Entradas

Suelta la exigencia, toma la excelencia

¿Qué es la exigencia?

Exigencia-VitalCoachingBarcelona_Felicidad-TendencialLa exigencia es el miedo a la imperfección, a no estar a la altura. Ese miedo, puede ser un aliciente para lograr nuestros objetivos, pero en exceso puede generar bloqueos que nos conduzcan a una perdida de eficacia, inspiración, alegría y entusiasmo. En estos casos, lo que suele pasar es que en vez de tener resultados satisfactorios, se vive en permanente estado de frustración sin materializar lo que tanto se desea y no se llega a alcanzar. Esta es una dificultad muy común para un gran número de personas.

La sociedad se muestra urgente, y entre nuestras prisas nos perdemos, a veces con grandes objetivos sin desglosarlos, o siendo estos muy dispersos (falta de definición y concreción). Por añadidura, la urgencia, muchas veces, trata de subsanar estas dificultades, acrecentándolas.

Imagen cortesía de https://www.taringa.net, todos los derechos reservados

La exigencia persigue la felicidad, sin embargo nos la aleja y dificulta su encuentro.

Nos ocurre a menudo, a mí personalmente me ha pasado en un sinfín de ocasiones, y de hecho aún debo estar vigilante para gestionar mi exigencia, con cautela y conciencia. Lo observo también en la mayoría de las personas con quienes trabajo y acompaño en sus procesos de coahing.  Muchas veces, además la exigencia crea en las personas una necesidad cada vez mayor de tener todas la situaciones bajo control. Como esto es prácticamente imposible, los resultados adversos del control sólo generarán más ansiedad, estrés y frustración.

6 pasos para transformar la exigencia en excelencia

Hace ya un tiempo, te hable de la Autoexigencia y estrategias para soltarla. Si quieres, te invito ahora a complementar la lectura de este artículo con este ya publicado, , que contiene estrategias para soltar la autoexigencia.  «Autoexigencia: ¡Suéltala! 

En esta ocasión daré un paso más, para que transformes la exigencia en excelencia.

Muchas veces se habla, en diferentes entornos sobre exigencia y excelencia. Estos dos conceptos, que suelen estar aparejados, son en realidad muy diferentes. Cuando se habla de exigencia se busca la perfección, mientras que en el caso de la excelencia, lo que se pretende es hacer lo que se hace lo mejor posible. Con los 6 pasos y 8 claves, tendrás pautas para transformar la exigencia en excelencia:

1- Toma conciencia de tu exigencia

Con frecuencia escuchamos la palabra exigencia en frases del tipo: “soy muy exigente conmigo mismo”. En ocasiones se pronuncia esta frase con un cierto orgullo, especialmente cuando la persona cree que este es uno de sus puntos fuertes. Puede que sea así, si bien debemos medir bien ese grado de exigencia, antes de entrar en valoraciones. Un exceso de exigencia lo convertirá en un punto débil y de mejora, y no en uno fuerte. Entonces será muy importante revisarlo y gestionarlo positivamente, como medio para el logro eficiente  y exitoso de cualquier objetivo.

¿Qué hacer? 

Para valorar tu nivel de exigencia, deberás previamente ser perceptivo, y darte cuenta de si tu grado de exigencia es un inconveniente o una ventaja para ti. Lo sabrás por los resultados que obtienes en tu vida. Te pido que no lo midas sólo por tus logros a los ojos del mundo. Es decir, si eres el número uno en ventas en tu empresa pero tienes taquicardias, no deberías considerarlo un éxito, al menos no en un sentido integral de vida.

Estaremos de acuerdo en que el éxito implica alcanzar nuestras metas en un equilibrio de vida, y en sus diferentes facetas. Para calibrarlo, te doy dos ideas:

  • Idea 1: Puedes pensar o preguntar a otras personas si desearían cambiarse por ti. Yo lo hago con mis clientes, y nos funciona. Cuando me quiero cambiar por ellos, entonces sí, vamos bien…
  • Idea 2: Si te juzgas más duramente de lo que lo harías con la persona que más quieres en el mundo -en tus mismas circunstancias-, entonces tienes un alto nivel de exigencia.

2- Acepta y transforma tu imperfección 

La exigencia busca la perfección, que realmente no existe. Es así, y debes tener muy presente que la perfección no está al alcance del ser humano, es mas; a la exigencia ni se la desea, ni se la espera. ¿Conoces a alguien perfecto? Yo no, y honestamente si existiera no sé si desaria conocerlo, probablemente le faltaría empatía, y tal vez también humanidad. Y es que… nuestras imperfecciones nos acercan y nos permiten ponernos en la piel del otro, comprenderlo y amarlo «tal como es». Cuando lo hacemos, también lo hacemos con nosotros mismos.

En realidad aprendemos de nuestras imperfecciones, también a superarlas en el camino de nuestra vida. Yo creo además, que cuando estemos para «cumlaude» ya no estaremos aquí, sino en otro plano. Nos vemos ahí, pero de momento, seguimos aquí, gestionando nuestras imperfecciones, del mejor modo que sabemos, y a ser posible, disfrutando tanto como sea posible a cada paso dado. Para mí, este es el reto, y también la gran oportunidad que la vida nos brinda.

Si deseamos aprender de nuestras imperfecciones, necesitaremos antes aceptar y comprender que en nuestra imperfección, somos perfectos. No significa esto que te resignes, tampoco que no debas cambiar ni mejorar, sino que se trata de aceptarte así; «tal como eres». Este es el punto de partida para el cambio, sin resistencias y con opciones reales de éxito, felicidad y bienestar; un requisito indispensable para lograr tus metas.

¿Qué hacer?

  • Abraza tu sombra: Decía Carl Jung: ‘Lo que niegas te somete, lo que aceptas te transforma.’ y al ejercicio de aceptación del ser le llamó  «abrazar la sombra»  Abrazar la sombra significa reconocer y aceptar nuestro lado oscuro: sentimientos de envidia, dolor, frustración, rechazo, ira, etc… Cuando miras de frente a tus miedos estas conectando con el amor de todo su ser, en él habita la luz y también la oscuridad; son nuestras luces y sombras. No se trata de que te identifiques con tu sombra, sino que la aceptes como parte de tu ser. Vencerás así las resistencias que te atan, y transformarás tus dificultades en fuerza para tu vida.

Para ello, te recomiendo que te mires al espejo, y una vez identificada tu sombra, te repitas esta frase, hasta que sientas amor por todo tu ser:

«Aunque siento miedo/ira/dolor/impotencia/rencor,… me acepto total y completamente»

  • Gestiona tu dialogo interno: Otra forma muy fácil y efectiva de gestionar tu mente y dejar atrás su habitual auto boicot contra el corazón, es practicar la gestión del dialogo interno.

En este artículo te explico como hacerlo: Gestión del diálogo interno.

VitalCoachingBarcelona-Exigencia-Excelencia
Photo by Jeremy Bishop on Unsplash

3- Transforma tus limitaciones

La exigencia, esconde muchos matices, también muchos motivos subconscientes, a los que llamo «hilos invisibles». Muchas personas dicen que solo con mucho esfuerzo se pueden lograr resultados. Otras dicen que si se exigen mucho, entonces tendrán el éxito y el reconocimiento que tanto ansían. Así serán «importantes». Me pregunto importantes ¿para quién? Digo esto, porque este es otro hilo del que tirar, y tiene que ver con nuestros orígenes familiares. Muchas veces, la importancia y reconocimiento que se desea y pretende, es un intento por lograr lo que no se obtuvo de los padres. Eso también, en muchas ocasiones conviene revisarlo. Al hacerlo, nos liberamos.

Sea como sea, e independientemente del origen, hablamos de creencias limitantes Estas viven en nuestra mente como una verdad absoluta y, siempre se acaban materializando. ¿Son ciertas? Personalmente, creo firmemente en el principio de «acción –> reacción», y, por tanto en el caso del esfuerzo creo que las cosas no llegan si previamente no ha habido una siembra. Ahora bien, ¿Qué sembramos? Puede ser; esfuerzo extremo en exigencia y urgencia, o un esfuerzo medido y eficiente. Cuando pasas del primero al segundo, los resultados son sorprendentes.

¿Qué hacer?

  • Transforma tus creencias limitantes: Para transformar «algo», primero debes saber de qué se trata. Y puesto que las creencias limitantes no siempre se conocen a nivel consciente, necesitamos estar atentos a nuestros pensamientos.

Obsérvate por un momento ¿que te dices a ti mismo? ¿crees que tus pensamientos son favorables o desfavorables para tu vida, felicidad y la consecución de tus objetivos? Lo más probable es que no te ayude. Así funciona nuestra mente, y si quieres hacer algo diferente, necesitarás trabajar para transformar tus creencias limitantes en potenciadoras. En este artículo, te explico como hacerlo: ¿Sabes que son las creencias limitantes?

  • Actúa: Para hacerlo antes requieres organización, claridad, acciones planificadas y una cierta estrategia.

Para realizarlo paso a paso, te recomiendo la lectura de mi libro FELICIDAD TENDENCIALConéctate y potencia tu vida.   

También puedes leer este artículo ¿Cómo crear la actitud del éxito? 

Beatriz-Palá-Calvo-exigencia-excelencia
Photo by Kalen Emsley on Unsplash

5- ¿Hablamos de excelencia?

Las personas que buscan la excelencia, viven cada experiencia y cada tropiezo no como un fracaso, sino como el germen de un nuevo aprendizaje. Su motivación está siempre activada, y aunque pueden ser precavidos, no tienen miedo a experimentar porque saben que son capaces de reponerse con facilidad. En este sentido, se convierten en ágiles deportistas de la vida; saben moverse a buen ritmo y también levantarse de las caídas. Debido a su práctica, tienen entrenado el músculo de la confianza. Es por ello, que las personas que están orientadas a la excelencia suelen ser más creativas, pues buscan siempre mejorar y están abiertas a la inspiración y al cambio. Suelen ser además, personas comprometidas que buscan hacer lo mejor posible dentro de las opciones que se les presentan en cada momento de la vida.

¿Qué hacer?

  • Conoce tu punto de equilibrio: Para alcanzar ir hacía la excelencia, se requiere buscar el punto de equilibrio que te permita dar lo mejor de ti mismo, sin caer en la frustración de la exigencia en su búsqueda por la inalcanzable perfección.
  • Supera los miedos que boicotean tus miedos: Concreta, planifica, persiste y crea nuevos hábitos.

En este artículo, te cuento como hacerlo: Causas que te boicotean e impiden cumplir tus sueños

  • Se flexible
VitalCoachingBarcelona-Exigencia-ExcelenciaPhoto by Fezbot2000 on Unsplash

6- Practicando la flexibilidad

Para soltar tu exigencia y transformarla en excelencia, debes practicar la flexibilidad, sabiendo que nada es blanco o negro, sino que existen una amplia amalgama de colores, con muchos ángulos y visiones sobre un mismo asunto. Toda situación tiene la interpretación de la mirada de quien lo ve, y eso tiene que ver con nuestras creencias. Estas son la realidad subjetiva que cada uno de nosotros damos por valida, y a lo que la PNL (Programación Neuro-lingüística) llamo mapa, expresándolo con una de sus máximas premisas: «el mapa no es el territorio». Entendemos por «mapa» nuestra interpretación personal de una amplia realidad, tan infinita como lo es el universo y sus infinitas variantes y posibilidades- el «territorio».

Es por ello, y con esta comprensión, por lo que sabemos que la práctica de la flexibilidad en los diferentes entornos de nuestra vida, activa nuestra creatividad, mejora las relaciones y nos convierte en personas más despiertas, audaces y entrenadas mentalmente para el cambio. Nos sentimos entonces más fuertes, seguros y confiados, y por tanto con mayor capacidad para crecer personal y profesionalmente. Como profesionales flexibles, tenemos más capacidad para delegar, trabajar en equipo, cohesionarlos, alcanzar y superar metas de una forma mucho más eficiente y feliz.

¿Qué hacer?

  • Ejercicios para potenciar tu flexibilidad: Prueba a hacer una cosa diferente cada día.

Por ejemplo, cámbiate el reloj de mano, vuelve a casa por un lugar diferente, prueba un plato de comida nuevo, saluda o habla con una persona nueva, etc… Pequeñas micro acciones contribuyen en tu vida, generando grandes cambios en otros ámbitos. Pruébalo.

  • Ponte en el lugar del otro: Imagina cómo te sentirías si hubieras vivido la vida de una persona que conoces: sus orígenes familiares, historia de vida, circunstancias, contexto, etc… Hazlo, imaginando que es la persona que más quieres en el mundo.

Empatiza con esa persona, luego admira lo positivo que tiene, valora sus méritos y conecta con los dos lados de su ser; el de la luz, y también el de la oscuridad. Estarás haciendo lo mismo contigo, integrar lo que eres con la buena mirada del amor que une y fortalece.

Y, si quieres puedes leer este articulo: Como desarrollar la empatía en tres sencillos pasos

8 claves para la excelencia

  1. Deja de competir con los otros. La mejor y única competencia positiva, es con uno mismo, y cada día es una oportunidad para superarte.
  2. Oriéntate a hacer lo mejor que sabes en cada momento.
  3. Evalúa tus avances respecto a tus objetivos.
  4. Felicítate por tus logros y celebra tus éxitos, hazlo mientras disfrutas de tu camino hacia la excelencia. Te dará fuerza, energía y mucha motivación.
  5. Activa tu flexibilidad, revisando tus objetivos y plan de acción con propuestas pro activas que motiven tu excelencia. Anticípate y atrévete a experimentar con tus decisiones. Eso sí, te recomiendo que lo hagas así, siempre y cuando no suponga un riesgo mucho mayor del que puedes o estas dispuesto a asumir.
  6. Plantéate retos estimulantes y que te apasionen realmente.
  7. Da seguimiento a tu excelencia; midiendo, calibrando y equilibrando tus esfuerzos acordes a tu nivel de excelencia óptimo. Si detectas que estás próximo a la exigencia, date un respiro para «parar y pensar» En ese caso, necesitarás invertir un poco de tu tiempo para así obtener mucha rentabilidad, eficiencia y felicidad.
  8. Y por último, si de verdad quieres transitar el camino hacía la excelencia, es imprescindible que te conozcas. Solo desde el auto conocimiento consciente, comprendiéndote, acogiéndote y amándote, podrás soltar la  niveles exigencia para abrazar así la excelencia: tu excelencia.

¡ Merece la pena !

Si quieres, entonces…PUEDES

Beatriz PaláSi quieres trabajar de forma personalizada
Nos vemos
Reserva YA tu primera «sesión de diagnóstico gratuita», sin compromiso alguno.

 ¡ Apuesta por TI !

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de felicidad…

“Si buscas resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo»  Albert Einstein

Los 5 miedos que impiden que alcances el éxito en el trabajo

Si hay algo que puede impedirte alcanzar el éxito en el trabajo, lograr tus metas y avanzar, ese es el miedo del que tantas veces hemos hablado…

exito en el trabajo

El miedo supone un freno que evita que puedas desarrollar todo tu potencial en el ámbito laboral. E irremediablemente, este hecho tiene como consecuencia que no puedas sentirte bien contigo mism@.

Hoy quiero hablarte de nuevo del miedo. Concretamente quiero centrar el post de hoy en identificar cinco miedo habituales que frenan tu crecimiento el trabajo.

Los 5 miedos que impiden que alcances el éxito en el trabajo

1- Miedo al fracaso

Este es, sin ninguna duda, uno de los miedos más frecuentes y habituales en profesionales y emprendedores. Y se presenta, sobre todo, cuando hay una gran necesidad de reconocimiento a cualquier precio o cuando se tiende al perfeccionismo.

El miedo al fracaso, con frecuencia nos paraliza, impidiendo que tomemos decisiones para así evitar equivocarnos. Si lo observas, es precisamente este miedo el que anticipa el temido fracaso, y el que hace que realmente llegue.

Sin acción no hay resultados

En solitario y por uno mismo, no siempre es evidente saber como gestionar y superar este miedo al fracaso. Muchas veces, se requiere de una introspección profunda que ayude a identificar los motivos de este miedo. Una buena ayuda profesional externa puede ser de gran ayuda en estos casos. El objetivo es liberarse de este miedo, al mismo tiempo que se elabora y activa un plan de acción coherente y motivador. Y de momento, y para tu propia auto gestión, puedes preguntarte: ¿Que es lo peor que puede pasarme si fracaso? y, ¿Que es lo mejor que puede pasarme si alcanzo lo que deseo?. Haz balance, y date cuenta de que el único fracaso es permanecer inmóvil, y que el resto es precisamente sacar de los aprendizajes para mejorar cada día, con la motivación y fuerza de nuestros verdaderos recursos en acción.

2- Miedo al cambio

Me atrevería a decir que este es el gran miedo que alberga y propicia todos los anteriores.  Te invito a observarte a ti mism@ para detectar si te cuesta aceptar o hacer frente a cambios, por pequeños que sean; si e generan mal estar nuevas ideas o las ves como una amenaza; si salir de tu zona de confort se vuelve complicado…

Incorpora pequeños cambios en tu vida

La mente se entrena. Y la flexibilidad también. Cuanto más practiques la flexibilidad más ágil serás para gestionar tus cambios. Si realizas pequeños cambios en tu vida, te sentirás más feliz y adquirirás confianza, sabiendo que existen más opciones de las que inicialmente pensaste. En este post te hablaba de ello, con propuestas fáciles para el día a día. Además, y antes de realizar un cambio que tenga grandes implicaciones en tu vida, deberás evaluarlo con rigor y también con un cierto margen de riesgo, sabiendo que siempre existirá y que siempre puedes medir. Entonces, y cuando apuestas por la vida, lo haces también por ti mismo. Juegas así con la vida y a favor de ella.

3- Miedo al rechazo

Aquí entra en juego el archiconocido «qué dirán», «qué pensarán»… Y lo vemos en miedos tan habituales como el miedo a hablar en público, a hablar en un idioma que no controlamos al 100%, etc. Este miedo además de tener su propio origen y razón de ser -a revisar y trabajar- , la mayoría de las veces, se alimenta del juicio crítico hacía los demás. Cuanto más duro seas con otras personas, de pensamiento y de palabra, mayor será tu juicio hacía ti mismo, y por tanto tu miedo al rechazo, hacer el ridículo, etc…

 Admira a los demás

Un buen ejercicio para reducir el miedo al rechazo o el juicio ajeno, es primero quitarlo uno mismo del resto de las personas. Para ello, fíjate en lo bueno de otras personas, y admira sus méritos. Si tienes miedo a presentar en público, admira a todos quienes lo hagan. Reconoce su mérito, también sus imperfecciones.No conozco a nadie que critique que esté bien consigo mismo, y sólo aceptando a los demás -quienes muchas veces nos hacen de espejo de nuestros propios miedos- nos aceptamos a nosotros mismos.

4- Miedo a no llegar a final de mes

La crisis ha potenciado, sin duda, este miedo. Este miedo aparece casi por instinto de la necesidad de proteger aquello que nos permite vivir.

¿Cuántas veces te has aferrado a un trabajo que no te llenaba?, ¿o cuántas veces has sentido este miedo al mirar tu cuenta corriente?

 Piensa en lo que si quieres

Sea cual sea tu momento actual, serán tus pensamientos los que creen tu realidad. Si crees que tienes que conformarte, sientes miedo por no tener suficiente dinero, o crees que puede ser peor que ahora, entonces estás creando tu escenario perfecto para mantener tus miedos activos. Y, puesto que el miedo es la antesala de las premoniciones que tanto teme, es necesario cambiar los pensamientos de miedo por los de nuevos objetivos. Y este es el reto al que la vida nos invita, mantener el temple frente a la tempestad. Y sé bien que aún pareciendo sencillo puede resultar muy complejo, pues como la «fe», es intangible en el momento presente, y requiere de mucha persistencia y perseverancia. Sobre ello habla magistralmente el biólogo molecular Joe Dispenza en este artículo «Tu mente crea tu realidad».

5- Miedo a perder poder en la empresa

A todos nos gusta tener y sentir que ejercemos cierto poder o influencia en nuestro trabajo. Y eso no es malo. El problema llega cuando el miedo a perder ese poder nos impide avanzar. Y es proporcional la necesidad de poder e influencia con la grandeza del miedo. A mayor necesidad de poder, mayor será el miedo.

 ♣   Tus logros 

Lista tus logros ya alcanzados. Y los tienes. Escribe que cosas ya has logrado por las que te sientas orgulloso de ti, te hayan felicitado otras personas, o dicho que has hecho bien. Si te cuesta poner atención en ello, pregunta a personas que te aprecien, para que te contesten con sinceridad. Sabiendo y reconociendo de lo que ya has sido capaz, tendrás fuelle para tirar de tus puntos fuertes y lograr nuevos logros. Y, recuerda que el poder no es lo que mide tu valía, sino la forma en como la ejerces. Para ello, disfruta con lo que haces, o encuentra motivos para ello. Sonríe y sé generoso activando tus pensamientos de admiración hacía otros, activando así tu confianza, felicidad y éxitos. Y, como explica Harvard, cuanto más felicidad, mayores son los éxitos…

¿Te sientes identificad@ con alguno de estos miedo?, ¿crees que también a ti te está paralizando e impidiendo que alcances el éxito en el trabajo?

Me encantará conocer tu experiencia, descubrir cómo le has hecho frente o si has descubierto ahora estos miedos…

Vital-Coaching-Barcelona-Gratis

Si quieres conocer cómo

 contáctame y…nos conocemos

En una primera «sesión de diagnóstico gratuita«, sin compromiso alguno.

 Te cuento COMO y EN QUE puedo ayudarte

En Vital Coaching Barcelona, tienes la oportunidad de avanzar de una forma única en el camino hacía tus objetivos de profesión y vida.

Coach personal Barcelona, vitalcoachingbarcelona.com