente contribuiría  a hacer más grande el embrollo.

Zanja el tema de una forma educada. Puedes, por ejemplo, expresar, con educación y sin tratar de aleccionar a nadie, que, los comentarios ofensivos no aportan ni ayudan, y cierras así el tema.

Clave #2- Muestra comprensión

Debes defender tus derechos e intereses, pero puedes hacerlo también mostrando empatía y comprensión hacia la otra persona. Y siempre, dentro de un marco en el que impere el respeto.

Con esto no quiero decir que no puedas y debas recordar, en caso necesario, cual es tu punto de vista al respecto. Eso si, hazlo siempre con educación y respeto. Recuerda que al otro lado, tanto en internet, como en cualquier otro lugar, hay una persona, que como tu, como yo, y como todos, merece el mismo respeto que para ti quieres, y eso está más allá de nuestras coincidencias o desavenencias.

Clave #3- Actitud positiva

La actitud positiva es clave en prácticamente cualquier aspecto de nuestra vida. Y en este caso, no iba a ser menos.

Si actúas de forma sincera, respetuosa y asertiva, pero sobre todo con actitud positiva – predisponiéndote previa y positivamente- te ayudará a transmitirle a la otra persona que le valoras y harás que se sienta valorad@. Entonces, te puedes comunicar con una actitud positiva frente a cualquier interlocutor, sea este pacífico, polémico o problemático.

Porque los conflictos sólo se mantienen cuando a ambos lados – emisor y receptor – hay la misma fuerza. Si tu la quitas, no sólo se reducirá, sino que hasta puede que te sorprenda el deseo de la otra persona por reconducir la situación. Piensa que, a veces, quien se enoja contigo, se ha enojado con muchos antes, y como decía el Dalai Lama «Nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa, como aquel que no sabe sonreír a los demás». 

Por propia experiencia, sé que esta es una manera no sólo de lidiar con conflictos, sino también de aprender a gestionar nuestras propias emociones, ampliar nuestras miras, y, disfrutar del arte de relacionarse y comunicarse.

Espero que estos consejos te resulten útiles en el manejo de cualquier conflicto en las redes sociales. Sobre todo, ten muy presente que los impulsos no te permitirán llegar a buen puerto… Toma aire, respira profundo, medita y reflexiona cada acción y decisión antes de actuar. Piensa que detrás de todo escrito hay una persona que como tu, como yo y, como todos, también tiene sus aciertos y errores. 

Estoy segura que si lo gestionas con respeto y, de forma asertiva y positiva, lograrás deshacer el nudo.

Para cualquier cosa que necesites, ya sabes que estoy por aquí y encantada de ayudarte.
Gracias por leerme.

Consejos para enfrentar y resolver conflictos

resolver conflictos

Cuando escuchamos la palabra «conflicto», tendemos a asociarla a algo negativo casi de manera automática. Si nos quedamos únicamente con la parte negativa de ellos y no sabemos como resolverlos, nos generá malestar. Sin embargo, los conflictos pueden ser positivos si aprovechamos la ocasión para aprender de ellos, sobre nosotros mismos y sobre cómo resolverlos. Y créeme que se puede…

Es por ello que hoy quiero darte algunas de las claves eficaces para resolver conflictos:

1- Toma perspectiva

Todos hemos mantenido alguna vez una conversación,  en la que si te fijas bien, se convierte en una discusión sin fin. Cuando esto ocurre, parecería que lo importante no es llegar a un acuerdo o conclusión, sino simplemente mantener nuestra postura de fuerza para demostrar que tenemos razón. Entonces no escuchamos y en cierto punto estamos negando el punto de vista del otro. Entonces, la comunicación real se ha cerrado.

Para evitarlo, mi consejo es que tomes perspectiva, y con ello me refiero a dar un paso atrás para ver mejor y más ampliamente. El objetivo es salir de esa situación de ceguera y ser capaz de ver la situación desde un enfoque más amplio.

Para tomar esa perspectiva, valora la situación, en función de la importancia que realmente tiene para ti, y preguntare: ¿Cuan importante es esto realmente para mi? Reflexiona acerca de que pasará si pensarás en ello dentro de un mes, o de un año, y preguntare si eso que estás discutiendo será importante o relevante, entonces.

Sé sincer@ contigo mism@ y actúa en consecuencia.

2- Valora la posibilidad de que exista más de una verdad

Cuando estamos totalmente seguros de lo que decimos, la tendencia es tratar de convencer a los demás de ello para que vea que es él o ella quien esta en el «error». Sin embargo, lo habitual es que las demás personas se encuentren en el mismo punto y situación, por lo que ellos a su vez, tratarán de convencernos de que su idea y/o versión es la correcta. El resultado es una espiral que no permite avanzar a nadie.

Cuando esto ocurre, te recomiendo parar un segundo y pensar por un momento que la otra persona puede tener, como mínimo, algo de razón o motivos para sus argumentos… y desde ahí trates de sacar el aprendizaje para ti. Pregúntate:  ¿Qué puedes tú aprender de esa visión? ¿Que pasa si… tratas de llevar la situación a un punto en el que permita llegar a una conclusión, en lugar de tratar de convencer al otro de que tu tienes razón?

3- Empatía

Puede sonar poco original, pero te puedo asegurar que la empatía es un factor fundamental para la resolución de conflictos. Difícilmente podremos llegar a una solución si no escuchamos con atención al otro y no somos empáticos.

Para generar empatía escucha con atención a la otra persona, trata de ponerte en su lugar y entenderla y, sobre todo, hazle preguntas para saber o conocer y no solo para responder.

«Trata a la gente como si fueran lo que deben ser y los ayudarás a convertirse en lo que son capaces de ser» – Johan Wolfang Goethe

4- Mirar y ver

Es importante también que seas capaz de mirar y ver a la persona, con respeto, y eso está más allá de sus opiniones si no compartes su punto de vista. Ten en cuenta que cada persona tiene su propio modo de ver la vida e interpretar su realidad, en función de sus experiencias y aprendizajes previos. Tu también tienes las tuyas propias, y cada una de ellas es su verdad para cada cual. Por supuesto, tu puedes ,y debes manifestar la tuya, pero sólo como tu punto de vista y, siempre con respeto y asertividad, del mismo modo que deseas que los demás hagan contigo.

Cuando muestras respeto, escuchas y opinas con asertividad, tu comunicación mejora y es fluida. Argumentas y defiendes mejor, más serena y astutamente tu punto de vista, y eso no significa siempre convencer al otro. El o ella, como tú, también tiene la libertad de mantener su propio punto de vista, y tu de ser tu mismo, a la vez que te expresas y orientas a la solución. Y esa es la mejor solución…

5- Aprende a gestionar tus emociones

Otro aspecto básico y fundamental para la resolución de conflictos de manera positiva es una buena gestión emocional

La oportunidad de las relaciones nos permite conocernos mejor a nosotros mismo y, a la vez aprender a reconocer las emociones de los demás.  Y para la gestión y resolución de conflictos este aspecto es fundamental. Cierto es que no se trata de algo fácil, sino que es preciso un proceso de introspección,  contar con conocimientos y práctica en este aspecto. Cuando lo logras tu vida mejora notablemente.

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres avanzar de forma rápida, sencilla y consistente…

Nos vemos

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.