Pedir ayuda ¿Te cuesta? Causas. Aprende cómo pedir ayuda

Son muchas las personas a las que les cuesta pedir ayuda a los demás. ¿Es tu caso?, ¿eres de las personas que intentan solucionar todo a solas sin decir nada a nadie?

Uno de los principales motivos por los que las personas no piden ayuda o les cuesta hacerlo es por la falsa creencia de que pedir ayuda es sinónimo de debilidad.
¡Nada más lejos de la realidad! te aseguro que mi experiencia me ha demostrado que son precisamente las personas más fuertes las que no tienen ningún problema en pedir ayuda a otras personas, porque son conscientes de que no pueden hacerlo todo por sí mismas.

pedir-ayudaLa realidad es que las personas no somos autosuficientes y, desde luego, no podemos hacer absolutamente todo por nosotros mismos. Podemos decidir no pedir ayuda; cierto, pero eso solo nos servirá para limitarnos.

Las personas que avanzan, que crecen, que evolucionan y llegan lejos tienen siempre un denominador común: reconocen sus límites y piden ayuda.
Estas son dos cualidades de personas fuertes y seguras de sí mismas.

Lo que te impide pedir ayuda

El gran responsable de que nos cueste tanto pedir ayuda es nuestro ego.

Por eso pedir ayuda, no sólo no es de débiles, sino que es propio de personas valientes, porque quien es capaz de pedir ayuda, no se siente ni más ni menos que los demás.

Poder solos con todo es casi imposible. Y es importante que sepas que cuando lo intentas, en realidad lo haces por tu ego, y también por un grado excesivo de auto exigencia y perfeccionismo. Al final, y puesto que uno no podrás con todo, sentirás culpa, te juzgarás e incluso te criticarás a ti mismo/a.

Te aseguro que la vida es mucho más fácil y más agradable cuando te dejas ayudar por los demás. Además, saber pedir ayuda nos acerca y nos une a las personas que nos rodean. Estas nos verán tal como somos, permitimos así que las otras personas puedan también ser ellas mismas, expresarse desde el corazón, permitiendo forjar vínculos más profundos con las personas que nos quieren. El poder de la vulnerabilidad, además de unirnos, nos hace más libre y fuertes..

Pedir Ayuda Vital Coaching BarcelonaAprende a pedir ayuda

Si quieres ser de los fuertes, de los valientes capaces de pedir ayuda, te invito a poner estos 4 consejos en práctica; estoy segura que te ayudarán a avanzar y mucho…

1- Di lo que quieres

Expresa lo que quieres de forma clara, sin dar vueltas, con cariño y con respeto: «te agradecería si puedes ayudarme con el trabajo», «me haría muy feliz que me llames», «quiero un abrazo», …

2- Dilo con seguridad

Date cuenta de lo importante que para ti es la ayuda de otra persona. Conecta con la emoción de tu deseo, y con esa convicción, y agradecimiento previo, exprésalo con confianza y respeto. Cree en ti y que lo mereces. Y dilo de la misma forma, también con agradecimiento, respeto y amor, por ti mismo, por la otra persona.

3- Confía 

Confía en que la otra persona será honesta y sincera. No las juzgues, y acepta su derecho y decisión, a decir si, y también a decir no.

4- Sé generoso/a

Sé generoso/a, ya sea para aceptar un «sí», un «no» o un «quizá» como respuesta. Agradece su respuesta, sea esta cual sea, y felicítate a ti mismo, por el paso de pedir ayuda que acabas de dar. Sigue practicando más allá de las otras personas, y hazte un maestro en el arte de pedir ayuda a tus personas de confianza.

¿Recuerdas cuándo fue la última vez que pediste ayuda? ¿Cómo te sentiste? ¿Qué miedo o creencia hizo que te costara tanto pedirla?. Al hacerlo, ¿mereció la pena? ¿Que te aportó la experiencia?. Me encantará conocer tu experiencia, por eso te invito a compartirla en los comentarios… 
Mientras, te envío un gran abrazo. 

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Aprender a gestionar tu enfado: 7 pasos

Hay personas que se enfadan continuamente y por prácticamente todo. Aprender a gestionar tu enfado, cuando tienes que atender algún imprevisto, vas conduciendo, llegas a la oficina, cuando suena el teléfono…, no siempre es fácil. También es verdad, que  hay otras personas, que por el contrario, prácticamente nunca se enfadan, no importa lo que pase. Sí, sí, también los hay que se enfadan a veces; pocas, y de la forma adecuada.

gestionar el enfadoTú, ¿con qué tipo de persona te identificas?

Recurriré a una frase con la que estoy totalmente de acuerdo:

“Enfadarse es fácil, lo hace todo el mundo. Pero hacerlo con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y gestionar tu enfado de la forma correcta, eso ya no es tan fácil”.

¡Qué frase tan acertada!

Si miras a tu alrededor, y quizá a ti mismo/a, podrás comprobar que la mayoría de las personas no sabemos gestionar de forma positiva el enfado..

A veces nos enfadamos sin motivos, otras perdemos el control en el enfado y decimos cosas que realmente no sentimos. Cuando estamos enfadados, no escuchamos, sino que deseamos tener la razón, y precisamente el enfado mal gestionado, hará que la perdamos, aunque objetivamente la tengamos.

Existe, además un enfado dañino, que generamos cuando nos sentimos dolidos, entonces, en vez de querer tener la razón con argumentos sólidos, nos enfocamos a hacer daño a la otra personas, y por ende, a nosotros mismos. Otras veces -y esto les ocurre más habitualmente, a las personas menos asertivas–  ni siquiera se expresa el enfado, lo cual es tan negativo y destructivo como expresarlo de manera exagerada.

gestionar-enfado-BeatrizPaláAprende a gestionar tu enfado

Para poder gestionar de manera adecuada tus enfados, es importante un ejercicio de auto conocimiento e introspección personal. La madurez e inteligencia emocional son la gran baza de la vida, pues cuando tienes cierta madurez, eres capaz de «darte cuenta» de lo que estás sintiendo, identificar tus emociones y reacciones previas al enfado … Y ese es el primer paso para la gestión del enfado.

Gestión del enfado Vital Coaching Barcelona7 Pasos para gestionar tu enfado

1- Obsérvate

Obsérvate, conócete y reconoce tus reacciones en el momento previo al enfado. Si conoces antes de reaccionar que te está ocurriendo, podrás gestionarlo con madurez y solvencia. Así pues, antes de reaccionar, «date cuenta» y pisa el freno. Para y obsérvate. Y, si no te da tiempo, reflexiona sobre como lo hubieras hecho diferente, después de haber actuado sin parar y pensar…  Al hacerlo, estarás gestionando tu enfado, y entrenando tu mente para que en siguientes ocasiones, tomes ese «instante» para el parar, pensar y observarte.

2- Respira

Puede parecer una obviedad, pero el clásico truco de contar hasta para gestionar tu enfado, y 10 antes de reaccionar, funciona.

Te servirá para marcar los límites y, probablemente, en muchas ocasiones, para darte cuenta de que el motivo por el que ibas a enfadarte, no era tan poderoso.

3- Busca alternativa para gestionar tu enfado

Antes de reaccionar hablando con gritos, malas formas o con ironía, ¡prueba gestionar tu enfado con calma! Quizá al principio no te resulte fácil, pero te aseguro que es posible. ¿Como hacerlo?

3.1- Cambia la perspectiva

Ponte en el lugar de la otra persona, intenta ocupar su papel, entender por qué ha actuado así. No se trata de que la disculpes ni la compadezcas, no. Se trata de que comprendas sus razones. Esto te acerca a la solución de tu enfado.

3.2- Orientate al resultado

Entonces, pregúntate: ¿En lo que depende de mi, que si puedo hacer para lograr los resultados que deseo? Es decir, sal de la inercia e impulsividad, que te lleva a querer tener la razón, y a que la otra persona se entere de una vez, por ejemplo , de quien eres tu, demostrándole con tu enfado y gritos, que, él o ella, a ti no se te pisa, etc… Estas formas de actuar sólo te alejarían de tu objetivo y resultados. ¿Te interesa? No. Piensa, en cambio, en que quieres lograr de esta conversación, y enfócate tanto como te sea posible en lo que de verdad deseas lograr. Con argumentos expresados desde la calma, y con respeto por la otra persona, estarás mucho más cerca de lograr lo que deseas, de lo que te imaginas.

Gestionar tu enfado Beatriz Palá4- Exprésate

No te calles. Exprésate. Gestiona tu enfado, explicando lo que te ha molestado, cómo te hubiera gustado que sucedieran las cosas y dónde están tus límites.

Pero exprésalo con paciencia y con un buen tono y con cariño. Para ello, fuerza tu pensamiento positivo sobre la otra persona. Te caiga bien o mal esa persona, tiene cosas que son valiosas y que como persona le hacen merecedora, tanto como a ti, de su vida. Respétala por encima de los hechos.

5- Despresuriza tus emociones para la gestión de tu enfado

No dejes que se te vayan acumulando cosas malas. Si algo no te gusta o te molesta, no te lo guardes, desde el respeto, dilo lo antes posible para evitar que ese malestar se convierta en algo más grande. Hazlo con respeto, contundencia y asertividad. Siempre funciona.

7- Renuncia a la necesidad de que todo sea como tú deseas

Acepta que la cosas pueden ser de una manera diferente a la que tú quieres o esperas. Entiende y acepta que no todo el mundo puede estar sujeto a tus deseos y/o expectativas. Y, sobre todo, entiende y acepta que, a pesar de ello, puedes gestionar tu enfado, y tanto si tienes razón o no, continuar siendo feliz.

Espero que te sean de gran ayuda estos consejos a la hora de gestionar tus enfados. Me encantará saber si te funcionan o conocer otros trucos que quizá tú estás poniendo en práctica, te invito a comentarlo abajo.
Mientras tanto, te envío un enorme abrazo, deseándote pases unos felices días.  

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

¿Demasiado ocupado? Causas y cómo cambiarlo

¿Te sientes demasiado ocupado? ¿Te has fijado en que parece que cuanto más ocupados estamos a lo largo del día, mejor nos sentimos?
Hoy quiero dedicar este post a romper el mito de que estar demasiado ocupados es sinónimo de ser importantes. Te aseguro que tu valor no depende de la cantidad de cosas que eres capaz de planificar en tu día…

estar demasiado ocupados

Por supuesto que en nuestra rutina diaria hay tareas ineludibles: ir al trabajo, cuidar a nuestros hijos… Pero debemos ser conscientes de que también hay muchas tareas que se apoderan de nuestro tiempo, nos hacen sentir demasiado ocupados, sin ser necesarias.

¿Por qué estamos demasiado ocupados?

1- Asociamos ocupación a valía

Hemos alcanzado un ritmo de vida en el que parece que tanto haces, tanto vales. Tu mente asocia, entonces, la idea de que si estás demasiado ocupado, eres valioso e importante. Y no es así. En realidad, creer y sentir, que la cantidad de cosas que puedes hacer en un día determina tu valor, puede crearte un sentimiento perpetúo de urgencia e impaciencia que nunca llegará a satisfacerte. Si no haces nada diferente, sigues en el bucle de la urgencia.

Demasiado ocupado Vital coaching Barcelona2- Saltamos de una tarea a otra

Saltar de una tarea a otra a lo largo del día es demasiado habitual. Tendemos a pensar que es una necesidad, pero lo cierto es que no; en realidad se trata de un impulso provocado por la dopamina.

Podríamos definir la dopamina como una droga que produce nuestro cuerpo de forma natural y que activa el circuito cerebral de recompensa a corto plazo.
Al liberarse en nuestro cerebro, nos proporciona gratificación, nos hace sentir bien, nos relaja. El problema es que, una vez que es liberada, como cualquier droga, el cerebro pide más… y así nos vemos envueltos en una vorágine de acción-recompensa que nos lleva a una adicción a la hiperactividad.

Las consecuencias de ello, y de estar demasiado ocupados, genera estrés, problemas de concentración, poco tiempo libre, etc.

Por qué y cómo dejar de estar «demasiado ocupado»

La neurociencia ha llegado a la conclusión de que, altos niveles de ocupación, es decir esta tendencia a la hiperactividad, tiene como consecuencia justo lo contrario a lo que originariamente se pretende: la pausa en nuestro cerebro.

Y es que para la creatividad es fundamental el tiempo libre, la inspiración, la distracción, incluso la meditación. Para lograrlo, necesitas priorizar, liberar tiempo, y sobre todo, hacer una reflexión consciente, que te lleve a realizar acciones diferentes.

demasiado ocupado Beatriz Palá1- Cambia tu perspectiva

Si te identificas a ti mismo como una persona siempre ocupada y/o impaciente, pregúntate qué pasaría si ya hubieses alcanzado todo lo que dices que quieres alcanzar… ¿Crees que, entonces, ya no vivirías en la urgencia? Sinceramente, lo más probable es que, aun habiendo logrado todo cuanto deseas, siguieses corriendo de un lugar a otro.

Si este es tu caso, te recomiendo que trabajes la paciencia, y practiques el amor y respeto hacia tu objetivo, hacia ti mismo y, también, hacia los demás.

2- Haz pequeñas pausas conscientes

Es probable que te cueste desconectar del ritmo que llevas, que te parezca difícil, o que simplemente pisar el freno te genere impaciencia. Es muy probable que al principio aparezca la necesidad de hacer más. No pasa nada, asúmelo y sé consciente de que hay una forma de salir de esa espiral…

  1. Pon alarmas que te avisen de que debes hacer un break.
  2. Cuando la alarma suene, para lo que estés haciendo. Detén también tus pensamientos y pon tu atención en tu respiración.
  3. Céntrate en relajar tu cuerpo y tu mente.

Éstas pequeñas pausas son pequeñas meditaciones que te ayudarán a comenzar a poner freno a la hiperactividad. Es un forma simple y efectiva de comenzar…
Te invito a ponerla en práctica introduciéndola de manera progresiva en tu día a día, junto con tus técnicas de mejora de la productividad… Y me encantaría saber si te ayuda, si notas algún cambio, en qué te ha servido.

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Guía para meditar mientras corres

Correr y meditar son dos actividades realmente muy beneficiosas para nuestra salud, tanto a nivel físico, psicológico y emocional.
De hecho, forman un tándem tan perfecto que, ¿por qué no unir ambas actividades?

meditar mientras corres

Piénsalo, mientras corremos, quemamos calorías, lo cual mejora nuestra calidad de vida y la alarga. Y mientras meditamos, reducimos el estrés y mejoramos la salud cardiovascular. Además, ambas actividades nos ayudan mentalmente y contribuyen a mejorar nuestra autoestima, confianza y bienestar.

¡Todo son ventajas! Aún así, a lo mejor estás pensando que si ya te cuesta incluir una nueva actividad en tu rutina diaria, dos es casi misión imposible…
Y ahí es justo donde quería llegar. Meditar mientras corres es posible. Y hoy me gustaría darte la base para lograrlo, ¿te animas a ponerlo en práctica?

También te puede interesar:  Como empezar meditar de forma sencilla

Como aprender a meditar mientras corres

  • Corre con atención plena

La atención plena es una forma de ser y estar, muy recomendable para todas las actividades de la vida. Toda una invitación a vivir en el momento presente del aquí y del ahora. Con agradecimiento por este estado presente y todo cuanto te está regalando en este preciso momento.

Tan simple y tan complejo a la vez…

Lo cierto es que si logras salir a correr poniendo toda tu atención en lo que tiene que ver con esta rutina, de alguna manera, ya estarás meditando.

El secreto radica en mantener presente tu conciencia siempre. En los puntos positivos (sentir el aire, mejorar el ritmo…) y también en los momentos más complicados (cuando correr se pone difícil, cuando sientes dolor…).

Guía Meditar corriendo Vital Coaching Barcelona

  • Encuentra tu ancla

Sal a correr. Es lo más importante…

Y sí, es muy probable que en cuestión de minutos, quizá solo de segundos, ya estés pensando en otras cosas: en el trabajo, en lo que tienes que hacer más tarde, en algún problema concreto… No pasa nada, deja fluir los pensamientos y no luches en su contra; simplemente, en cuanto te des cuenta de que está ocurriendo, procura regresar al presente y poner la atención conscientes en tus movimientos.

El secreto de la meditación es justamente ser consciente.

La respiración es una herramienta de gran ayuda. Conéctate a tu respiración, sé consciente de cómo respiras, de qué patrón sigues al respirar, cuántos segundos son de inspiración y cuántos de espiración… Esto es un ancla a la que puedes regresar cada vez que seas consciente de que tu mente se dispersa.

Correr Meditar Vital Coaching Barcelona

  • Escoge un mantra

Un mantra es un sonido o una palabra que tiene cierto poder psicológico o espiritual cuando es repetido.

Repetir nos ayuda a abrir nuevas sendas y conexiones neuronales… y cuando repetimos un mantra, de alguna manera estamos creando una autopista a nuestros pensamientos.

El poder de los pensamientos es asombroso. Te aseguro que si piensas constantemente «no puedo correr», cada vez que ese pensamiento habite tu mente, se hará más fuerte, hasta apoderarse de ella… Pero si realmente, ese día, no puedes o has decidido no correr, modifica tu anterior pensamiento de «no puedo correr», por este otro: «Hoy no saldré a correr, mañana si lo haré».

Y para cada día, te propongo que te repitas un mantra en relación a tu objetivo. Así pues, si deseas correr, imagina que ya lo haces, cual es tu experiencia y el resultado de la misma, y luego te dices a ti mismo: «Yo disfruto corriendo cada día».

A base de repetirlo estarás asfaltando la autopista a tu mente -consciente y subconsciente- que te predispondrá positivamente para el día siguiente.

Te invito a pasar a la acción. Decide salir a correr. Hazlo cada día. Busca tu propia ancla cuando estés corriendo y durante una semana, utiliza el mantra que hayas elegido. Y, después de una semana, me encantaría que me cuentes qué ha pasado…

Recuerda que tus pensamientos y creencias son los ladrillos que construyen tu propia realidad. 

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

¿Cómo desarrollar el hábito de la autodisciplina?

Como desarrollar el hábito de la autodisciplina Vital Coaching Barcelona

Una de las habilidades más importantes a desarrollar en la vida, es la habilidad de la autodisciplina. Esta es como un súper poder que, cuando empiezas a usarlo te permite crear, cambiar y mejorar hábitos, por ejemplo:  comer saludable, meditar, escribir, dejar de fumar, hacer ejercicio, ponerse en forma, correr maratones e incluso pensar en más maneras de ganar dinero.

Sin embargo, si no desarrollas la autodisciplina, y te dejas llevar en cada momento por la inercia, es posible que, sin darte cuenta, crees ciertos hábitos que te causen dificultades. Por ejemplo: problemas de salud, distracciones,  cosas que se acumulan y te agobian, problemas financieros, desorden, y muchas otras cosas negativas.

Para el éxito y la felicidad, el hábito de la disciplina, es una habilidad fundamental a desarrollar. El problema es que la mayoría de las personas no saben ni por dónde comenzar. ¿Quieres saber cómo desarrollar el hábito de la autodisciplina? Veamos cómo…

5 Claves para desarrollar el hábito de la autodisciplina

Estas 5 claves te permitirán desarrollar el hábito de la autodisciplina. Espero que te ayuden e inspiren a desarrollar este maravilloso poder.

Cómo desarrollar el hábito de la auto disciplina

1- Encuentra motivación

Muchos de nosotros nos hemos resistido a pensar que nos falta autodisciplina. Darse cuenta de su importancia, es el primer requisito para crearla.

De modo que, si te das cuenta de que “algo” no te funciona, necesitas hacer algo diferente. Porque ignorar los problemas sólo empeora las cosas, y causa mucho dolor, también tratar de ser auto disciplinado sólo a medias te hará sentir mal contigo mismo. Para superar esta dificultad, necesitas desarrollar una intención sincera sabiendo que tu éxito depende de ti y de tu auto disciplina.

La primera pregunta es: ¿cómo te motivas para tu propia disciplina?

Para empezar, podrías decirte algo así como: “Yo soy capaz, disciplinado, y feliz avanzo hacía mis metas”

Repite esta afirmación, 7 veces por la mañana, al despertar, 7 veces durante el día, y 7 veces por la noche, antes de dormir. Con esta idea en tu mente, te orientas a:

Te lo cuento con más detalle en los próximos puntos. De momento, te pido que mantengas estas ideas en mente siempre y a medida que practiques. Tomarán cada vez más fuerza en tu interior, hasta que las interiorices. También, y si sientes la necesidad de «parar» y tomar un respiro, podrás conectarte nuevamente con estas ideas, así podrás reconducir la situación, ponerte en marcha nuevamente para, con tu propia auto disciplina, lograr tus objetivos.

Desarrollar el hábito de la autodisciplina Vital Coaching Barcelona2- Realiza pequeñas acciones

Una de las cosas más importantes que puedes hacer para mejorar la autodisciplina es tomar pequeñas acciones. Puede ser abrumador abordar proyectos enormes, así que lo mejor es que no lo hagas. En lugar de eso, enfréntate a acciones fáciles, cosas pequeñas a las que no puedas decir que no.

¿Quieres correr? Hazlo por 10 minutos. ¿Tienes que hacer un informe? Prepara la estructura de lo que vas a escribir. ¿Tienes que pintar la casa? Empieza por el baño. Mejorarás tu auto disciplina si te concentras en tareas pequeñas, y divides los proyectos grandes en tareas pequeñas…

3- Entrénate en la incomodidad

Una de las razones por las que no tenemos auto disciplina es porque huimos de las cosas difíciles e incómodas. Preferiríamos siempre hacer las cosas fáciles, cómodas y familiares.

Entonces en lugar de enfrentar nuestros proyectos difíciles o incómodos, nos topamos con distracciones, videos y juegos. Y esta huida de la incomodidad es lo que impide avanzar y lograr objetivos.

Haz una pequeña tarea y empújate hacia la incomodidad. Mira cómo te sientes. Aprende a relativizar tus problemas, y date cuenta de que no es el fin del mundo. Nota que eres lo suficientemente fuerte como para manejar las molestias, y que tus resultados merecen la pena. El entrenamiento será fundamental, y cada avance retroalimentará el siguiente. Tu objetivo está cada vez más cerca de ser logrado, aumentarás así tu motivación y energía, disfrutando cada vez más.

Desarrollar el hábito de la disciplina Vital Coaching Barcelona

4- Enfócate en ti, piensa en los otros

Cuando te encuentres en medio de un proyecto, profundiza en cuál es tu motivación. Te darás cuenta de que,  haciendo tu trabajo, ejercicio, meditación, etc., tú eres la causa de tu propia motivación, y que también lo son las personas que a ti importan. Porque tus logros y éxitos te hacen más dichoso a ti, y también a aquellos a quienes amas. Piensa sobre ello, y:

  • Mantente saludable no sólo por ti mismo, sino también por otras personas que se benefician de tu bienestar.
  • No medites sólo para conseguir tu propia paz, sino también para ayudar a otros a encontrarla.

Así te beneficias, a la vez que beneficias a otros. Y este beneficio para los demás, te generará motivación, felicidad y éxito. Te gratificarás por ello, y celebrarás, con más motivos, todos tus éxitos.

Hábito auto disciplina Vital Coaching Barcelona

5- Busca apoyo

No estás solo en esto. Tienes familia y amigos que pueden ayudarte. Forma un equipo de apoyo comunicándote con las personas que te rodean y pidiéndoles su ayuda. Lamentablemente, muchas personas se saltan esto porque se avergüenzan de su falta de disciplina.

Sin embargo, si muestras tu dificultad a personas que te quieren, en realidad te van a querer más, confiarán más en ti y se relacionarán más contigo. Así que no tengas miedo de que los demás te vean vulnerable. Todos lo somos y en cierto punto, mostrarnos así nos hacemos más fuertes, cercanos y exitosos.

Te puede interesar:  El poder de la vulnerabilidad, un divertido y brillante vídeo en el que Rene Brown habla sobre el poder de la vulnerabilidad, y en el que explica como este puede ser la conexión que da sentido a nuestras vidas.

Encuentra el valor para pedir ayuda. Déjate apoyar mientras trabajas empujándote hacia la incomodidad, para tu autodisciplina y éxitos. ¡Puedes lograrlo!

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Coach personal Barcelona, vitalcoachingbarcelona.com 

Por qué necesitas un coach cuando has decidido emprender

Si has decidido emprender: ¿te planteas si necesitas asesoramiento de un coach y/o mentor?

Comenzar un nuevo proyecto o un nuevo negocio, es un salto emocionante que implica retos; uno de ellos es la soledad del emprendedor, aún así tampoco tienes por qué sentirte solo/a, estoy convencida de que tienes mucha gente a tu alrededor encantada de apoyarte y ayudarte en lo que les sea posible. Y eso, te llenará de fuerzas para apostar por tu idea.

por qué necesitas un coach para emprenderSin embargo, también es importante que valores cuántos de esos amigos o familiares han comenzado un emprendimiento como tú vas a hacer. Probablemente muy pocos. Y eso puede convertirse en una dificultad: pues aunque contarás con su valioso apoyo, en realidad, muchas veces, ellos no pueden aportar el conocimiento que necesitas. ¿La solución? Un coach y/o mentor de negocios que te aporte esos conocimientos.

Te puede interesar: En este otro artículo, te contaba Descubre para que sirve un coach 

Por qué necesitas un coach para emprender

Un coach o un mentor de negocios será de gran ayuda, pues te brindará su conocimiento para que puedas construir tu propio negocio sobre unos pilares sólidos. Un coach, además te acompañará en tu propio proceso de auto conocimiento personal, ayudándote a superar obstáculos, gestionar tus miedos, creencias limitantes, y cualquier otra dificultad que pueda estar limitando tu proyecto.  Un coach con sus conocimientos, recursos y experiencia, será tu mejor guía, para con mirada externa, proporcionarte claves esenciales para tu éxito.

Además, de esta valiosa ayuda, un coach mentor, te ayudará en los asuntos más técnicos en la construcción de tu proyecto. Por ello, y para que pueda ser tu mentor profesional, considero que es importante que tu coach sea además alguien que ha fundado o administrado su propio negocio con éxito; alguien que además de tener las habilidades para acompañarte, ya haya recorrido el camino que tú quieres comenzar; alguien que pueda aprovechar su experiencia en tu acompañamiento.

Ventajas de contar con un coach al emprender

  • Crecerás de forma sostenible

Un mentor no solo será bueno en tu etapa inicial como emprendedor. De hecho, quizá te sorprende si te digo que, una vez que un emprendedor comienza a ver resultados positivos en su proyecto, pueden pasar dos cosas: llega la estabilización o crecen demasiado rápido.

Puede sonar atractivo eso de crecer rápido, pero no lo es tanto. El crecer muy rápido, si no creas la estructura previa, puede acarrear graves problemas y dificultades en en la gestión, que aboquen al fracaso. Algunos lo llaman «morir de éxito»,  y esto es algo que a muchos les ha pasado.

Un coach y/o mentor, además de ser una excelente ayuda en la etapa inicial, te ayudará a identificar si tu proyecto se está expandiendo de forma segura.

  • Aprenderás de marketing

A menos que tu proyecto o negocio tenga relación con el marketing, es probable que no sepas qué es el SEO y que aplicándolo en la web de tu negocio, las oportunidades se disparan. Las claves del marketing on line, la optimización de los recursos a emplear, así como la gestión eficiente del tiempo, serán claves para tu éxito.
Estos y muchos otros, son el tipo de claves y aspectos delicados del marketing que un buen coach te ayudará a conocer, comprender e implementar. Cada negocio es un mundo, y cada negocio necesita un enfoque muy propio… es ahí donde un buen mentor te dará claves, soporte y dirección.

Además, y para que tu idea o marca llegue a tu público -cliente final-, necesitarás que tu web cautive, transmita tus valores y objetivos, para así alcanzarlos. Necesitarás refinar tu presentación o la de tu marca, pulir cualquier charla que debas exponer, etc… Un coach será tu mejor aliado para  ayudarte a exhibir tus habilidades y convertirlas en tu ventaja competitiva.

Si estás en el inicio de la aventura del emprendimiento, ¡enhorabuena! Tienes por delante una maravillosa experiencia que, con seguridad, te ayudará a crecer a todos los niveles. 

No es un mundo fácil, te hablo desde la experiencia. Pero te aseguro que bien merece la pena. Mi consejo es que aproveches todos los recursos que tienes a tus disposición, en mi caso, el acompañamiento de un mentor supuso un antes y después, en cuanto a aprovechar todos esos recursos al máximo y avanzar con paso firme y seguro hasta alcanzar mi sueño… ser ahora yo quien puede ayudarte a ti en este proceso. 

Beatriz-Palá-Calvo

Si quieres, entonces…

Puedes 

Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Coach personal Barcelona, vitalcoachingbarcelona.com