Entradas

Impaciencia: ¿Cuáles son las consecuencias y cómo gestionarla?

impacienciaCuando contamos con una actitud positiva es fácil darse cuenta que nuestros día a día es diferente, pero no porque realmente lo sea, sino porque una actitud positiva nos permite disfrutar más, descansar mejor e incluso establecer mejores relaciones. Si nos vamos al otro extremo, en el que nos dejamos arrastrar por la impaciencia también comprobamos fácilmente que, las consecuencias de esta experiencia pueden afectar a la salud, reflejándose en cuadros e ansiedad y estrés.

Muchos pueden ser los motivos que nos generen la actitud causante de estrés y ansiedad. En lo concreto, y en este artículo, quiero centrarme en uno de ellos: la impaciencia. Sí, ser impaciente tiene consecuencias. Y, desde luego, lo suficientemente importantes como para prestarles atención.

Consecuencias de ser impaciente

La paciencia es la fortaleza del débil y la impaciencia, la debilidad del fuerte”.  Kant

1- Frustración

La impaciencia puede provocar impulsividad, respuestas rápidas, poco conscientes, coherentes, eficientes y meditadas. La frustración está entonces servida.  No controlar esta actitud puede traer problemas en las relaciones personales y laborales.

En general, las reacciones impacientes transmiten poca confianza en uno mismo, y también en quienes las reciben. Cuando esto ocurre, es muy frecuente entrar en el bucle de la impulsividad-frustración.

2- Nos impide disfrutar del momento

Es fundamental disfrutar de cada momento porque, aunque muchas veces no nos damos cuenta. Lo cierto es que cada momento que pasa no volverá. Y la impaciencia es el peor de los enemigos que podríamos tener en este sentido, ya que pone todo tu foco en lo que está por venir, impidiéndote disfrutar del aquí y del ahora, y de todo cuanto puedes crear en tu vida, con una actitud mucho más positiva, eficiente y feliz.

3- Afecta a nuestro estado emocional

La impaciencia afecta negativamente al equilibrio emocional. Las personas impacientes suelen ser exigentes, y vivir en un estado de irritación constante. ¿Por qué? Porque cuando la tensión por la falta de tiempo se perpetúa, los resultados no llegan o con dificultad tardan en hacerlo, las  emociones de dolor se instalan en el cuerpo físico y emocional de la persona. Las reacciones son entonces desmedidas respecto a lo que ocurre. Haciendo una similitud, por ejemplo, cuando estás nervioso y en tensión, cualquier pequeño ruido te altera, mientras que cuando estás relajado, el mismo ruido, apenas lo percibes. La impaciencia genera estrés, y con la cuerda tensa, prácticamente cualquier acontecimiento es motivo de mayor tensión. Este efecto es intenso, exponencial y un auténtico bucle de dificultad, del que necesitas salir.

VitalCoachingBarcelona-ImpacienciaPhoto by Alexander Lam on Unsplash

4- Puede afectar gravemente nuestra salud

La impaciencia no solo tiene consecuencias emocionales, sino que también las podemos sufrir a nivel físico. ¿Sabías que patologías como la hipertensión, la obesidad e incluso el envejecimiento prematuro pueden ser provocadas por un exceso de impaciencia?

Pues sí, así es… la impaciencia nos puede llevar a descuidar nuestra alimentación y, como consecuencia directa, puede generar obesidad. Además, está demostrado científicamente y avalado por múltiples estudios, que las personas impacientes tienen más probabilidades de sufrir hipertensión debido al estrés que soportan. Estás son sólo algunas de las consecuencias de la impaciencia, pero hay muchos otros factores de riesgo, derivados de ella, que afectan a nuestra salud.

5- Acelera el envejecimiento

La Universidad Nacional de Singapur y las de Berkeley y Pensilvania, han descubierto y publicado, en Proceeding of the National Academy of Science, que las personas más impacientes envejecen más rápidamente. Esto es así, debido a que sus telómeros (extremos de los cromosomas del ADN) son más cortos que los de las personas más serenas. Estas estructuras, que protegen al ADN de su degradación, están asociadas a la longevidad, y los científicos creen que cuanto más rápido desaparecen estos, antes envejecemos.

¿Cómo gestionar la impaciencia?

Ya conoces algunas de las consecuencias de la impaciencia, y la buena noticia es que puedes cambiar y gestionar tu impaciencia. Sí, la impaciencia es una actitud aprendida. Y del mismo modo que la aprendimos, la podemos desaprender para aprender nuevamente como queremos vivir.

Aun así,  me gustaría que entendieras que no se trata de erradicar la impaciencia, eso sería lucha contra un gran gigante. La clave está en educarnos en emociones, de manera que, cuando aparezca la impaciencia, no logre hacerse con el control y nuble nuestra capacidad para pensar y actuar. Para hacerlo, los siguientes 4 pautas, te ayudarán enormemente:

1- Provoca la actitud de tu confianza.

La inmediatez en la respuesta y resultados, no se logran por la impaciencia desmedida, sino por la confianza en tus resultados.

Si vives con impaciencia, te pido que escojas «algo» que te impaciente en este momento. Párate, tómate un tiempo para mirar con distanciamiento, analizar que quieres y que vas a hacer, pensando en la solución y objetivo que quieres alcanzar.  Según sea la situación, dos minutos de reflexión, serán suficientes. Si el asunto es importante, puede requerir de más tiempo. Realiza entonces un análisis más exhaustivo, mira con nuevas perspectiva, e incluso, si lo precisas, pide ayuda externa. Te recomiendo que lo valores, pues si lo piensas bien lograr tus objetivos bien merece toda tu atención, dedicación y tiempo. Sea cual sea tu decisión, empieza a vislumbrar la imagen de solución de lo que quieres lograr, creyendo que es posible. Cuanto más lo creas mayores serán tus posibilidades, confianza y capacidad de gestión.

A veces, para avanzar de verdad, necesitamos parar, y… hacer «algo» diferente

Impaciencia-VitalCoachingBarcelonaPhoto by Eli DeFaria on Unsplash

2- Genera tu visión

Cuando hayas proyectado tu imagen de solución, es decir, cuando te veas con el resultado de lo que quieres, como logrado, busca el beneficio de lo que haces a corto, medio y largo plazo, dándote cuenta de que la mayoría de las veces merece la pena esperar y tener paciencia, porque el beneficio será mayor. Organiza tus pasos y acciones, en relación a la visión de lo que quieres, y sabiendo que tienes que hacer para lograrlo.

3- Tus 5 minutos al día

Cinco minutos al día te cambiarán la vida. Empieza con este tiempo, si luego decides dedicarle más, estupendo. Por el momento, toma aire, inhalando profundamente por la nariz y exhalando por la boca. Respira luego con normalidad y con conciencia corporal, es decir dándote cuenta de que tomas aire y de que lo expulsas. Al inhalar, tomas el aire de la vida, te nutres de ella, al exhalar expulsas aquello que te sobra. Hazlo en calma, a ser posible en una posición cómoda -sentad@ o @- fuera de ruidos y distracciones externas. En este estado de tranquilidad, conectad@ con tu respiración, déjate sentir e inspirar.

4- Sonríe

La sonrisa es un antídoto contra el estrés. Cuando ríes tu cerebro se relaja y transmite esa misma información a todo tu cuerpo físico y emocional. Practica tu sonrisa y hazlo tanto como puedas. Esta te conectará con tu paz interna, y con las demás personas en una actitud más confiada, optimista y serena. Y si… no crees tener motivos para sonreír, búscalos, porque sí, siempre los hay. Sobre ello, y los beneficios de tu risa y de tu sonrisa, puedes leer más en este artículo «Tómate la risa en serio» 

Y tú, ¿eres una persona impaciente? ¿Qué medidas estás tomando para controlar las consecuencias negativas que te genera esa impaciencia? ¡Cuéntame! Me encantará saber un poquito más de ti y de tu experiencia. Y, si puedo ayudarte lo haré encantada. 
Mientras tanto… comparto contigo el artículo «¡Lo quiero YA!» en el que abordo la importancia y el cómo lograr gestionar la impaciencia e ir «paso a paso»

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Coach personal Barcelona, vitalcoachingbarcelona.com 

¿Sabías que el altruismo reduce el estrés?

El altruismo reduce el estrés, y consiste únicamente en ayudar a otros de forma desinteresada. Y hay algo que os puedo asegurar: siempre que ayudamos a otros, de alguna manera, salimos beneficiados… altruismo

El altruismo reduce el estrés

¿Sabías que… practicar el altruismo, especialmente cuando tenemos episodios de estrés, y contribuye a nuestro proceso de recuperación?

Es así, el altruismo reduce el estrés y esto ocurre porque, básicamente, las situaciones que provocan estrés, generan patrones de comportamiento protector como respuesta biológica ante la ansiedad.

En cambio, el impulso para conectar con otros y ayudarlos, activa la hormona oxitocina, conocida como hormona de la felicidad. Esta es una manera de reducir el estrés y también una fuente de resilencia.

Reduce el Estres Vital Coaching Barcelona

Por tanto, en esos momentos o situaciones en los que nos invade el estrés, si realizamos actividades de cuidado y ayuda a otros, estaremos liberando una mayor cantidad de oxitocina, ¿recuerdas?: la hormona de la felicidad…

Los efectos de la oxitocina son  altamente beneficiosos, por ejemplo:  reduce el ritmo cardíaco, disminuye la tensión arterial, reduce el ritmo cardíaco e inhibe la liberación de las hormonas responsables del estrés, es decir que su efecto, reduce el estrés.

Entonces, ¿por qué no siempre somos altruistas y seguimos teniendo estrés?

Todo lo anterior puede hacernos pensar que, a nivel biológico nacemos preparados para  recurrir a la ayuda y el apoyo como vía para aliviar el estrés. Sin embargo, no siempre somos capaces de entender y escuchar ese impulso.

De hecho, si has pasado por momentos de estrés, quizás lo único que querías era aislarte y encerrarte en ti mismo/a. Incluso, es probable que te llevara a estar continuamente a la defensiva con los demás y atacar a la mínima. Probablemente todos/as, hemos pasado por este tipo de momentos…
Y lo cierto es que cuando actuamos de esta forma en situaciones estresantes, en realidad, estamos actuando en contra de nuestra propia naturaleza.

Si estás en un momento complicado y este te está generando estrés, te invito a «pisar el freno», para levantar la mirada y ser consciente de que, ser víctima del estrés no te va a ayudar a resolver ningún problema, sino todo lo contrario…

Lo IMPORTANTE es que SI: Puedes hacer algo DIFERENTE 

Reduce Estres Vital Coaching Barcelona

¿Como gestionar y anticiparse al estrés?

Por ejemplo, la meditación es una herramienta fantástica para combatirlo.  Si dedica un poquito de tiempo a cerrar tus ojos, respirar y tratar de escuchar a tu cuerpo, conectarás con la esencia de tu ser, en ese «tu espacio interior». En él siempre hay calma y paz. Mi recomendación es que reserves un tiempo y espacio para ti, bastan 5 minutos por la mañana y otros 5, antes de dormirte. Si quieres, también puedes seguir una meditación guiada, escuchar música mientras te relajas, o sencillamente escuchar el latido de tu corazón y respiración. Lo que tu escojas será lo mejor para ir adquiriendo el hábito. 
Es muy probable que al principio aparezcan tus problemas en tu mente como si de fantasmas se tratara… No se trata de evitarlos, mejor obsérvalos; te aseguro que con un poquito de práctica aprender a meditar y observar tus problemas sin intentar correr tras ellos, ni intentar detenerlos, te ayudará a encontrar la paz y la tranquilidad. Lo sé por experiencia. 

Y, si necesitas ayuda, aquí me tienes, dispuesta a tenderte la mano y acompañarte. 

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Vital-Coaching-Barcelona-GratisCoach personal Barcelona, vitalcoachingbarcelona.com 

¿Demasiado ocupado? Causas y cómo cambiarlo

¿Te sientes demasiado ocupado? ¿Te has fijado en que parece que cuanto más ocupados estamos a lo largo del día, mejor nos sentimos?
Hoy quiero dedicar este post a romper el mito de que estar demasiado ocupados es sinónimo de ser importantes. Te aseguro que tu valor no depende de la cantidad de cosas que eres capaz de planificar en tu día…

estar demasiado ocupados

Por supuesto que en nuestra rutina diaria hay tareas ineludibles: ir al trabajo, cuidar a nuestros hijos… Pero debemos ser conscientes de que también hay muchas tareas que se apoderan de nuestro tiempo, nos hacen sentir demasiado ocupados, sin ser necesarias.

¿Por qué estamos demasiado ocupados?

1- Asociamos ocupación a valía

Hemos alcanzado un ritmo de vida en el que parece que tanto haces, tanto vales. Tu mente asocia, entonces, la idea de que si estás demasiado ocupado, eres valioso e importante. Y no es así. En realidad, creer y sentir, que la cantidad de cosas que puedes hacer en un día determina tu valor, puede crearte un sentimiento perpetúo de urgencia e impaciencia que nunca llegará a satisfacerte. Si no haces nada diferente, sigues en el bucle de la urgencia.

Demasiado ocupado Vital coaching Barcelona2- Saltamos de una tarea a otra

Saltar de una tarea a otra a lo largo del día es demasiado habitual. Tendemos a pensar que es una necesidad, pero lo cierto es que no; en realidad se trata de un impulso provocado por la dopamina.

Podríamos definir la dopamina como una droga que produce nuestro cuerpo de forma natural y que activa el circuito cerebral de recompensa a corto plazo.
Al liberarse en nuestro cerebro, nos proporciona gratificación, nos hace sentir bien, nos relaja. El problema es que, una vez que es liberada, como cualquier droga, el cerebro pide más… y así nos vemos envueltos en una vorágine de acción-recompensa que nos lleva a una adicción a la hiperactividad.

Las consecuencias de ello, y de estar demasiado ocupados, genera estrés, problemas de concentración, poco tiempo libre, etc.

Por qué y cómo dejar de estar «demasiado ocupado»

La neurociencia ha llegado a la conclusión de que, altos niveles de ocupación, es decir esta tendencia a la hiperactividad, tiene como consecuencia justo lo contrario a lo que originariamente se pretende: la pausa en nuestro cerebro.

Y es que para la creatividad es fundamental el tiempo libre, la inspiración, la distracción, incluso la meditación. Para lograrlo, necesitas priorizar, liberar tiempo, y sobre todo, hacer una reflexión consciente, que te lleve a realizar acciones diferentes.

demasiado ocupado Beatriz Palá1- Cambia tu perspectiva

Si te identificas a ti mismo como una persona siempre ocupada y/o impaciente, pregúntate qué pasaría si ya hubieses alcanzado todo lo que dices que quieres alcanzar… ¿Crees que, entonces, ya no vivirías en la urgencia? Sinceramente, lo más probable es que, aun habiendo logrado todo cuanto deseas, siguieses corriendo de un lugar a otro.

Si este es tu caso, te recomiendo que trabajes la paciencia, y practiques el amor y respeto hacia tu objetivo, hacia ti mismo y, también, hacia los demás.

2- Haz pequeñas pausas conscientes

Es probable que te cueste desconectar del ritmo que llevas, que te parezca difícil, o que simplemente pisar el freno te genere impaciencia. Es muy probable que al principio aparezca la necesidad de hacer más. No pasa nada, asúmelo y sé consciente de que hay una forma de salir de esa espiral…

  1. Pon alarmas que te avisen de que debes hacer un break.
  2. Cuando la alarma suene, para lo que estés haciendo. Detén también tus pensamientos y pon tu atención en tu respiración.
  3. Céntrate en relajar tu cuerpo y tu mente.

Éstas pequeñas pausas son pequeñas meditaciones que te ayudarán a comenzar a poner freno a la hiperactividad. Es un forma simple y efectiva de comenzar…
Te invito a ponerla en práctica introduciéndola de manera progresiva en tu día a día, junto con tus técnicas de mejora de la productividad… Y me encantaría saber si te ayuda, si notas algún cambio, en qué te ha servido.

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Como mantener la calma cuando te supera es estrés

Si llegas a un momento intenso en tu vida, en el que todo se desborda, y ya no sabes cómo mantener la calma, te ha superado el estrés.supera el estrés

¿Por qué nos estresámos?

Cuando estamos ante un peligro o una amenaza, instintivamente todo nuestro organismo se contrae. La energía disponible se prepara para la lucha o la huida. Esto es así porque la evolución nos ha dispuesto para afrontar todo tipo de situaciones difíciles, y así poder sobrevivir.

Día tras día nos encontramos con situaciones que causan verdaderos estragos en nuestro cerebro y en nuestro cuerpo.

Los distintos sucesos que vivimos, activan constantemente nuestro sistema nervioso. Por ejemplo, cuando te levantas por la mañana, tus hijos o los niños de la vecina de arriba están corriendo y tirando todo a su paso. Y aunque sea normal, pues son niños y hacen esas cosas…, tu te pones de los nervios. Sales de casa al trabajo y te pones nervioso por el tráfico y sus atascos. Durante el resto del día, hablas con clientes, cumples tus horarios, vas al supermercado, preparas la comida, limpias un poco, pones la lavadora etc…. ¿Y…?

¿Te sientes así, alguna vez? 

Estrés Coaching Paz

Pero…. ¿Que nos pasa realmente?

Mentalmente, vivimos orientados hacía el pasado y/o hacía el futuro, que muchas veces  tememos. ¿Sabes que a los animales no les pasa esto?. Ellos no se preocupan por que van a comer mañana, ni si tendrá luego una cita con el líder de la manada, no les interesa si tienen su hueco más limpio y mejor que su vecino, ni si los cachorros de la otra son unos salvajes. Los humanos somos diferentes… Todo lo pensamos, todo lo analizamos, y le damos mil vueltas. Nos comparamos, creamos juicios sobre los «otros» y sobre nosotros mismos. Lo hacemos en base a nuestro aprendizaje y experiencias pasadas, creando así nuestros propios juicios, que son distintos a los de las otras personas. Eso es lo que hace que nuestro cerebro malinterprete, genere conflictos y nos tenga a la defensiva constantemente.

Todo está en nuestra mente, nuestras emociones crean pensamientos, y una mala gestión de estos, lo pagamos con estrés.

¿ Cómo generamos el estrés?

Cuando un humano sufre un trauma o conflicto, el miedo prepara nuestro cuerpo para dar sus respuestas de emergencia y activa una serie de respuestas fisiológicas que, nos cuesta mucho controlar. El estrés causado por este hecho o trauma, nuestro cerebro luego nos lo agrava.

A diferencia del ser humano, el estrés en un animal se presenta como una crisis breve y ocasional. Y aunque los animales aprenden de la situación y evolucionan como raza, sienten estrés por puro instinto de supervivencia y únicamente para hacer frente a una situación de peligro. Por ejemplo: Cuando, un animal va a ser cazado y escapa por los pelos, no se pasa los siguientes días pensando madre mía, es que no debería haber ido solo por el prado. Una persona, cuando sufre un trauma como un accidente leve de coche, se pasa los días después asustado, y temiendo que le vuelva a suceder algo peor.

Repasar y analizar la situación,  sobre lo que la provocó o que podía haber hecho diferente, es excelente en la medida que nos permite aprender y mejorar. Pero, por lo general no damos este paso más allá, y nos quedamos días y días pensando en bucle, generando un estrés añadido  y temiendo cosas que no pasaron.

Mindfulness: la técnica para superar el estrés

MIndfulness Estres Coaching Barcelona

La técnica de la «atención plena» o Mindfulness es perfecta para gestionar cualquier conflicto. Con ella aprenderás a ser consciente de lo que te sucede a ti en cada situación. Permanecerás en el presente, regulando tu propio sistema nervioso, para finalmente desarrollar nuevas formas de afrontar y solventar problemas y conflictos.

El Mindfulness requiere práctica e intención para lograr identificar tus pensamientos y potenciar los que realmente te ayudan a lograr una vida de mayor armonía, éxito y felicidad.

4 pasos para calmarte cuando te supera el estrés.

1- Mantente en el presente

El momento presente es el más maravilloso y el único del que disponemos para VIVIR.

Cuando vivas una situación de conflicto con otros, o contigo mismo, te reto a parar y «darte cuenta» de que está realmente sucediendo. Para ello, debes quedarte en la situación y respirar hondo. Pregúntate, entonces: ¿Cómo me siento? , ¿Cuales son mis emociones?, Que tengo yo que ver con esta situación?,  y ¿Que es lo que voy a hacer y me ayuda a resolver realmente esta situación?

Tu estado de presencia, te permitirá conectar con tus verdaderas emociones. Muchas veces, lo que nos ocurre y enfada, tiene que ver con algo más interno y personal que el hecho en sí mismo. Significa eso que, las situaciones externas, suelen ser señales que nos muestran un aprendizaje propio, sobre «algo» que requiere ser resuelto. El estado de presencia te dará información muy valiosa para ti, y la resolución de tus conflictos a otro nivel.

2- Dejar el juicio

Tendemos a juzgar a los demás, y considerarlos culpables de lo que nos pasa. Y sé que no hacerlo, puede parecerte complicado. Sin embargo es esencial hacer este ejercicio para tu paz y aprendizaje. ¿Por qué? Porque la mente siempre buscará argumentos defensivos para justificar los hechos. Por ejemplo, puedes pensar que el mundo está en tu contra, que te tienen manía, que los «otros» son desagradecidos, etc… Hacerlo así, te ubica en el mismo lugar en el que se originó el conflicto, sin posibilidades reales de solución. Si juzgas a otros, te sentirás una víctima sin recursos. Y aunque según sea tu carácter reaccionarás de un modo u otro, esto nunca te funcionará, si lo hará el valioso aprendizaje de comprender que tiene esa situación que mostrarte a ti. Hazlo dejando la mente a un lado, para conectar con tu verdadero poder personal. Desde esa calma y orientado a la solución, podrás – en ese momento u otro- aclarar tu percepción de las cosas, y ya con tu sistema nervioso relajado podrás gestionar la situación con conciencia y éxito.

3- Céntrate en el cuerpo

Abre tu mente y céntrate en las sensaciones corporales. Aferrarte a las sensaciones agradables. Y si sientes alguna desagradable, reconócela y acéptala. ¿Por qué? Porque te estará indicando «algo». Agradécelo.

Luego, cuando medites, toma esta sensación, y en estado de presencia, dale un espacio, permite que se exprese e indique que le ocurre, y así la dejas ir….

Mindfulness Estres Coaching

4- Respira

Toma consciencia de tu respiración. El aire es fuente de vida, cuando inhalamos nos nutrimos y alimentamos las células de nuestro cuerpo con sabía nueva. Cuando exhalamos soltamos lo que nos sobra y ya no nos sirve. Este proceso cíclico es inconsciente y lo hacemos de forma natural, aún así la calidad de nuestra respiración, determina la calidad de nuestra vida.

Si te das cuenta, observarás que cuando te estresas la respiración se corta y acorta. Tu cuerpo necesita adaptarse y es un esfuerzo. Sostenido en el tiempo, el estrés se convierte en ansiedad. Por ello es tan importante prestar atención a como es nuestra respiración. Si percibimos que podemos acompasarla con presencia y tranquilidad, podemos hacerlo. Sólo se requiere conciencia corporal, que es darse cuenta de que vivimos en cuerpo, y que su cuidado nos fortalece cuando nos sentimos unidos a él.

Vivimos como respiramos, si prestas atención a tu respiración y respiras con conciencia, disfrutarás de una vida más plena y feliz…

Con estos 4 pasos y tu práctica consciente, tu vida mejorara exponencialmente. La serenidad de cuerpo, mente y espíritu que conseguirás te brindará una vida de mayor paz y felicidad.

Así que no lo pienses más y, por favor, gestiona a tu favor cualquier situación que implique estres en tu vida, con la presencia de vivir según el Mindfulness. Como en todo, la práctica te dará la maestría. 

“La paz no es algo externo, a perseguir o conquistar. La paz es interna y nace del corazón de quien la habita.”  Thich Nhat Hanh

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Coach personal Barcelona, vitalcoachingbarcelona.com 

Plan de acción diario, ¿tienes uno?

coaching barcelona plan de acción

 

 

 

 

Suena nuestro despertador. El el pistoletazo de salida a un largo y nuevo día de nuestra vida. Solo por eso es una buena noticia; pero también es el comienzo a muchas cosas por hacer… ¿Tienes un plan de acción para llevarlas a cabo?

Lo cierto es que son muy diferentes esos días en los que sabemos perfectamente lo que tenemos que hacer, que cuando no sabemos lo que vamos a tener que afrontar.

Sin embargo, confundimos el hecho de llenar nuestra agenda de tareas y buenas intenciones con el hecho de decidir aquellas acciones a las que debemos prestar atención.
Planificar no es cuestión de decir cuándo vas a hacer algo. Planificar implica saber si vas a tener el tiempo y los recursos para realizar algo y decidir cómo lo vas a hacer.

Te invito a hacerte las siguientes preguntas: ¿Me siento bien cada mañana,  frente al nuevo día y a todas las cosas que tengo que hacer? ¿O me produce estrés saber todo lo que tengo que hacer?

Un plan de acción diario debe ser una especie de manual, o más bien de guía para avanzar a lo largo del día, eliminando el estrés y la incertidumbre; y al mismo tiempo, el plan de acción es una herramienta que nos sirve como motivación para realizar todas esas acciones que hemos planeado.

Pero siendo realistas, es imposible saber, con absoluta precisión, todo lo que va a ocurrir mañana, así que, para llevar a la práctica tu plan de acción con éxito, es imprescindible, además de ser flexible, estar dispuest@ a realizar ajustes, eligiendo tu con criterio, que es mejor para ti en cada caso, y como reorganizar el plan de acción hacía tus objetivos, manteniendo tu compromiso y motivación.

8 Pasos para un que tu plan de acción resulte efectivo

  1. Utiliza tu agenda para anotar acciones, eventos y objetivos que tienes previstos, con su fecha y hora establecidas.
  2. Desglosa las tareas que requieren tus objetivos para su consecución y logro.
  3. Asígnales un tiempo previsto para su ejecución. Puedes desglosar varías tareas en sub tareas, si eso te facilita el trabajo.
  4. Reserva el tiempo necesario para realizar cada una de ellas, en tu agenda y días previstos.
  5. Revisa a diario y al final de día, tus tareas realizadas a lo largo del día. Felicítate por tus logros, y reorganiza tu siguiente día, con una visión global de tu proyecto y objetivos. Siempre estás a tiempo de realizar ajustes y modificaciones…, eso si, hazlo en base a tus aprendizajes, y siempre recordando la motivación de los beneficios que implicará para ti, haber finalizado tu proyecto en la fecha prevista.
  6. En general, y a medida que vayas realizando «tareas varías» (llamadas de teléfono, emails, imprevistos, etc.), analiza la necesidad en cada momento de dedicar algo de tiempo a aclarar qué es cada cosa, y organiza las nuevas tareas e información que vayan surgiendo a raíz de ellas.
  7. Y, si puedes agrupa tareas que te requieran acciones iguales o similares, de forma que te ahorres tiempo y esfuerzo. Por ejemplo, puedes destinar una hora al día a abrir y contestar correos, o devolver llamadas de teléfono, en vez de interrumpir tu trabajo cada vez que te llegue un correo o que alguien te llame.
  8. Y, antes de iniciar una tarea, si te predispones positivamente a ella, por ejemplo imaginando que la has realizado y finalizado con éxito, te sentirás más fortalecido y motivado para realizarla. La mente funciona con estímulos, y la imaginación anticipada, es una excelente forma de entrenarla a tu favor para tu éxito.

Y hasta aquí el post de hoy. Espero que te te sean útiles estos sencillos consejos, para la mejora de tu vida y la consecución de tus objetivos.

Si quieres, entonces…

 Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Coach personal Barcelona, vitalcoachingbarcelona.com 

 

Cómo mantener a raya el estrés en el trabajo

mantener a raya el estrés

Muchos aún están comenzando o planeando sus vacaciones, pero muchos otros están ya de vuelta. Y a la vuelta… Toca comenzar a organizar el regreso al trabajo. O quizá has decidido poner en marcha tu propio proyecto y es momento de empezar. Sea cual sea tu caso, lo ideal es regresar al mundo laboral aprovechando las energías renovadas de las vacaciones y evitando estrés innecesario. Es por ello que hoy quiero hablaros de tres cosas, tres sencillas estrategias que nos ayudan a mantener a raya el estrés.

Lo cierto es que cada persona es diferente y por lo tanto las soluciones deben adaptarse también de forma exclusiva. Aún así, existen algunas formas o estrategias genéricas y que a todos nos pueden beneficiar y ayudar a mejorar reducir el estrés, dentro y fuera del trabajo:

Escribe lo que sientes

Estarás pensando, «pues vaya novedad». Tienes razón, no es la estrategia más novedosa, pero te aseguro que funciona.

Escribir nos ayuda a canalizar nuestra energía y ver las cosas desde otras perspectivas. Escribir nos ayuda a salir de alguna manera de la situación y contemplarla desde fuera. Y esto, sin duda, favorece el encontrar nuevas salidas y soluciones; porque cuando lo pensamientos comienzan a dar vueltas en nuestra cabeza sin rumbo, solo hacemos eso, dar vueltas en círculo a la misma situación sin solución.

Además, al plasmar en el papel todo aquello que nos agobio, preocupa o genera estrés hace que ese estrés abandone nuestro cuerpo para instalarse físicamente en el papel.

Cuando sientas que algo te supera, saca papel y boli y empieza a escribir… ¿En qué punto te encuentras?, ¿qué es lo que sientes exactamente?, ¿Por que piensas que te sientes mal? ¿Que si quieres?  ¿Que puedes hacer diferente para lograrlo? ¿Que opciones tienes? ¿Que vas a hacer? Y así empiezas a dibujar tus primeras ideas orientadas a acciones de solución hacía lo que si quieres.

Música y aire libre como terapia infalible

Si tu estrés ha superado los límites y te sientes tan agobiado que no puedes ni escribir, coge tu móvil o MP3, ponte los auriculares con tu música favorita y sal a la calle a dar un paseo. Necesitas un respiro.

Y la música tiene un efecto muy positivo en nuestro cerebro, es capaz de cambiar nuestro estado de ánimo e incluso puede tener un efecto analgésico aliviando el dolor. Y salir de casa te despejará, además está demostrado científicamente que la luz solar es una excelente terapia para combatir la ansiedad y la depresión.

Juega, experimenta, diviértete

En nuestra vida adulta, jugar se convierte simplemente en un vago recuerdo. Craso error. Jugar relaja la mente y estimula la creatividad, por eso, deberíamos jugar más.

Si tienes niños en casa, ya tienes la excusa perfecta para jugar. Y si no, quizá tienes un perro u otra mascota. Incluso puedes jugar en la oficina con cualquier juego que despierte tu creatividad, rompecabezas, por ejemplo.

Si prueba cualquiera de estas tres estrategias en esos casos en los que el estrés amenaza, estoy segura de que rápidamente notarás lo beneficios… De hecho, la idea es convertirlas en hábitos, de manera que el estrés no supere los límites.

3-pasos-para-poner-limite-a-TU-estress-bY, si te apetece también puedes practicar con algunas de las efectivas técnicas antistress, que te propongo en mi e.book “3 pasos para poner limite a TU ESTRESS” Descárgatelo gratis AQUÍ.

Me encantaría saber cuál utilizas con más frecuencia, cuál te resulta más efectiva o si tienes otras técnicas que te ayudan…

¡Nos leemos! 🙂

 

Beatriz-Palá-Calvo

Y… si quieres saber cómo puedo ayudarte

de forma personalizada y para TI…

Nos vemos

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

¡No puedo con este estrés!

stress

La situación económica, social y laboral, desde hace ya años, nos ha arrastrado a un (casi) inevitable estado de inquietud y preocupación. ¡Estamos estresados!

Quizá hablamos demasiado alegremente de estrés. O no. ¿Qué es el estrés? 

Como nota curiosa, comentar que el término estrés proviene de la física y la arquitectura, y se refiere a la fuerza que se aplica a un objeto, que puede deformarlo o romperlo.

En la Psicología, estrés suele hacer referencia a ciertos acontecimientos en los cuáles nos encontramos con situaciones que implican demandas fuertes para el individuo, que pueden agotar sus recursos de afrontamiento.
Desde que el fisiólogo canadiense Selye introdujo este término en la psicología, la definición de ‘estrés’ ha sido algo controvertida. Ha sido entendido como:

  • Reacción
    A cambios fisiológicos, situaciones emocionales, cambios conductuales, etc.
  • Estímulo
    Capaz de provocar una reacción de estrés.
  • Interacción
    Entre las características del estímulo u los recursos del individuo.

Hoy, es la última opción la que se considera y acepta como la más completa y acertada. Por lo tanto, podemos definir el estrés como el proceso que se inicia ante un conjunto de demandas ambientales que recibe una persona, a las cuáles debe dar una respuesta adecuada, poniendo en marcha sus recursos de afrontamiento. Cuando la demanda del ambiente (laboral, social, etc.) es excesiva frente a los recursos de afrontamiento que se poseen, se van a desarrollar una serie de reacciones adaptativas, de movilización de recursos, que implican activación fisiológica. Esta reacción de estrés incluye una serie de reacciones emocionales negativas (desagradables), de las cuáles las más importantes son: la ansiedad, la ira y la depresión.

Pero no todo no estresa, para que algo realmente tenga el poder de estresarnos, debe contar con, al menos, alguna de estas características:

  • Se trata de algo nuevo
  • Es impredecible (no tenemos la certeza de lo que va a ocurrir o cómo se va a desarrollar).
  • Tenemos la sensación de no poseer el control de la situación.
  • Nos da la impresión de que supone una amenaza para nuestra integridad física.

Cuando experimentamos una situación de estrés, por lo general, ha habido o pasado algo que cumple alguno (o varios) de esos requisitos… Lo demás que nos va ocurriendo, quizá no es estrenaste en sí, pero puede alimentar esa tensión.

¡Acaba con el estrés!

Como para (casi) todo, el primer paso es querer… Así que, toma las riendas, enfréntate al estrés y plántale cara dispuesto/a a eliminarlo de tu vida. Quizá esta práctica te ayude:

Dedica unos minutos a analizar qué situaciones son las que te provocan realmente estrés. Una vez identificadas esas situaciones, realiza una lista; si las sitúas por orden de más a menos estrenaste, mejor. Luego, echa la vista atrás en cada una de ellas para aclarar si se trata de situaciones que siempre te han estresado o existe una fecha desde la que han comenzado a afectarte (de ser así, es conveniente saber también qué ha provocado ese cambio).

Una vez identificadas todas las situaciones estresantes, es hora de ponerles solución para que dejen de serlo. Y estas son las técnicas:

  • Generales
    Metemos dentro de este grupo los recursos personales, como pueden ser la dieta, el ejercicio físico, etc.
  • Fisiológicas
    Podemos combatir el estrés, por ejemplo, con técnicas de relajación o meditación.
  • Cognitivas
    Cambiar la percepción y la interpretación de las cosas ayuda. Ponerse frente a la situación o motivo estrenaste y verlo como si fueras un mero espectador puede ayudar a encontrar nuevas salidas y soluciones.
  • Conductuales
    Situamos en este grupo todas las estrategias y habilidades a las que podemos recurrir. Un buen ejemplo es trabajar y utilizar herramientas o técnicas que ayuden a mejorar la gestión del tiempo, ser más asertivo, etc.

El estrés es una respuesta del organismo a cualquier cambio. Pero tengamos en cuenta que cierto estrés es beneficioso y práctico, ya que nos permite estar despiertos, atentos y motivados. El problema aparece cuando se mantiene constante en el tiempo y acaba robándonos la energía, la motivación y el ocasiones hasta la autoestima.

Enfréntate a tu lista de situaciones y motivos estresantes, decide qué técnicas vas a aplicar para poner fin al estrés y… ¡A por ello!

Tu vida está en tus manos, es tuya y sólo depende de ti, de loquee tú quieras y decidas hacer con ella. Ten siempre muy presente que lo que ocurre no es realmente lo más importante, lo que de verdad importa es lo que piensas que ocurre.

Toma las riendas, pasa a la acción y ¡sé feliz!

Beatriz-Palá-Calvo

Si crees que necesitas hacer «algo» diferente

Nos vemos

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.